Feliz año

Feliz año

El universo apenas está calentando para darnos un gran golpe. Esto se va a poner peor, pueden firmarlo.

30 de diciembre 2016 , 06:37 p.m.

Lo que hace falta es una bofetada que nos saque de la zona de confort. Llámenla como quieran: guerra, hambruna, desastre natural. Y no hablo de los 50 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial, de los doscientos mil del tsunami o de los niños de La Guajira, que cosas así son apenas una caricia. Me refiero a una crisis global en la cual miles de millones de personas veamos nuestra existencia en peligro. Es la única forma de que despertemos. Y lo peor, lo mejor, es que va a pasar.

No sabemos cuándo ni cómo, pero se está cocinando. Trump, Siria, Israel, Rusia, los atentados en Europa. Todo parece más de lo mismo, sucesos geopolíticos a los que estamos acostumbrados desde que tenemos memoria, pero cada uno de ellos hace de ingrediente para el desastre mundial, cada vez más cerca. El tema es que no nos damos cuenta porque quienes vivimos hoy en el mundo nacimos en un ambiente más o menos estable, donde prima la abundancia, lo que nos hace pensar que es ese nuestro estado natural. Mentira, el sistema creado por el hombre es aún más frágil que el medioambiente, bastante golpeado ya. Es un milagro que, a este ritmo, ambos hayan resistido hasta acá.

Creemos que esto, esta estabilidad, es la vida, pero no sabemos nada ni hemos visto nada. No hemos sufrido grandes traumas ni tenemos grandes causas por las cuales pelear. Están la inclusión de género, la igualdad social y algunas más, pero no llenan las calles de sangre, y nosotros solo aprendemos después de habernos cascado muy duro.

Nos acostumbramos a que este orden mundial es inmutable y a que es normal que las cosas funcionen. Se nos hizo natural abrir la nevera y encontrar comida; y si no, ir al supermercado (siempre hay uno cerca), que está repleto de ella, incluso de la que no nutre sino que engorda. Ni mercado ni comida ni nevera, nada de eso es inherente a nosotros. Como no lo es tampoco que prendamos el interruptor y haya luz o abramos el grifo y salga agua. No tiene por qué haber calles pavimentadas ni pizza a domicilio ni 50 canales en HD ni Netflix. También es hora de aprender que la vida no es sagrada y que no nos la tienen que respetar. A todas esas conquistas hemos llegado con algo de dignidad y mucho esfuerzo, pero pueden desaparecer muy fácil.

Tomemos el internet. Sentimos que se cae de su peso prender el computador y navegar por él con libertad y rapidez. No soportamos una caída, una demora, como si fuera un derecho no fundamental, sino divino. También pasa que se nos va WhatsApp y entramos en pánico, como si lo mínimo que nos debiera la vida fuera hablar instantáneamente con las personas en todo el mundo. Malcriados es como estamos, no sabemos lo que es pasar hambre.

Dice Dan Dennet que el internet se vendrá abajo un día, que tendremos una ola de pánico mundial y que la salvación, si somos inteligentes, será volver a la vieja estructura social, cuando hacíamos las cosas cara a cara. Por su parte, Ken Loach sostiene que el mundo llegará al caos en dos o tres generaciones. ¿Quiénes son esos señores? Búsquelos en internet (mientras hay).

El brexit, la victoria del No, la reforma tributaria, las muertes de famosos que tanto nos dieron para llorar, nada es la gran cosa. No hay nada que endilgarle al 2016, tan parecido a los años pasados. El universo apenas está calentando para darnos un gran golpe. Esto se va a poner peor, pueden firmarlo. La vida nos guarda sorpresas, y no tiene nada que ver con el año en que vivimos o con que dejemos de usar pitillos. Lo bonito de ella es que es perfecta, no le sobra un hilo. No importa lo atroz de un hecho, hay una explicación exacta, una cadena de sucesos que explica por qué pasa lo que pasa.

¿Le dio duro el 2016? Apriete el jopo para el 2017, y de paso para el 2018, si es que llegamos. Feliz año.


Adolfo Zableh Durán

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA