Desaceleración económica

Desaceleración económica

Vamos a tener que ingeniarnos cómo llenar el gran hueco financiero y cómo proseguir las vías 4G.

22 de febrero 2017 , 09:52 p.m.

Mientras los guerrilleros de las Farc desfilan disciplinadamente, con sus armas al hombro, dispuestos a entregarlas a los comisionados de la ONU en las zonas estratégicamente convenidas con el Gobierno Nacional, la economía colombiana paradójicamente se desacelera por motivos diversos. No basta el estímulo de la cercanía de la paz para fortalecerla a contrapelo de otros factores negativos. Tal la succión de poderosos recursos, en contravía de las interpretaciones que consideraban la reforma tributaria con capacidad incontrastable de vitalizar la estructura productiva.

La reforma tributaria se había convertido en panacea anual para curar mágicamente todos los males, allegar cuantiosos ingresos y equilibrar todas las cuentas públicas. Se la consideraba destinada a impulsar todas las actividades, cuando precisamente podía desalentarlas con sus palos de ciego. Por si algo faltara, se había optado por acompañar la de turno con alzas sucesivas de las tasas de interés. El ensayo se había hecho ya en Brasil, con la consecuencia de haber pasado de un solo golpe de la inflación a la depresión. Ni más ni menos la misma ruta aquí adoptada.

Incluso, no ha faltado la presencia ominosa de la empresa brasileña Odebrecht, respecto de la cual se afirma que carece de bienes en Colombia a pesar de haber estimulado las vías de cuarta generación, de las cuales los colombianos empezábamos a sentirnos orgullosos de haber recobrado y modernizado el brío y la capacidad constructiva de años pretéritos. En otro flanco vital, daba trazas de volver a impulsar la navegabilidad del río Magdalena, de la cual fuimos testigos y pudimos disfrutar los colombianos de épocas anteriores.

Ahora se afirma en la prensa que ni Odebrecht, ni Roberto Prieto ni Giraldo tienen bienes en Colombia para responder por sus compromisos. Vamos a tener que ingeniarnos cómo llenar el gran hueco financiero y cómo proseguir las obras de las autopistas de cuarta generación. Los países no resisten las marchas atrás. Y estas sí que lo serían. Por otra parte, habría que proseguir la indagación de las rutas clandestinas de los sobornos para que no se corra el riesgo de verlos repetidos, al igual que la afrenta al bien público y la defraudación inverecunda.

Habría que proseguir la indagación de las rutas clandestinas de los sobornos para que no se corra el riesgo de verlos repetidos

Para el doctor Eduardo Sarmiento, “la causa de la caída de la economía ha sido el déficit en cuenta corriente, ocasionado por la revaluación de 10 años y la caída del petróleo, luego agravada por el fracaso de la devaluación, que no afectó las exportaciones y deprimió en forma drástica las importaciones y el alza de la tasa de interés que asfixió la economía”. Sobre este punto específico campaneamos repetidamente, pero siempre se puso oídos sordos, con el argumento de los cálculos matemáticos de los expertos del Emisor. El transcurso del tiempo, junto con las experiencias propias y ajenas, ha revelado dónde estaba la razón.

De la vía rápida

Otro aspecto de la actualidad, no ya económica sino jurídica, es el referente a la vía rápida para hacer reformas constitucionales. Sobre el particular, por su importancia y delicadeza, preferimos remitirnos a un eximio catedrático de la materia, el expresidente Alfonso López Michelsen, cuyas obras completas han sido publicadas por la Universidad del Rosario, en asocio del Ministerio de Cultura. Como el primero de los cinco gruesos tomos arranca, precisamente, con la Introducción al Estudio de la Constitución de Colombia, ahí podrán abrevar los lectores su sed de conocimientos y encontrar respuestas sólidas y específicas a sus inquietudes sobre la materia. Al menos, guías seguras para no comprometerse en divagaciones inanes, sin respaldo y sin lo que se ha convenido en denominar polo a tierra.

ABDÓN ESPINOSA VALDERRAMA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA