Un olvido patrio

Un olvido patrio

Los colombianos irrespetamos los símbolos patrios al olvidar y no izar la bandera nacional.

13 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Dolor de patria y vergüenza deberíamos sentir al ver que por la Ley 51 de 1983, llamada la ‘ley Emiliani’, que trasladó los descansos de algunos días festivos para el lunes siguiente de la fecha conmemorativa; los colombianos irrespetemos los símbolos patrios al olvidar y no izar la bandera nacional, por ejemplo el 7 de agosto, el 20 de julio, el 12 de octubre y el 11 de noviembre.

Solo en algunas pocas residencias se observa –con orgullo patrio– ondeando en los días patrios nuestra bandera. Los niños a veces a su paso observan y preguntan a los padres qué día es y por qué ese ‘viejito’ izó la bandera nacional. Así como algunas veces la levantamos con orgullo ante un triunfo deportivo internacional, ese mismo orgullo deberíamos enseñárselo a nuestras futuras generaciones, izando en familia el pabellón nacional.

- Rafael Antonio Córdoba Ardila

El valor de la alegría

Señor Director:

Un medio de comunicación sacó cuentas de las grandes sumas en millones de pesos que significa la clasificación de Colombia al mundial. No solo desde las cuentas de la Fifa... También, de la potencialización de los colombianos frente al trabajo. Además de las divisas generadas por los jugadores, están las de los técnicos que dirigen en otros países. Y por qué no pensar en que las universidades capaciten a directores técnicos... Así podremos exportar también de los jugadores su experiencia, tenacidad y alegría que los caracterizan. Del mismo modo, debemos ponderar los triunfos en otros campos deportivos y culturales. El mejor vivir que hemos logrado con el proceso de paz, pues no nos debemos dejar confundir por los enemigos armados y desarmados de la paz; si este fue nuestro propósito, tenemos que hacerlo valer, para el bienestar de todos.

- Fidel Vanegas Cantor
Bogotá

Derecho de huelga frente a otros derechos

Señor Director:

Los derechos de unos no pueden constreñir los de otros. Es el caso específico del paro de los pilotos de Avianca, que, con su actitud y con el derecho a la huelga, están pasando por encima de varios derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución, tales como el derecho al trabajo: son miles de colombianos que se han visto afectados en sus derechos laborares y en la posibilidad de viajar, por ejemplo, en esta semana de receso escolar. Otro derecho fundamental que están coartando es el de circulación y movilización, porque son centenares de miles de personas que se han visto afectadas al no poderse movilizar a los distintos sitios de trabajo, recreación, etc. Millones de colombianos, de una forma u otra, se ven perjudicados por el cese de actividades de los pilotos. Las autoridades administrativas deberán tener en cuenta todos estos problemas para que se pronuncien, protegiendo a la mayor cantidad de ciudadanos, ya que el bien particular no puede estar por encima del bien común.

- Gerardo Prada Ahumada

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA