Timonazo a la derecha

Timonazo a la derecha

Así como no es nueva, la agenda de la ultraderecha tampoco es exclusiva de Estados Unidos.

30 de junio 2018 , 12:00 a.m.

La década del sesenta marcó el inicio de una histórica ola de políticas progresistas que transformó la sociedad estadounidense, sirvió de modelo para muchos otros países desarrollados a lo largo de 40 años y, de alguna manera, definió los valores liberales de la era actual.

El movimiento por los derechos civiles terminó con la segregación racial, dándole a la población afroamericana los mismos derechos legales que tenían los blancos. Poco después fueron aprobadas leyes de acción afirmativa que ofrecieron educación y trabajo a las minorías. En 1973, una jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia conocida como Roe versus Wade despenalizó el aborto, otorgando a las mujeres el derecho a tomar las decisiones sobre su propio cuerpo. Otra jurisprudencia de la Corte, en 2015, le asestó un golpe a la homofobia, declarando legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Luego de haber sido una sociedad tradicional y profundamente discriminatoria, a partir de la segunda mitad del siglo XX Estados Unidos se convirtió en el faro global de las libertades individuales. Así fue, hasta que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Detrás de la fachada populista de Trump opera un movimiento ultraconservador que, en lo económico, ya ha logrado reducirles los impuestos a los más privilegiados y busca limitar el rol del Estado. En lo social, quiere restringir la inmigración de países que considera de segunda categoría y restaurar la penalización del aborto. Esa agenda retrógrada no es nueva, pero durante medio siglo se había estrellado contra el muro de contención de la Corte Suprema, cuya composición prevenía que las decisiones judiciales fueran secuestradas por extremistas. La renuncia esta semana del magistrado de la Corte Suprema Anthony Kennedy acaba con ese delicado equilibrio.

Estados Unidos se convirtió en el faro global de las libertades individuales. Así fue, hasta que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

En el alto tribunal de nueve miembros, en el que cuatro magistrados son de ideología conservadora y cuatro de tendencia liberal, el juez Kennedy fue con frecuencia el voto que oscilaba. Kennedy se alineaba con los conservadores en temas de seguridad, pero inclinaba la balanza hacia el otro lado cuando se trataba de la defensa de las libertades individuales. Su renuncia le permite a Trump nominar un remplazo con probadas credenciales conservadoras cuyo primer objetivo será anular Roe versus Wade, lo que podría restaurar la penalización del aborto en porciones del país en cuestión de meses.

Que Estados Unidos esté al borde de un retroceso tan dramático en los derechos de la mujer es muy grave y revela cómo Trump y el populismo, que es su marca registrada, son el vehículo que grupos de interés, sean económicos o religiosos, usan para hacer avanzar su agenda e imponer sus creencias al resto de la sociedad.

Así como no es nueva, la agenda de la ultraderecha tampoco es exclusiva de Estados Unidos y busca la oportunidad de colgarse de candidaturas conservadoras que considera viables. Yo sí me pregunto cuántos de quienes votaron por Iván Duque y Marta Lucía Ramírez abrazan el conjunto de ideas discriminatorias como la prohibición de la adopción gay o los ataques a la libertad religiosa y la ideología homofóbica exhibida por algunos políticos que apoyaron esa candidatura. O cuántos adhieren a la idea de que la única familia legítima es aquella en que el hombre reina y la mujer se queda calladita en su rincón.

Desde el punto de vista institucional en Colombia, los últimos ocho años han sido de avance incontestable en materia de protección de la igualdad y lucha contra la discriminación. La nave del progreso se ha movido despacio, unos pocos grados a la vez, pero invariablemente hacia adelante. Que siga siendo así depende del próximo gobierno. Nosotros, la ciudadanía, estaremos alerta para vigilar que con un timonazo errático no se cambie de curso.

ADRIANA LA ROTTA

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.