Solidaridad y colaboración

Solidaridad y colaboración

Cobardes amplifican por internet el impacto de sus actos. Así impera el terror viral y virtual.

21 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

El atentado reciente en el estadio Manchester, en Londres, impactó a jóvenes asistentes. Lo mismo ocurrió en una sala de conciertos de París. Los atentados se realizan ahora en espacios con alta presencia de público. Cualquier aglomeración humana constituye un objetivo potencial. Sus autores, cobardes, amplifican por internet el impacto de sus actos. Así impera el terror viral y virtual. “¿El atentado en el Andino señala el inicio del terrorismo en Colombia hacia objetivos blandos”? Importante verificar si el ataque era contra personal femenino en los baños o contra otro lugar del centro Andino. ¿Hubo manejo equivocado, inadecuado, del explosivo?

Me identifico con lo que señala su editorial (19-6-2017): “Lo que se impone es la solidaridad, la unidad, la colaboración con las autoridades”, especialmente con la Policía, en cabeza del señor general Jorge Nieto, aportando información sobre autores de los hechos. Sabia sugerencia señala su editorial: “Que se debe acudir a toda la experiencia acumulada para capturar responsables”

General (r) Luis Montenegro R.
Excomandante de la Policía de Bogotá

La implementación de la paz

Señor Director:

La implementación de los acuerdos de paz, que -por ahora- avanza con parsimonia, recibe esta semana un muy importante impulso con la entrega final del armamento de las Farc a los organismos internacionales de verificación.

A la par con la esperanza, se abre para el país un enorme desafío que incluye la armonización de los espíritus, la reconstrucción del campo, el nuevo destino de los dineros de la guerra hacia sectores desprotegidos, como salud y educación; el desarrollo acelerado de infraestructura de movilidad para el agro y la industria. Esfuerzos liderados por el Gobierno y que exigen la participación de todos los colombianos. La paz trae prosperidad.

Humberto Muñoz, M. D.
Bogotá

Bilingües y éticos

Señor Director:

En la alocución presidencial del viernes pasado se destacó la educación bilingüe en las instituciones educativas como la terraza del edificio educativo, pero no se ha hecho énfasis en que si se quiere una generación bien educada, hay en los cimientos de ese edificio una gran falla que puede dar al traste con el resto de la estructura. Esta falla consiste en la ausencia de dos materias que debían ser obligatorias en los primeros años de escolaridad. Recuerdo que hace más de 50 años, cuando tenía 7 u 8 de edad, existían dos clases que hoy denominaría la deontología o ética. Estas materias eran la urbanidad de Carreño, que formaba en el respeto a nuestros semejantes y superiores, y la educación cívica, que enseñaba el respeto a las instituciones y autoridades.

Sería positivo que el Ministerio de Educación estableciera estas dos asignaturas, con la seguridad de que lo aprendido en los primeros años no se olvida el resto de la vida.

Rafael Rico Tovar
Bogotá

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA