Mal asesorados

Mal asesorados

Las Farc, al crear su partido político, lo hicieron dándose un tiro en un pie.

20 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Las Farc, al crear su partido político lo hicieron dándose un tiro en un pie, o mal asesoradas, o definitivamente están muy lejos del medio que por más de cincuenta años desconocieron y atacaron. Porque usar las mismas siglas que otrora representaban un movimiento en contra de la institucionalidad y para millones de colombianos es sinónimo de violencia, atentados terroristas, desplazamientos, secuestros, mutilaciones y asesinatos, entre otros crímenes, no les va a traer buenos réditos; desde luego, hay que aplaudir primero al Gobierno y segundo, al grupo por haber entendido por fin que con las armas nunca iban a llegar al poder. Hay esperanzas y una luz al final del túnel que nos permite tener un moderado optimismo.

Gerardo Prada Ahumada
Bogotá

Rellenos saturados

Señor Director:

El relleno de Doña Juana está saturado, pues allí depositan las basuras de Bogotá y de varios municipios aledaños. Y todo porque los gobiernos departamentales no autorizan que cada municipio recicle la basura. Inclusive, hay varios municipios de Cundinamarca que tienen constituida la empresa para reciclar, y no entiendo por qué no se les da la viabilidad para iniciar si tienen el terreno, la capacitación, los estudios previos y el personal idóneo para laborar. Con el hecho de aprobar que cada municipio recicle las basuras con las debidas normas, los municipios y el departamento ahorrarán muchísimo dinero y evitaremos que el material orgánico sea trasladado a Bogotá, pues con este se pueden colocar y activar los viveros a fin de fortalecer la flora en general. Por ejemplo: el municipio de Simijaca tiene el equipo y la empresa constituida para iniciar el reciclaje, y sería una gran labor que el gobernador, el Concejo municipal y la Alcaldía iniciaran con este gran proyecto.

Álvaro Ramón Ortiz Murcia
Simijaca, Cundinamarca

Se corrompe la justicia

Señor Director:

Definitivamente, en Colombia se ha ido perdiendo paulatinamente la fe en las instituciones públicas de las ramas Ejecutiva, Legislativa y Judicial. Con el caso Odebrecht, ahora le tocó el turno a la Corte Suprema de Justicia, pues desde allí jueces, fiscales y magistrados que ocuparon la presidencia de esta honorable corporación, según se informa, recibían sobornos para acomodar sentencias a favor de los acusados. Esperamos que esta vez la Comisión de Acusación de la Cámara sí le dé resultados positivos al país en un plazo prudencial, pues no hacerlo sería no solo un prevaricato por omisión, sino una bofetada a la sociedad colombiana. Penas altas con devolución de dineros y cárcel entre muros es lo que esperamos como castigo para los funcionarios corruptos. Nada de casa por cárcel.

Fredi Becerra Mosquera
Bogotá

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.