Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

¿Qué es resiliencia?

Por: ALFONSO LLANO ESCOBAR | S. J. | 8:32 p.m. | 22 de Octubre del 2011

A grandes males, grandes remedios. Cuando aumentan las quiebras y fracasos, los duelos y adversidades viene en nuestro auxilio la resiliencia, vocablo nuevo que, según los entendidos en etimologías, viene del verbo latino salio-salire-saltum, que significa saltar, con el reforzativo re, como prefijo, que acentúa la acción del verbo. Su significado, entonces, sería la capacidad no solo para hacerles frente a las crisis sino de hacer todo lo posible por rehacerse, y pasar a una etapa nueva. Veamos cómo funciona.

El contexto en que nace esta bella y utilísima virtud es el ambiente actual de adversidades y fracasos, quiebras y hundimientos de la personalidad, que coinciden con la poca capacidad para soportar lo adverso. De aquí se sigue el que, tanto algunos adolescentes como algunos recién casados, por cualquier tontería o adversidad, pongan el grito en el cielo y, en lenguaje boxístico, tiren la toalla. Reaccionan tontamente: "¡qué vida tan dura!" gritan. "No soporto esta mujer, o este hombre. No tolero más irrespetos: me voy a separar", y frases por el estilo. Estos pequeños fracasos, vividos como tragedias, suelen venir acompañados o seguidos de estados de ánimo adversos: tristeza, soledad, aburrimiento, tedio, vacío, seguidos de depresión aguda e intento de suicidio. Por falta de resiliencia, de capacidad para superar la crisis y de rehacerse después de ella.

¿Qué sucede en el interior de las personas que sufren un fracaso y no tienen aguante? Que no han sido educadas para hacerle frente a lo adverso, y que se entregan y doblegan ante cualquier adversidad, se les cierra el horizonte y se ven rodeados de noche oscura, que se les antoja definitiva. Ahí es cuando se impone la resiliencia, esa fuerza fundamental en la vida que ayuda a superar las crisis. Aquí es cuando se impone la labor del educador, que le hable al corazón al adolescente y le despeje el horizonte negro, haciéndole ver una luz al otro lado del túnel. "Ánimo, esto pasa. Todos hemos sufrido adversidades y fracasos y hoy estamos en pie. Si tus padres hubieran cedido ante el fracaso, hoy no existirías tú. La mayoría de los seres humanos adultos lo son porque superaron fracasos y salieron (saltaron) adelante y hoy son personas realizadas. Las crisis son ofertas de cambio que nos hace la vida. La depresión es como un día de invierno. Ya pasará y saldrá de nuevo el sol".

Preguntémonos ¿por qué fracasan los matrimonios, especialmente los jóvenes? Por muchas causas, pero una de las más frecuentes es la falta de tolerancia, la falta de capacidad para superar lo adverso, porque no soportan la picadura de un mosco, no saben dialogar como personas maduras, consultar, ceder, perdonar. Por algo más, por falta de verraquera -perdón, me están leyendo monjas- de coraje. Curiosamente, hoy pululan en la sociedad personas con voluntad de gelatina: blandos e inestables, incapaces de reaccionar positivamente, de buscar solución a los problemas en vez de acabar con todo. Arman un escándalo por una insignificancia, levantan una tragedia porque la sopa está fría, o porque el otro cambió el canal de TV que yo estaba viendo, y situaciones parecidas. ¿Razón? No tienen aguante, no han encontrado la fuerza para hacerle frente a lo adverso, no saben lo que es crecer y madurar; no conocen el secreto de las personas que superan grandes crisis y salen fortalecidas.

La resiliencia se tomó la ciudad: vaya a las librerías y encontrará docenas de libros con este tema. Vaya a las universidades: se están dando cursos, conferencias, entrenamiento para entenderla y aplicarla. Si usted atraviesa una crisis, póngale atención a la resiliencia. Lea un libro, tome algún curso y empiece a ejercitarse en ella. Vale la pena. Equivale a pasar de un peligro inminente de fracaso grave y definitivo a una etapa de superación, de paz y felicidad. Convénzase de que son precisamente las crisis superadas las que convierten a los seres humanos en personas maduras.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.