¿Por quién votar o botar?

¿Por quién votar o botar?

No votaré nunca por extremos, es como tirar de la cuerda por ambas puntas, al fin se rompe.

22 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Mentir es feo y estar obligado a mentir es horrible. Mentir es faltar a la verdad, es prometer hacer cosas que se sabe no se van a cumplir. Para ser elegantes, digamos que los candidatos a la presidencia no son mentirosos sino exageradores. Todos los presidentes en sus campañas han prometido mil cosas que no han cumplido. Lo que ofrecieron lo decían a sabiendas de que no podían cumplirlo. Entonces ¿Mentían? ¿Exageraban? ¿Prometían imposibles?

Compadezco a los candidatos porque están obligados a prometer lo que sea según el auditorio que tengan delante. Los invitan a hablar en todas partes, a todos los gremios e instituciones y no se pueden negar porque perderían votos.

Si es al gremio de los arroceros, les dirán: prohibiré las importaciones de arroz. Si es a los estudiantes: los libros serán gratis y los préstamos educativos sin intereses. Al sindicato de lustrabotas les ofrecerán gratis caja y betún de todos los colores. Si hablan a los antitaurinos les prometerán que se acabarán las corridas de toros. A los taurinos, que las corridas seguirán adelante. Si hablan a los cristianos les dirán que Dios sí existe y a los ateos, que en nombre de la ciencia es imposible averiguarlo.
Si hablan a los grafiteros les dirán que lo suyo, embadurnando paredes, edificios, casas y monumentos de la ciudad, es un arte sublime. Y a los senadores, representantes, gobernadores, diputados, alcaldes, concejales y funcionarios les prometerán que si los agarran en sus fechorías tendrán palacio por cárcel con todas las comodidades y derechos de los hombres libres.

Todos los presidentes en sus campañas han prometido mil cosas que no han cumplido. Lo decían a sabiendas de que no podían cumplirlo. Entonces ¿Mentían? ¿Exageraban? ¿Prometían imposibles?

Dados mis antecedentes conocidos por mis artículos de prensa, muchos lectores me piden consejo por quién votar. Lo que tengo más claro es por quién no votar. No votaré nunca por extremos, es como tirar de la cuerda por ambas puntas, al fin se rompe. O sea, ni por la extrema derecha ni por la extrema izquierda. Como Hitler, Pinochet, Stalin y Maduro por citar solo cuatro dictadores.

Todos ellos han llevado a sus países al caos. ¿O no? Los antiguos decían muy sabiamente: In medio virtus, en el medio está la virtud, lo correcto. No me gustan los políticos que dicen cosas que saben que no son ciertas (o sea que son falsedades), pero que saben que los fanáticos seguidores que los acompañan a ciegas no importa lo que digan, les van a creer.

Por ejemplo, el que dijo que la captura de Santrich demuestra el fracaso de los diálogos de paz. No señor, demuestra todo lo contrario, que el que no cumpla las normas establecidas en los diálogos será castigado. Por ejemplo, el que se devana los sesos para no quedar mal con Maduro después de que antaño lo elogió y ahora no sabe cómo desmarcarse de esa loca tiranía.

Desde luego, no votaré por el que nos obligará a tumbar las selvas para sembrar tantos aguacates que puedan reemplazar el dinero que produce el petróleo. Alguien dijo que los populistas aman a los pobres y por eso los multiplican. Véase Venezuela. Querido, Petro, ¿usted por qué halaga al pueblo diciéndole lo que le gusta escuchar y que usted sabe que no se puede cumplir? Eso no es serio. Yo no votaría por un presidente así. Se me acabó el espacio, votaré por Fajardo.

* * * *

Invito a los amantes de la suprema belleza a mi proyección sobre el desierto de Atacama en el Colegio Champagnat de la carrera 17 n.° 39-B-51, este viernes 25 de mayo a las 7 de la noche.

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.