Nuevo beato colombiano

Nuevo beato colombiano

Las vidas del obispo Jaramillo y del párroco Ramírez fueron un precioso testimonio.

12 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Qué bien por el editorial ‘Un par de mártires colombianos’. En medio de imprecisiones, y hasta malevolencia, con motivo del decreto de beatificación de los dignos ministros de Dios Jesús Emilio Jaramillo y Pedro María Ramírez, por su martirio por odio a la fe que enseñaban con su vida y sus enseñanzas, están a la altura las expresiones de este editorial.

Las vidas del obispo Jaramillo y del párroco Ramírez fueron precioso testimonio, que culminó en su muerte a manos de gentes enfebrecidas por el odio a lo religioso, sembrado por el comunismo internacional. Nada de parcialidades políticas de ellos, sino críticas al crimen y la inmoralidad hicieron que gentes sin Dios ni ley los llevaran a muerte cruel. Al escribir la verdadera historia de la cruel violencia en Colombia, es preciso no dejar mancillar nombres de limpios servidores de Dios y de la patria, dando crédito a desmedidas y parcializadas versiones en contra de ellos. Bien poner en alto este “par de mártires colombianos”. Gracias, papa Francisco.

- Libardo Ramírez Gómez
Obispo emérito de Garzón

¿Cese bilateral del fuego?

Señor Director:

El Gobierno debe ser muy cauteloso al aceptarle esta imposición al Eln, pues, tratándose de un grupo irregular, terrorista y en medio de otros grupos armados, es casi imposible hacer que cumpla y no tome ventajas. Tal concesión solo se podría dar si acepta concentrarse en zonas muy bien delimitadas.

En 1984, el presidente Betancur hizo igual concesión a las Farc, sin definir zonas específicas de concentración, y estas no solo no cesaron sus crímenes, sino que aprovecharon para fortalecerse: pasaron de tener 12 frentes a más de 60 y lograron cubrir todo el país, tanto que, en 1986, Alfonso López dijo que desde ahí el país nunca volvería a ser lo que había sido. Y nuestros sufrimientos de estos 30 años lo demostraron.

- Alberto Medina
Cali

Fómeque, en peligro

Señor Director:

Fómeque está en peligro de quedar aislado por problemas de reptación y socavación. Hace más de 20 años, la Gobernación de Cundinamarca identificó una extensa zona, desde el río Negro, inspección de La Unión, hasta la zona urbana de Fómeque, con alta inestabilidad geológica y mal manejo de aguas de escorrentía, que han afectado gravemente la única vía de acceso al casco urbano.

En sitios críticos se está perdiendo la banca, con visibles boquetes que reducen el ancho de la vía y el consiguiente peligro para los conductores. Hay grandes daños por socavación, acentuada por el tráfico de tractomulas con grandes pesos. Además, en el sector de descargue de concentrados y estacionamiento de tractomulas, el talud y unas precarias columnas y vigas muestran fallas estructurales, con inminente peligro de colapsar; y, justo enfrente, hay pérdida de banca y pavimento.

Urgen medidas correctivas para evitar tragedias con pérdida de vidas humanas. El gobernador anunció una inversión de $ 300.000 millones para rehabilitación de carreteras; vale la pena gestionar que parte de esos recursos se destinen a esta vía.

- Héctor Cañas Prieto

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com - @opinionet

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA