El abandono de los viejos

El abandono de los viejos

Nadie quiere asumir la responsabilidad y prefieren abandonarlos a su propia suerte.

14 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:

El drama de los ancianos en Colombia es de tristeza por el abandono de que son víctimas por parte de sus mismos familiares.

La comunidad de adultos mayores está siendo atropellada en sus derechos, pues nadie quiere asumir la responsabilidad y prefieren abandonarlos a su propia suerte.

Gracias a unos pocos filántropos que hacen esfuerzos por hacerles menos pesada la cruz de sus desgracias y por brindarles espacios de recreación y felicidad, como la fundación Sonreír con Canas, en Bogotá. Se necesita que el Estado en su conjunto analice esta problemática para que se tomen medidas especiales frente al abandono por parte de quienes tienen la responsabilidad de darles amor y protección.

Mientras esta conducta despreciable, de por sí, no sea punible, el drama continuará. Se necesita una ley que armonice esta situación con sanciones drásticas en lo penal y pecuniario con quienes prefieren el abandono que asumir la responsabilidad que les corresponde con sus mayores.

- Édgar Guillermo Bejarano Chávez
El Triunfo, Cundinamarca

Mal ejemplo

Señor Director:

¿Cómo es posible que los educadores se paren frente a una cámara de televisión o un micrófono y adviertan, con total desfachatez, que su objetivo es hacer colapsar la movilidad de la ciudad de Bogotá hasta que sean admitidas sus demandas? Se acepta el derecho a la protesta, pero es inadmisible que su interés particular esté por encima del general, de los ciudadanos de la capital.

¿Qué dicen las autoridades ante semejante atropello; y los padres, ante el ejemplo que dan los maestros a sus discípulos? Además, esgrimen el argumento de que pretenden mejorar la calidad de la educación. ¡No somos tan ingenuos! De otra parte, en este gobierno los paros han roto récord de duración.

- Dalia Monroy
Bogotá

Carros y basura en la playa

Señor Director:

Es triste y lamentable ver cómo, no obstante el aumento notorio del turismo en la zona norte de Cartagena, donde se yerguen torres de apartamentos y hoteles de lujo, la playa se encuentre en grave estado de suciedad y abandono, ante la indiferencia de las autoridades. Los raizales, residentes en la Boquilla, son quienes se lucran con el alquiler de carpas, masajes, venta de bebidas, comida, etc., pero no hay ningún orden ni nadie que supervise; son notorias la suciedad y la indiferencia de los turistas, que tiran toda clase de basuras, y de los boquilleros, que no limpian ni recogen sus carpas, dejando un panorama vergonzoso.

Para completar el paisaje, los carros circulan por la playa sin ningún control. Solo aparecen policías a las seis de la tarde, para advertir a los bañistas que deben retirarse, pues la zona es muy peligrosa por los ladrones en moto.

¿Habrá alguien que nos ayude a mejorar esta playa, que debería ser hermosa y digna de Cartagena?

- Hernán Chaparro Plazas
Cartagena

Escríbanos a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA