Permanente incumplimiento

Permanente incumplimiento

Parte del respeto que ilumina las actividades del ser humano es pensar en el tiempo de los demás.

16 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Refiere este medio (14-7-2018) que “arranca la verdad de las Farc”, y a continuación se informa que con 40 minutos de retraso empezó la diligencia de los magistrados de la Sala de Verdad.

Tal parece que para los colombianos es una impronta acudir tarde a las citas, dar retardadamente comienzo a lo que es señalado a determinada hora, en fin, no cumplir en el tiempo. Tal vez, ese incumplimiento permanente sea causa del no progreso; con razón rezaba el viejo dicho: ‘El tiempo es oro’.

Sin duda, parte del respeto que ilumina todas las actividades del ser humano es pensar en el tiempo de los demás; solo en esta línea podremos pensar en el progreso hacia el futuro. Cuántos inconvenientes nos ahorraríamos si fuéramos cumplidos.

Roberto Plata Torres

Una consulta dolosa y engañosa

Señor Director:

Pregunté sobre los efectos de la consulta anticorrupción, y el 99 por ciento no tiene idea de qué se trata. Estudiosos del tema han denunciado que la consulta es ineficaz, innecesaria, inconstitucional; que el gasto de 300.000 millones de pesos es porque dos personas quieren medir su popularidad.

Los que firmaron para apoyar la consulta lo hicieron sin saber de qué se trataba. El título de la consulta les sonó bien. Como no fueron informados sobre el alcance del evento, los engañaron. Luego intimidaron a los congresistas, quienes, con sentimientos de culpa, aceptaron dar el visto bueno al fachoso proyecto, y luego el señor Presidente les siguió la cuerda y se arriesgó a dictar un decreto ilegal para convocar una consulta prohibida por el art. 21 de la Ley 1757 de 2015, que de manera enfática ordena: “No se podrán promover mecanismos de participación democrática sobre iniciativas inconstitucionales”.

Todavía hay tiempo para enmendar los errores y evitar que, a ciencia y conciencia, haya más violaciones de la ley, con las consecuencias penales y políticas que esas conductas generan.

Abog. Carlos Fradique-Méndez

Bogotá, a la deriva

Señor Director:

Bogotá ya no es de lo bogotanos, sino de los interesados en sus inversiones personales. Cómo es posible que haya retroceso en los servicios públicos al ver en cada esquina basuras, abuso en el cobro de consumos de agua y luz al promediarle al residente sus consumos, y no por el gasto que efectúe en el mes respectivo. Huecos monumentales en todas las calles, y al reclamarle al IDU o la entidad respectiva, evaden sus responsabilidades al chutarles a otras entidades lo que les corresponde hacer, y la pregunta de los ciudadanos es: ¿cuál es el papel del señor alcalde, qué está haciendo, no hay proyectos definidos, obras inmediatas? ¿Qué está pasando en Bogotá?

Elías Sánchez

Muy buena historia

Señor Director:

Antonio Caballero nos ha entregado una verdadera joya a sus lectores; el libro titulado Historia de Colombia y de sus oligarquías. Con lenguaje ameno, sin ínfulas académicas y con buena dosis de humor, hace el análisis de nuestro devenir histórico. Me uno a los aplausos que le confiere Víctor Manuel Ruiz en su columna del sábado pasado.

Franco Diago Muñoz
Cali

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.