El asesino silencioso

El asesino silencioso

Seguimos sin atender las recomendaciones para evitar la deforestación, la contaminación de los ríos.

25 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

Un grupo de 40 expertos de la Comisión sobre Polución y Salud, según la revista ‘The Lancet’, publica las estadísticas de muertes y enfermedades crónicas que producen en la población global los altos índices de polución y contaminación ambiental.

La deforestación, la contaminación de los ríos y la polución generada por los gases de la combustión de los motores diésel, de gasolina y muchos otros actores contaminantes más hacen que en Colombia las muertes por estos efectos (10.527 estimadas por el Departamento Nacional de Planeación –DNP– y 67,8 millones de síntomas) superen las producidas por el cáncer, la diabetes y los infartos juntos, además de que sus tratamientos clínicos le cuestan al país más de 14,5 billones de pesos.

Pese al conocimiento y la identificación de estos asesinos silenciosos, como lo son la polución y la contaminación ambiental, seguimos sin atender las recomendaciones gubernamentales sobre evitar la deforestación, la contaminación de los ríos. Tampoco atendemos las distritales sobre el uso racional de los automotores y la urgente necesidad de una mayor utilización de la bicicleta para movilizarnos.

- Rafael Antonio Córdoba Ardila

* * * *

Señor Director:

Su editorial del 23-10-2017 lo deja a uno muy preocupado, porque el que miles de personas mueran por efectos de la contaminación es culpa de todos. Nosotros mismos nos estamos exterminando, cuando hay leyes que, si se hacen cumplir, bajan las muertes. Está el Código de Policía (que poco se cumple). No se detienen los buses chimenea en las grandes ciudades, no hay control de los deforestadores, las industrias vierten desechos a los ríos, se fumiga para todo. Lo que falta es autoridad. ¿Será mucho pedir?

- Pedro Samuel Hernández
Bogotá

Que se vea si van libres

Señor Director:

La Alcaldía de Bogotá estableció por decreto el cobro de tarifas de taxis por aplicación tecnológica. Una sofisticación que, aunque no sobra, no es tan necesaria como la utilidad que significaría para el pasajero el que el taxi lleve un cartel muy visible que indique cuándo va libre y cuándo ocupado, acompañado de una luz verde y otra roja, respectivamente, en horas nocturnas. Los usuarios nos volvemos locos tratando de ver a lo lejos si los taxis están libres u ocupados. Esta sí que debería ser una disposición obligatoria, sin duda.

- Haydée A. Chiapero B.

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA