Recuerdos de Navidad

Recuerdos de Navidad

Una historia de un tiempo lejano y feliz en Córdoba, en el departamento de Bolívar.

24 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

En este diciembre recuerdo un tiempo lejano y feliz vivido en Córdoba, mi pueblo natal, en el departamento de Bolívar. En la noche de Navidad, “plateada por la luna”, el olor a ron blanco se mezclaba con el de los pasteles de arroz, gallina y cerdo, que en fogones de leña se cocinaban en los patios de las casas. El golpe de tambor, el coro alegre de las cantadoras de chandé y las palmadas de la concurrencia, animando a los que bailaban, duraba hasta el amanecer. Una semana más tarde, “estando la noche serena”, la voz cansada de Guillermo Buitrago anunciaba el año nuevo.Tomás Ochoa Andrade

Bondad y prudencia

Señor Director:

La Navidad es alegría, fe y familia. De ella salen todos los valores. El ejemplo de estos días para los niños es muy valioso. Se necesitan padres responsables, generosos y humanos. Un acto de bondad puede cambiar la actitud ante la vida. No se abuse del licor ni menos, por favor, de la pólvora. Ya van muchos niños quemados, no les dañen la vida. Se impone la prudencia.Lucila González de M.

Gestión de solidaridad

Señor Director:

La época de fin de año es propicia para realizar acciones de solidaridad y gestión humanas, que compensen nuestra indiferencia para con los marginados, enfermos, víctimas y personas que por algunas circunstancias han caído en desgracia. Como caso excepcional, me refiero a la noble y admirable labor de la actriz y modelo caleña Johanna Bahamón, defensora de los derechos de la población carcelaria en Colombia. Con su proyecto de emprendimiento en las cárceles, les ha llevado teatro, restaurante, resolución de conflictos y becas de estudio, con lo cual les genera confianza para elevar su autoestima y les lleva una luz de esperanza como segunda oportunidad. Como fundadora y directora ejecutiva de la Fundación Teatro Interno, ha sacrificado sus proyectos e intereses personales, profesionales y familiares con tal de realizar iniciativas en procura de resocializar a estas personas. Felicitaciones.

Gerardo Dussán D.
Bogotá

Esa no es la inclusión

Señor Director:

Estoy seguro de que a la gran mayoría de las mujeres les es indiferente el problema semántico, lingüístico o de filología en cuanto se refiere a la utilización de la acepción femenina. Las mujeres necesitan y exigen es más oportunidades laborales, académicas, cero exclusión, respeto y absoluta igualdad respecto de los hombres. ¿Qué importancia puede tener dicho tema si vamos a seguir vilipendiando, pisoteando e irrespetando a las imprescindibles y hermosas damas? Somos el país de lo superficial, de lo mediático.

Jorge Humberto Alonso R.

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.