El modelo africano de TIC y el caso de la venta de ETB

El modelo africano de TIC y el caso de la venta de ETB

Se escogió aquí un modelo privatizador y retrógrada sobre uno que promueve el desarrollo.

28 de marzo 2017 , 12:00 a.m.

En Colombia no hay política pública de telecomunicaciones. Limitando el papel del Estado a regular el sector –por la Comisión respectiva–, se dejaron al interés de los grandes operadores de aparatos celulares, que la cooptaron, los parámetros que lo rigen. Así, la telefonía móvil se ha convertido en paradigma para cualquier análisis, en detrimento de la telefonía básica, incluyendo la internet de banda ancha fija.

Es la estrategia implantada en África, según datos de Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT): en tanto en Estados Unidos hay 2,7 personas por teléfono fijo, en Tanzania, que nunca construyó infraestructura, hay 719. Por lo anterior, en la superpotencia el número de teléfonos móviles por aparato fijo es de 1,83 y en el país africano es 120 y, mientras que en el gigante americano hay 31 personas con conectividad en red fija por cada cien, en Tanzania son 0,2.

En los países desarrollados las modalidades fija y móvil son complementarias. Por el contrario, en los ‘en vías de desarrollo’, como nos cataloga el alcalde Peñalosa, la segunda se pone como sustituta de la primera. Con estos criterios se configura un modelo TIC, privatizado, móvil y prepago, que jerarquiza el consumo de aplicaciones y promociones de voz, sobre uno que soporte la producción, avance el conocimiento y apoye el desarrollo científico. Esta tesis ha sido ‘caballito de batalla’ de expertos como Nicola Stornelli.

La argumentación de los promotores de la ETB como Alberto Carrasquilla, Caballero Argáez y Palacios Mejía, con Peñalosa y Jorge Castellanos a la cabeza, en línea con el intento de Samuel Moreno en el 2009, se funda en el modelo tanzano antes que en el norteamericano o sueco, en cuya capital, Estocolmo, la empresa estatal municipal Stokab, con una red de fibra equivalente cercana a 30 veces la circunferencia del planeta, es huésped de principales firmas tecnológicas y prototipo en la Unión Europea y la Ocde.

Esta última institución afirmó en el 2015, en razón de la ingente inversión en fibra que puede demandarse en el futuro: “¿Serán suficientes las fuerzas del mercado en una era de banda ancha ultrarrápida o es esencial una mayor intervención pública?”. Los privatizadores criollos imitan a las islas Comoras, Zambia, Botsuana y Benín, únicos países que han privatizado sus telecomunicaciones desde el 2011, a contramano de Nueva Zelanda, Australia e Israel que refuerzan iniciativas públicas y hasta de Colombia donde la compañía mixta, Colombia Telecomunicaciones, recibirá otra recapitalización estatal más por $ 1,5 billones.

La subasta a la barata de ETB se va gestando en el marco de una concepción retrógrada

La subasta a la barata de ETB, encomendada a la firma JP Morgan, seleccionada a dedo para tal oficio, en el marco del derecho privado y con contrato en inglés, como acaeció con CB& en Reficar, se va gestando en el marco de la retrógrada concepción descrita y dentro de la peor gestión histórica en el 2016 cuando, a septiembre, sus activos, en comparación con el 2016, ¡se habían reducido en más de $ 580.000 millones –en pesos constantes– y el patrimonio en otros 414.000 millones! Al tratarse de tan encumbrados gerentes, los organismos de control deben averiguar si hay dolo en este enorme disparate, en particular porque impacta a la baja el valor final de la eventual transacción –hacia precios de ‘zapatos viejos’–, cualquiera sea el método por el cual se valore.

Las secuelas pueden agravarse si el comprador es alguno de los operadores con posición dominante, los mismos que, al finalizar el tiempo de la concesión, no han devuelto equipos por valores superiores a cerca de diez billones de pesos (2017) ni los han pagado al Estado, y a quienes, a propósito de la próxima subasta de la banda baja de 700 MHZ, se les levantarán límites de usufructo impuestos a otras compañías. El cálculo del daño que causan al bienestar del consumidor, por ocho billones de pesos (Fedesarrollo 2013), incrementará si se toman por asalto el primer mercado del país.

Infortunadamente, a la par que se fragua tan descomunal lesión al porvenir y patrimonio público de millones de bogotanos, el ministro de la rama anda perdido en la luna de la politiquería.

AURELIO SUÁREZ  MONTOYA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA