Fuerza Pública, sin partidismos

Fuerza Pública, sin partidismos

Involucrarle a la Fuerza Pública atmósferas politiqueras es llevar el monopolio de la fuerza.

13 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

El solo pensamiento de desear que la Fuerza Pública del país esté infestada de partidismos es un desvarío que se debe inscribir en la famosa ‘biografía del disparate’. Hay que dejarla siempre alejada de deliberaciones, porque nuestra Constitución es clara y contundente en que “está establecida para la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional; y el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz”.

Involucrarle a la Fuerza Pública atmósferas politiqueras y alejadas de la disciplina y la imparcialidad para cumplir sus claros fines es llevar el monopolio de la fuerza, que reside en el Estado, a desórdenes de su empeño mancomunado para que brille la justicia para todos.

Rogelio Vallejo Obando

La fiebre aftosa

Señor Director:

Lamentable la reaparición de la fiebre aftosa en los campos colombianos, una enfermedad que estaba controlada. Todo parece indicar que, ilegalmente, algunos vacunos procedentes de Venezuela (país que no está certificado) cruzaron la frontera e infectaron nuestros semovientes. Los informes del ICA indican que la fiebre empezó a manifestar en diferentes partes de nuestro territorio.

El sector exportador se verá afectado porque el país enfrentará de inmediato una suspensión provisional ordenada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Las autoridades estaban advertidas sobre la posibilidad de que esta situación se presentara, y poco o nada se hizo para evitarlo.

Mario Patiño Morris

La 134, en pésimo estado

Señor Director:

La calle 134, en Bogotá, se halla en deplorable estado, sin que las autoridades distritales hagan algo por solucionarlo. Desde la 9.ª hasta la Autonorte, está llena de huecos y ondulaciones, le falta señalización, tiene alcantarillas tapadas, y hay árboles sobre la vía.

Óscar Pedraza Morales

Donde no te quieran...

Señor Director:

A estas alturas del partido, saber que James va para el mejor equipo alemán, el gran Bayern Múnich (¡mi equipo!), es un muy buen gol.

Con toda seguridad, se adaptará pronto, entenderá que en el equipo germano no hay divos, sino jugadores que, cuando les hacen la atención de la patada o la entrada violenta, no ruedan artísticamente varios metros, se levantan, reclaman si es el caso y siguen.

¡Qué bueno, James! Donde no te quieran -dicen-, no te quedes. Pero ya lo importante, como gritan emocionados nuestros narradores deportivos, es el ‘¡James, pa’lante, y pa’lante es pa’llá!

Le doy la bienvenida del paisa simpático Rigo Urán cuando le contaron: “-¿Pa’dónde es que va? –Para el Bayern. –¡Nooo! ¡Qué belleza, papá! ¡Suerte!”. ¡James, a jugar! ¡Buena suerte, canchas, balones y disciplina!

Ilse Bartels L.

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com - @opinionet

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA