El problema son las talas

El problema son las talas

¿Cuándo nos dedicaremos a reforestar de verdad en las zonas donde más se necesita?

11 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Estamos viendo de nuevo los deslizamientos, las inundaciones y, en general, las tragedias por el invierno. Eso es de todos los años, lo mismo que los problemas de la sequía. Lo curioso es que los dos fenómenos se agravan en Colombia, especialmente, por las talas indiscriminadas, que son el peor daño. 

Mire, Señor Director, que las orillas de muchas vías están despobladas de árboles. Y la misma ribera de muchísimos ríos y quebradas. Es decir, la tierra no tiene sostén y por ello en el invierno se producen los derrumbes. ¿Quién controla las motosierras? ¿Quién vigila? ¿Quién multa? ¿Cuándo nos dedicaremos a reforestar de verdad en las zonas donde más se necesita? ¿Ahí no hay una fuente de empleo?

Pedro Samuel Hernández

La solución es combatir la pobreza

Señor Director:
La pobreza, algunas veces la desatención del Estado y los desplazamientos de colombianos y venezolanos de sus terruños a pueblos o ciudades incrementan la presencia de vendedores informales, cantantes, pregoneros de religiones en los buses, puentes peatonales y restaurantes, como el caso del restaurante en Medellín, al que tampoco se puede seguir censurando y estigmatizando eternamente.
Lo que debemos hacer como país es encontrar cómo solucionar la situación de pobreza absoluta y hallar empleo digno para los millones de colombianos que hoy sobreviven en la informalidad.

Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

Sobre el papel de los viejos

Lamentablemente la injusticia social de no contratar actrices y actores mayores de 40 años es mundial. Se desconfía de sus talentos quizás por las arrugas. En el caso de Colombia, todo es hasta los 25 años en la mayoría de las actividades del conocimiento.

Las empresas y canales de TV colombianos ven a las mayorcitas, o ‘pasaditas’ de 40 años, como personas de actuación light, es decir que sus papeles terminan en los primeros capítulos de novelas o series. En México hay más humanidad al respecto. Sin embargo, en toda producción televisiva solicitan más actores y actrices jóvenes, de gimnasio, en vez de los de academia y biblioteca.

Fernando Cortés Quintero

Discutir con respeto

Señor Director:
Por estos días la política está exacerbando los ánimos y se apela a cualquier argumento para defenderse y, de paso, ofender. Deja de ser el arte discursivo para ser un engendro del odio. La política es una circunstancia social que no nos puede llevar a maltrechar la amistad. Hay ideologías que se basan en costumbres, en teorías, ideas, en conceptos, y eso es comprensible; de ahí se parte al discurso que cada quien pretende ofrecer, pero lo que no es válido es que nos dejemos llevar por la emociones negativas y entremos en el universo del odio y sus intríngulis. Cada quien es libre de argumentar su pensamiento político sin rebasar los límites de la ética social, del respeto.

Édgar Guillermo Bejarano Chávez
El Triunfo, Cundinamarca

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.