Una oposición desunida llega a tercer intento de diálogo con chavismo

Una oposición desunida llega a tercer intento de diálogo con chavismo

Buscarán mejores condiciones antes de las elecciones presidenciales previstas para el próximo año.

Luisa Ortega, exfiscal destituida de Venezuela

La exfiscal destituida de Venezuela, Luisa Ortega, se encuentra de visita por estos días en El Vaticano.

Foto:

Efe

10 de noviembre 2017 , 12:59 p.m.

En medio de una creciente división de la alianza de partidos antichavistas ante las próximas elecciones y mientras uno de sus líderes baraja pedir asilo a Chile, la oposición venezolana -más diezmada y desunida que antes- anunció este jueves un nuevo proceso de diálogo con el Gobierno, que comenzará el 15 de noviembre en República Dominicana. 

El partido político opositor venezolano Alianza Bravo Pueblo (ABP), del alcalde en arresto domiciliario Antonio Ledezma, señaló este viernes que si bien no se niegan al
diálogo entre el Gobierno y la oposición, sí rechaza que se haya replanteado "entre telones" repitiendo errores de hacer las cosas "a escondidas".

En un comunicado difundido por los medios, la organización política aseguró que se enteró del diálogo "como un hecho ya cumplido" este jueves, luego de la rueda de prensa en el que se dio el anuncio, lo que, a su juicio, "deja en evidencia" que la "supuesta unidad" opositora repite los errores de hacer jugadas a escondidas".

"Nunca nos hemos negado a dialogar porque estimamos que ese es un bien muy preciado para los pueblos que sufren conflictos (...) lo que deploramos fehacientemente son las fallas de no informar a la ciudadanía de manera oportuna", señala el texto de ABP.

El partido de Ledezma destaca que el diálogo solo ha sido útil "para los intereses continuistas del régimen de Nicolás Maduro" que, afirman, ha sido el que ha sacado el mayor provecho.

ABP sostiene que este "mal llamado" diálogo llevará a reincidir en un diálogo "manipulado" en una sede cuyo gobierno, aseveran, "no ha disimulado simpatías" con el gobierno de Maduro.

Esta sería la tercera vez que las partes intentan sentarse a hablar para aliviar las profundas tensiones políticas y económicas que aquejan al país. Ambos procesos previos, uno en 2016 amparado por El Vaticano, no han llegado a buen puerto.

En septiembre, la oposición abandonó el diálogo alegando que el Gobierno socialista no había considerado ninguna de sus demandas, como la liberación de centenares de "presos políticos", la apertura de un canal humanitario y garantías electorales. "Hemos desarrollado y desplegado todas nuestras relaciones a nivel de América Latina para construir la posibilidad de que con países y gobiernos amigos, podamos tener una facilitación para lograr condiciones para poder ir a una elección presidencial", dijo el presidente de la Asamblea Nacional -liderada por la oposición-, Julio Borges.

Hay que buscar una alternativa para el país, en este momento yo creo que lo que habría que buscar es una etapa de transición

Por su parte, la destituida fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, afirmó este viernes en el Vaticano que la solución a la crisis que vive el país pasa por una salida del Gobierno del presidente Nicolás Maduro "por una vía negociada", en un "proceso de transición con garantías".

Ortega denunció la situación que vive Venezuela en un encuentro en el Vaticano que ha reunido durante dos días a mujeres juezas y fiscales que han analizado el problema de la trata de personas y del crimen organizado.

Preguntada por los medios al margen de este encuentro por la solución en el país, Ortega respondió: "Que salga Maduro por una vía negociada". "Hay que buscar una alternativa para el país, en este momento yo creo que lo que habría que buscar es una etapa de transición", agregó. Consideró que "si se le dan garantías en un proceso de transición es posible" que el presidente venezolano deje el poder para favorecer un cambio y se mostró tajante al afirmar que el chavismo ha fracasado.

En su intervención en el Vaticano la funcionaria, que vive en el exilio, relacionó el "delito de la trata de personas" con el "fenómeno migratorio sin precedentes" que vive
Venezuela, donde este año "2 millones de personas han huido"
. "Esta alta movilidad de venezolanos como migrantes está colocándolos en mayores niveles de vulnerabilidad que otras naciones", subrayó.

REUTERS - EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA