Del narcotráfico y otros riesgos fiscales

Del narcotráfico y otros riesgos fiscales

Habiéndose encontrado un producto sin los riesgos cancerígenos del glifosato, nada impide su aspersión aérea, que, por lo visto, es la más segura y eficaz.

07 de septiembre 2016 , 05:55 p.m.

Vergüenza patriótica se experimenta cuandoquiera la prensa internacional registra el hecho de que Colombia sea la primera productora de coca en el mundo. Esta vez, una pluma filial destaca, en el diario Portafolio, el aumento de los cultivos de 69.132 hectáreas en el 2014 a 96.084 en el 2015. Al parecer, el pasmoso crecimiento obedeció a la supresión del sistema aéreo de erradicación de la planta maldita, en virtud de la reiterada exigencia de los cultivadores, coreada por voceros gubernamentales. Contra cuanto pudiera imaginarse, en ningún provecho para la economía del país ha redundado.

Así lo demuestra que simultáneamente se hubiera disparado la deuda externa a 115.066 millones de dólares en mayo del 2016, sin que prioritariamente se hubiera absorbido el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos. Por lo pronto, según aclara Portafolio, la ventaja es que el endeudamiento sea de largo plazo y que en su mayoría esté representado en bonos.

También en bonos se halla reflejado el endeudamiento masivo en moneda nacional, destinado a mitigar los rigores de la crisis fiscal, ampliamente reconocida y considerada obstáculo por superar en el posconflicto, con el aporte de nuevos ingresos tributarios, todavía incógnitos.

Tan fácil como viene siendo endeudarse masivamente en dólares y en moneda nacional, no deja campo para reprimir el gasto público superfluo y ceñirlo escalonadamente a la satisfacción de necesidades públicas apremiantes. De la tan cantada reforma tributaria estructural, es muy poco lo que se ha filtrado al público. Opciones tan solo, primeramente para satisfacer las circunstancias que se deriven del acuerdo de paz con las Farc, quizá sin considerar los precedentes de la desatinada anterior.

Menester es deslindar los campos de acción e influencia de las diversas palancas nacionales. Así puede resultar más efectiva y acertada en los diversos campos. El del narcotráfico ha salido de las conversaciones de paz, exento de equívocos en sus varios aspectos. De consiguiente, mal haría el Estado en tolerarlo o permitirlo por razones de salud o de afrentoso ingreso pecuniario. O hacerse de la vista gorda de sus operaciones criminales. Habiéndose encontrado un producto sin los riesgos cancerígenos del glifosato, nada impide su aspersión aérea, que, por lo visto, es la más segura y eficaz.

De inmediato, urge reparar los daños causados por la interrupción, sin arrepentimientos públicos por haber asentido de buena fe a semejante error. Lo que urge es corregir sus consecuencias y aceptar que la lucha indeclinable contra el narcotráfico no pasa por ahí. Al contrario, se concreta en todas la formas legítimas de corregirlo y erradicarlo.

Flaquezas de la memoria no debieran conducir a desestimar el grave peligro que ha representado y representa. En buena hora, el nuevo fiscal general de la Nación, doctor Néstor Humberto Martínez, se ha propuesto dar viraje radical a la política de relativa tolerancia que se venía aplicando y sustituirla por otra también viable pero de represiva eficacia, con los prospectos e instrumentos indispensables a la mano.

En el plano de las políticas tributarias, conviene sopesar siempre la relación entre el ingreso y el gasto. No es lo mismo una cuya utilidad salta a la vista y se concreta en inversiones tangibles que otra que se diluye en erogaciones de dudosa conveniencia o en favoritismo de determinados intereses. Claro que la necesidad presupuestaria puede ser definitoria, pero exigirá el ejemplo ilustrativo de los casos respectivos. Fuera de que las exacciones fiscales nunca han despertado simpatías y, por tanto, han demandado ejemplos específicos que vayan al grano.


Abdón Espinosa Valderrama

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA