Los colombianos, inocentes

Los colombianos, inocentes

Los irrecuperables 550 millones de dólares seguirán generando réditos en paraísos fiscales.

29 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:
El encabezado del día de inocentes explica que las “irregularidades en Reficar comenzaron incluso antes que las mismas obras, pues Glencore, el socio de Ecopetrol para el proyecto, se retiró en el 2009 sin haber aportado dinero a la financiación y Ecopetrol terminó pagándole 549,4 millones de dólares”.

¡Qué inocentada! Según Peter Singer, en su columna 'El hombre que no salvó al mundo', con los 450 millones de dólares que pagó un jeque por un cuadro de Da Vinci se les puede devolver la vista a 9 millones de personas y dar a 13 millones de familias herramientas y técnicas para cultivar un 50 % más de alimentos. Considerando los descargos de los prestantes acusados, parecería que los inocentes fueran ellos. Ya veremos cómo se diluye el tan cacareado proceso, según nuestras costumbres jurídicas, en hábiles negociaciones y penas simbólicas domiciliarias en lujosos domicilios. Mientras, los irrecuperables 550 millones de dólares seguirán generando réditos en paraísos fiscales. El 28 de diciembre debe ser rebautizado como el día de los colombianos.

- Carlos H. Quintero B.

Protección de la palma de cera

Señor Director:
Me refiero a su editorial ‘La protección de Tochecito’. Es verdad, estaba en mora. Confiemos en el ministro de Ambiente, pues no puede ser que el árbol nacional de Colombia, la palma de cera, esté sirviendo para amarrar ganado, que no se tenga la suficiente conciencia de su belleza, del valor que le dan los científicos y el gran servicio a la naturaleza que presta para protección de las especies en vías de extinción y de las mismas aguas. Gracias por anticipado al Ministro por esta noticia, hoy cuando pocas se dan en la protección de la naturaleza.

- Dagoberto Castaño Paredes

El mínimo, cada vez más mínimo

Señor Director:
El aumento del salario mínimo para mantener la capacidad de compra de los colombianos es una mentira, porque de nada sirve el incremento si en enero aumenta una serie de impuestos y servicios que prestan el Estado y los particulares, cuya tarifa está atada a tal incremento del mínimo. Es hora de que el Gobierno revise los costos operativos de los servicios que cobra, para que no se fijen en salarios mínimos. Que la economía deje de asociar todos los precios a este aumento y que las superintendencias revisen los costos reales de producción frente al precio al público, en especial a las multinacionales y a las empresas de servicios públicos. En resumen, cada año el salario baja en términos reales.

- Antonio Ríos López

Calentamiento y contaminación

Señor Director:
En 2017 el mundo prestó poca atención al calentamiento global. El C02 continúa violentando el himen atmosférico. En China hay un pequeño respiro con la utilización de las energías solar y eólica. Sin embargo, su cielo sigue siendo uno de los más contaminados del mundo, junto al de la India. En Colombia, el ambiente continúa siendo desolador. Las campañas de los ecologistas del mundo siguen siendo insuficientes. La raza humana no tiene otro cuartel de invierno a donde ir, quizás arrepentida de sus errores cometidos en un maltratado viejo hogar.

- Fernando Cortés Quintero

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.