La actitud de Lara

La actitud de Lara

Su comportamiento se suma a la ola de vicios de la política que tiene a los partidos en crisis.

17 de octubre 2017 , 12:44 a.m.

Señor Director:

Sobre su editorial ‘Dos pasos y un obstáculo’ (15-10-2017), la actitud del representante Rodrigo Lara se suma a la ola de vicios de la política que tiene a los partidos en crisis por el desconocimiento de su papel esencial en la identificación de los problemas nacionales. Conocemos el lúcido pensamiento del joven representante, pero aprovechar la confianza otorgada en su posición para obstaculizar con malabarismos politiqueros los amplios consensos arduamente alcanzados sobre los acuerdos de paz, en beneficio de intereses particulares, desdice de su coherencia ideológica y honestidad política.

Además, desconcierta a los que tenemos la esperanza que las nuevas generaciones de políticos aprovechen la coyuntura para desmarcarse de la anacrónica partidocracia, cuesta abajo en la rodada.Carlos H. Quintero B.

El CTIC: una luz de esperanza

Señor Director:

El proyecto social que la Organización Sarmiento promete construir con el Centro de Tratamiento e Investigación sobre el Cáncer (CTIC) es una luz de esperanza para las personas que padecen esta angustiosa enfermedad.

El CTIC es una obra para que los pacientes oncológicos reciban el diagnóstico y los tratamientos más avanzados en esta materia. Se trata de un gesto de desprendimiento y buen corazón, que seguramente motivará a otros filántropos. Todo esto y mucho más se puede hacer con una donación de un billón de pesos.

El cáncer es una enfermedad de diaria ocurrencia y de complejo tratamiento, cuya aparición aumenta a medida que la población envejece, pero con este centro se unificará la atención de calidad.

Buena esa, familia Sarmiento Ángulo; muchos compatriotas se lo agradecen y la historia se lo reconocerá.

Gerardo Dussán D.
Bogotá

La cultura del caminante

Señor Director:

El señor Presidente y la señora Ministra de Turismo, en su reciente visita a Caño Cristales, prometieron construir caminos de cemento y poner embarcaciones por el corredor de este sitio turístico. Qué pena, pero, primero, los riachuelos y corrientes de agua no son navegables; segundo, los parques y reservas naturales no son para cementarlos.

En nombre de todos los grupos de caminantes ecológicos y en cabeza del máximo protector de nuestra naturaleza, profesor Andrés Hurtado García, nuestros recorridos siempre se hacen por los caminos veredales o de herradura.

Bastante daño les han causado algunos turistas y, más aún, los propietarios de vehículos 4 x 4, contaminando este y todos nuestros parques, caminos y senderos. La cultura del caminante es: ‘lo que es de la ciudad se lleva a la ciudad, y lo que es del campo se queda en el campo’.

Ricardo Mora Martínez

Bogotá

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA