¿Dejaremos que se repita la historia?

¿Dejaremos que se repita la historia?

No tomar medidas más drásticas sería un error que lamentaríamos.

30 de abril 2018 , 12:41 a.m.

Parecía que había quedado atrás la época oscura de 10 años de revaluación que tanto daño le hizo al país; fue un periodo de apreciación del peso muy largo, que implicó la pérdida de miles de empleos y el cierre de numerosas empresas, no solo exportadoras, sino de las que tuvieron que competir con productos importados a precios irrisorios. Como siempre, hay ganadores y perdedores, pero el balance fue negativo para la economía del país.

Bienvenida la riqueza que provenga de ganancias en productividad, pero en Colombia las mejoras en productividad han sido mínimas, cuando no negativas. Una tasa de cambio revaluada, como la que estamos empezando a evidenciar, es un golpe a la competitividad. El costo laboral viene subiendo por encima de la inflación, y la revaluación lo incrementa aún más, cuando se mide en términos de dólares. Solo en la floricultura, por cada 100 pesos que baje el promedio anual de la tasa de cambio, los ingresos disminuyen en 140.000 millones.

Aspiramos a alcanzar un crecimiento económico sostenido de al menos 5 % anual, para lograr un verdadero impacto en la disminución de la pobreza y de la desigualdad. Venimos de un crecimiento modesto del 1,8 % el año pasado y esperamos este año llegar escasamente al 2,5 %. En lo corrido del año, la revaluación ha llegado hasta el 10 %, y podría convertirse en una estocada letal para el sector productivo que daría al traste con la aspiración de un mejor desempeño económico. La corrección que tuvo la tasa de cambio hace tres años dio un respiro a muchas empresas que ya habían agotado sus posibilidades de mejoras en productividad, y estuvo lejos de representar una bonanza para los exportadores que apenas se recuperaban.

Nuestra política monetaria ha sido motivo de orgullo, con la flotación del peso como mecanismo para absorber los choques externos. Sin embargo, hay factores que no se pueden dejar de lado y simplemente aceptar que nuestra tasa de cambio es el reflejo de las fuerzas del mercado.

Es hora de que abordemos con decisión factores que tienen que estar incidiendo en la tasa de cambio. Noticias recientes deberían llevar a las autoridades a tomar medidas de fondo, como es el caso de las exportaciones de oro, que superan la producción. Puede haber varias respuestas, pero el lavado de dólares tiene que ser una de ellas. El incremento de los cultivos de coca casi al triple tiene que representar un incremento similar en el lavado de dólares. Como escribió Fanny Kertzman hace algunas semanas: “Colombia puede ser el único país en donde la cotización paralela de la divisa se ha mantenido por debajo del precio oficial”. Tampoco podemos dejar de lado las remesas, que han sido utilizadas por los lavadores mediante el llamado ‘pitufeo’. Por otro lado, la inversión extranjera de portafolio, que se favoreció con medidas tributarias y no genera empleo, es un factor de volatilidad del dólar. Todos estos factores suman y deben incidir en la mayor oferta de dólares. Tampoco se trata de que el volumen de los dólares producto del lavado sea similar al valor de las exportaciones para que tenga incidencia. Este mercado es muy sensible a aumentos en la oferta.

Un balance de los daños causados por el periodo de revaluación anterior podría dar una idea del riesgo que estaríamos enfrentando de continuar esta tendencia, con el agravante de que la mayoría de las empresas han agotado en buena parte sus posibilidades de mejoras significativas en productividad como herramienta de mitigación. No debemos dejar que la historia se repita; no tomar medidas más drásticas sería un error que lamentaríamos.

AUGUSTO SOLANO MEJÍA
Presidente de Asocolflores

MÁS COLUMNAS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.