Amanecer económico del año

Amanecer económico del año

Se ha obtenido el dividendo superior de la paz. Pero los pueblos aspiran a ver fortalecida su economía.

04 de enero 2017 , 06:35 p.m.

La desaceleración de la economía colombiana no fue fruto del acaso, sino de un proceso cuidadosamente inducido desde las alturas del poder. Por prevenir la inflación, subiendo sistemáticamente las tasas de interés, se cayó en el extremo contrario, no sin repetidas advertencias. Fue el costo previsible de pretender bloquearle la vía al riesgo de una inflación que finalmente no tuvo ocasión de aparecer.

Lo mismo había ocurrido en el Brasil y en cuantos países siguieron vía análoga. El resultado salta a la vista: el crecimiento económico en el 2016 no alcanzaría al 2 por ciento, de donde habrá de arrancar el proceso del 2017. Los errores se pagan, tanto más si se ha expedido una reforma tributaria inevitablemente restrictiva de los gastos de consumo. Está por ver cómo se asimila el alza intrépida del IVA del 16 al 19 por ciento. Agotadas otras fuentes rentísticas en enmiendas sucesivas, no parecía restar sino la apelación a este recurso, sumamente sensible.

En el panorama económico del 2017 aparece otra incógnita, ella sí enteramente nueva: la que representa el mercantilismo beligerante del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. Por lo pronto, lo ha utilizado para bloquear o echar atrás los intentos de fábricas norteamericanas de montar poderosas plantas en México, con la amenaza de imponerles gravámenes compensatorios disuasivos. Al menos hasta ahora, ha surtido pleno efecto en los casos de Apple, Ford, Boeing y Carrier.

El propósito es el de que se creen en Estados Unidos, y no en el extranjero, los empleos que las sucursales de esas firmas habrían de generar en el país vecino, el cual habría sido la primera víctima de esta política francamente proteccionista. Todo con la opción de manejar, con este otro designio, la herramienta originalmente impositiva. ¿Hasta dónde es susceptible de servir para más diversos fines?

La lección del 2016, en lo puramente interno, es la del elevado costo de prevenir los riesgos de inflación mediante el uso sistemático de la tasa de interés, no importa el nivel de la de cambio. Pretender estabilidad a rajatabla, aun con devaluación traumática, es por lo menos ilusorio. Fuera de que se impone a la población dura penitencia, sin saber exactamente por qué. Aparte del espejismo de una estabilidad rigurosa o el capricho de prevenir, con esa sola herramienta, cualquier asomo de desbordamiento inflacionario. A la postre, las estadísticas acaban pasando la cuenta por la tenacidad de preservar un dogma sin rendimientos palpables, excepto su propia preservación.

Ciertamente se ha obtenido el dividendo superior de la paz. Pero los pueblos aspiran, igualmente, a ver fortalecida su economía en sus diversas expresiones internas y externas, en su capacidad de exportar e importar, sin dependencia exclusiva de un solo producto y de los vaivenes de su precio en los mercados internacionales. La diversificación de exportaciones ha sido regla de oro de la economía colombiana en la última época y debe seguir siéndolo, sin perjuicio de sacar máximo partido de los momentos estelares de los hidrocarburos y de procurar el ensanche metódico de sus disponibilidades.

Aparentemente, la buena suerte ha regresado al mercado del petróleo. La preocupación adicional, en esta materia, es por la limitación productiva de los yacimientos existentes y por el afán de complementarlos en forma que su disponibilidad no acabe confundiéndose con la angustia de su escasez eventual.

Obviamente, el recurso más estable y equitativo para sortear emergencias de esa laya es la diversificación de la producción interna en los ramos de la agricultura y la manufactura, su expansión y diversificación metódicas e incesantes. No de otra manera se logrará alcanzar el ideal del mejoramiento equilibrado de los niveles de vida de la masa de compatriotas.


Abdón Espinosa Valderrama

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA