Un trancón de película

Un trancón de película

Las grabaciones deben hacerse de una manera que afecte muy poco la vida diaria de las ciudades.

13 de febrero 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Celebro, como lo hace EL TIEMPO en su editorial, que Colombia sea el escenario de las más grandes producciones hechas en Hollywood.

Como lo resalta el periódico, los beneficios son innumerables: inversión, propuesta de profesionalización del personal técnico colombiano y una tribuna internacional muy importante para el país, entre otros. Pero opino que dichas grabaciones deben hacerse de una manera que afecte muy poco la vida diaria de las ciudades. Por la producción de la película Mile 22, el caos de la movilidad en Bogotá el pasado lunes 4 de febrero fue total. Bloquearon todo el día la carrera 13 a la altura del Centro Internacional. El trancón fue monumental. Muchos ciudadanos padecieron para salir ese día del centro y volver a sus casas. Además, instalaron en los andenes unos avisos bastante molestos en los que advertían que si uno pasaba por esa zona, lo podrían grabar y con eso aceptaba aparecer en la película.

Que venga Hollywood, siempre bienvenidos. Pero para la próxima tengamos unas reglas mínimas para la producción. No creo que todas esas gabelas se darían para una producción colombiana.

- Geovanny Caicedo

Cuidar el agua

Señor Director:
Aunque muchos son escépticos acerca del cambio climático y le dan poca importancia a lo grave del asunto -ni reciclan ni cuidan el agua-, deberíamos pensar en lo que está ocurriendo en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, segunda población más grande de ese país, donde muy pronto quedarán sin una gota de agua; ¡se convertirá en la segunda ciudad moderna del mundo donde suceda esto! Viendo lo grave de la cuestión, debería de haber más preocupación de los gobiernos y la misma gente, pues, así como somos -o éramos- ricos en agua y biodiversidad, Dios no lo quiera, podemos llegar a pasar necesidades y carecer del preciado líquido si no somos más conscientes y responsables. "Nada es para siempre", ¿y si no se cuida...?

- Lucía Collazos

Defendernos del Eln

Señor Director:

El Ejército de Liberación Nacional (Eln) no quiere diálogo. Esa es una forma de distracción, de hacer tiempo; el mismo engaño que han usado siempre. El pasado cese del fuego lo usaron para rearmarse y reacomodar sus frentes. Además, no cumplieron, continuaron secuestrando, traficando con droga, atacando cuando pudieron a nuestras Fuerzas Armadas y declarándose víctimas. Ahora vuelven con un paro armado que es contra Colombia y su gente, contra quienes producen honestamente. Solo le queda al Estado combatirlos, porque no le dejan otra opción. Son terroristas, como lo estamos viendo, y con el terrorismo, que no razona, no se puede dialogar.

- José Francisco Piñeres

* * * *

Señor Director:
‘Afrenta’ es la palabra que encuentro adecuada para describir el paro armado del Eln. Es un caso de defensa propia, ante lo cual el Gobierno debe tomar la decisión de derrotar total y definitivamente a ese grupo de secuestradores y asesinos.

- Toribio Araújo Segovia

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.