El acoso chavista a Teodoro Petkoff los lleva a declararlo ‘demente’

El acoso chavista a Teodoro Petkoff los lleva a declararlo ‘demente’

El juicio contra el político y editor fue anulado, pero tribunal lo despojó de sus derechos civiles.

Teodoro Petkoff, político venezolano

Teodoro Petkoff, periodista venezolano.

Foto:

Nelson Castro / El Nacional - GDA

09 de octubre 2017 , 09:00 a.m.

Entre agosto y septiembre de este año, el tribunal penal que lleva la causa impulsada por Diosdado Cabello contra el político y editor Teodoro Petkoff declaró a este último como “incapaz o en entredicho”, luego de que un psiquiatra y un psicólogo concluyeran en menos de una semana que Petkoff sufre de “demencia vascular”.

Así, uno de los intelectuales más mordaces de la escena venezolana, crítico del chavismo y defensor de la libertad de expresión –galardonado en 2015 con el Premio Ortega y Gasset por su trayectoria– fue despojado de sus derechos civiles por la ‘revolución’ que no pudo doblegarlo.

Su principal abogado defensor y apoderado legal, Humberto Mendoza, asegura que esta decisión del juez Aris de la Rosa encaja en el concepto de “muerte civil”, que regímenes autoritarios como el soviético o el cubano aplicaban a los disidentes políticos, y que busca humillar al político de 85 años. En la práctica significa que Petkoff no puede tomar decisiones que requieran algún fondo legal y debe estar bajo tutela, según el Estado venezolano.

“Hay un claro intento de someter al escarnio público a Petkoff”, afirma Mendoza, aclarando antes que sentenciar a una persona como incapaz es un proceso “sumamente excepcional”, el cual se aplica cuando se teme que, por alguna condición, la persona pueda poner en riesgo su patrimonio o su bienestar más elemental. Los familiares de la persona e incluso la Fiscalía pueden iniciar el juicio para una declaratoria de este tipo.

Según las leyes venezolanas, solo un juez de causa civil –no penal, como De la Rosa– puede declarar la incapacidad de un ciudadano tras un juicio en el que las pruebas demuestren tal condición. A saber, exámenes e informes médicos, conversaciones con al menos cuatro familiares de la persona cuestionada, así como la propia persona.

Tanto Mendoza como allegados de Petkoff confirmaron a EL TIEMPO que ninguna de estas condiciones establecidas en el Código Civil Venezolano se cumplieron para determinar su supuesta demencia.

Los informes médicos del político fueron entregados cada dos meses ante el tribunal sin reflejar cambios sustanciales sobre la existencia de dificultades motoras producto de antiguas fracturas en la cadera y el húmero, así como las complicaciones derivadas de una arritmia cardiaca.

Este año, Petkoff no ha sido sometido a pruebas ni exámenes médicos. “Los dos doctores enviados por el tribunal no mandaron a hacer exámenes, ni encefalogramas ni electrocardiogramas, no le aplicaron ningún test. Apenas vieron los informes que yo he llevado al tribunal entre 2015 y 2016, en los que constan las conclusiones de hasta cinco doctores que lo han tratado. De ellos, solo uno habló de la ‘demencia vascular’ como una hipótesis de trabajo que no fue discutida ni asomada por los otros cuatro. Solo con informes de terceros declararon a Teodoro mentalmente inhábil”, precisó Mendoza.

Esto de declararlo incapaz es una extralimitación completa de sus funciones

“Con eso, el juez anuló decisiones de él como haberme nombrado como su abogado. No hablaron con cuatro de sus familiares y mucho menos entablaron una conversación, apenas un intercambio de palabras”, agregó el jurista.

Las presiones judiciales y económicas sobre ‘Tal Cual’ (Petkoff lo dirigió personalmente desde su fundación en el año 2000 hasta el 2014) afectaron al diario a tal punto que se convirtió en semanario en el año 2015. Eso y el juicio iniciado por el segundo “hombre fuerte” del régimen venezolano, Diosdado Cabello, contra Petkoff y otros 20 directivos de su periódico y del diario ‘El Nacional’ desmejoraron significativamente la salud del político y su ánimo.

Petkoff estuvo sometido a régimen de presentación ante el tribunal y prohibición de salida del país desde hace dos años, medidas que fueron levantadas poco después de la escueta revisión médica, el 14 de septiembre, cuando el juez sobreseyó la causa.

Cabello había dicho en su programa de televisión que él pidió personalmente al tribunal la revisión médica de Petkoff “porque a mí no me interesa hacerle daño a nadie, menos a alguien que está enfermo”.

“El juez puede efectivamente dictaminar que una persona no está apta física o mentalmente para afrontar un juicio y entonces ordenar el sobreseimiento (suspensión) del caso”, recalca el abogado Mendoza.

“Hasta allí, la decisión de De la Rosa fue relativamente correcta, tomando en cuenta que el juicio ya tenía más de un año ilegalmente prolongado y debió haberse suspendido hace tiempo. Ahora, esto de declararlo incapaz es una extralimitación completa de sus funciones”.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA