La corrupción y el castigo

La corrupción y el castigo

Que no haya absolutamente ningún tipo de beneficios para ningún depredador del erario.

03 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Publica EL TIEMPO (30-04-2018) una noticia sobre el saqueo del Hospital de Buenaventura, en el Valle. Y las noticias también resaltan la captura del alcalde de Armenia, en Quindío. Qué vergüenza de país en el que nos tocó nacer.
Leo EL TIEMPO desde que tengo uso de razón, y, si ustedes revisan los archivos, no hay un día del año en que no denuncien casos de corrupción de gobernadores, alcaldes, senadores, representantes, diputados, concejales, contratistas con el Estado, etc.

La única manera de combatir la corrupción, que seguramente no se acabará nunca, es reformando radicalmente esta vagabundería de justicia que tenemos, y que efectivamente no haya absolutamente ningún tipo de beneficios para ningún depredador del erario.

Un ejemplo que se me viene a la cabeza es el del exgobernador Lyons, de Córdoba, devolviendo una bicoca de lo que se robó y disfrutando de los otros miles de millones en Miami. ¿Pero quién se echa al hombro semejante reforma de la justicia? Los congresistas no serán. Tendría que ser una iniciativa de origen popular, y que la lideraran la prensa hablada y escrita, digo yo.

- Hernando Flórez Caicedo
Cali

Frenar el abuso sexual

Señor Director:
Como bien se sabe, el abuso sexual de niños es un drama en el mundo, y en Colombia ha sido cada día más estremecedor. Son miles los casos al año; cada día, unos 32, por lo menos, son víctimas de este delito, como informó este diario el domingo pasado, según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Muchos menores son víctimas de parientes cercanos. Si no somos capaces de cuidar a los niños, la paz sembrada hoy será en vano. Todo lo que se haga por ellos es poco. Por eso, bienvenido el proyecto de ley que busca reducir este delito. No solo hay que encarcelar, ojalá de por vida, sino tratar médicamente a los delincuentes y, en lo posible, que se sometan a la castración química porque parecen incurables. Y nunca descuidar a los niños, no perderlos de vista, sospechar siempre. Y alertar o avisar a las autoridades respectivas. Además, enseñar desde la primera infancia a los niños a contar todo lo que les pase, a ser amigos nuestros.

- Lucila González de M.
Bogotá

Inseguridad en aumento

Señor Director:
La inseguridad en todo el territorio nacional tiene un incremento impresionante; no valen Policía, Ejército, celaduría, frentes de seguridad. Y los factores que inciden son muy visibles, entre ellos la falta de oportunidades, el desempleo, los problemas sociales, la inmigración de venezolanos, los desplazados, las disidencias de las Farc, el desplazamiento de los campesinos hacia las ciudades. Y para que disminuya esta problemática que nos azota, lo que deben hacer los gobernantes es empezar arreglando los problemas sociales, aumentar el empleo, cambiar el sistema de contratación, perseguir la corrupción por todos los medios, y que la justicia impere, hasta llegar a la cadena perpetua para asesinos, violadores, ladrones, secuestradores etc. Para que este país se arregle hay que utilizar la fuerza, mano dura, y una justicia comprometida con los verdaderos culpables.

- Álvaro Ramón Ortiz Murcia
Simijaca, Cundinamarca

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.