La crisis saca lo mejor de los venezolanos en esta Navidad

La crisis saca lo mejor de los venezolanos en esta Navidad

Se multiplican las muestras de solidaridad para atender a los más vulnerables.

Navidad de indigentes en Caracas

Un Papá Noel encabeza un grupo que intenta llevar algo de alegría a un sector deprimido de Caracas donde abundan los indigentes.

Foto:

Federico Parra /AFP

23 de diciembre 2017 , 11:26 p.m.

Saben que con eso no resuelven el problema de fondo, pero no pueden permanecer inmóviles ante la crisis que durante 2017 lanzó a miles de personas a la calle en busca de algo para sostenerse, de algo para soportar la pobreza. Aunque no es posible llevar alguna cuenta, ni siquiera aproximada, este diciembre abundan las noticias de boca en boca, los comentarios y las estampas de decenas de personas que se organizan para ayudar a los más necesitados y convertirse –sin buscar tal reconocimiento– en la cara más amable del desastre económico venezolano.

En las redes sociales Karina Barbosa anunció que necesitaba ayuda para rellenar 500 arepas y comprar juguitos para repartir el día antes de Navidad. La primera vez que hizo algo así fue en diciembre del año pasado, cuando vio por primera vez a niños hurgando en la basura para comer. “Eso no pude soportarlo”, afirmó a EL TIEMPO. Ella hace las arepas junto con otras cinco amigas, las precocinan un día antes de la entrega, luego las rellenan y las ponen en bolsitas individuales junto a un jugo de cajita. “Este año compramos queso, jamón y sardinas, porque el atún está muy caro, las empacamos, y a la calle”.

Asegura que el proceso de entregarlas es delicado. Hay que llevar un balance entre el hambre y la solidaridad, para poder repartir en varios puntos sin que la gente se vuelque al carro en busca de más. El año pasado creía que estaría una hora recorriendo Caracas entregando las arepas, pero no les duraron ni media hora. Este año no sabe cuánto durará la carga o si le alcanzará para ir a varios puntos de la ciudad, pero no se amilana. “Esta es una de las experiencias más agridulces de la vida, uno se siente feliz de ayudar a alguien pero por otro lado es desesperante no poder hacer más”, asegura.

Lo mismo cuenta Dayimar Ayala, una reportera venezolana que se organizó con otras cuatro colegas y repartieron 100 juguetes nuevos a niños de la calle de Caracas. El día que hicieron la caravana estaba eufórica, al día siguiente emocionalmente muy afectada. “Nos encontramos con una niña que jamás había visto una muñeca, la niña pegaba gritos de emoción, no sabía qué hacer”.

La iniciativa de entregar juguetes nuevos vino de una discusión sobre qué se podía hacer en medio de una crisis tan grande. Es la primera vez que Ayala organiza algo así por iniciativa propia. “Al final decidimos que fueran juguetes nuevos porque les permiten a los niños abstraerse de cualquier realidad, crear su propio mundo. Nos importaba mucho que fueran nuevos para que abrieran el paquete y sintieran que era algo solo de ellos, un sentido de pertenencia, de algo único. No repartimos comida porque la responsabilidad de alimento y medicina es del Estado, nosotros quisimos repartir sonrisas, ilusión y alegría”.

En las redes sociales abundan solicitudes de comida, medicinas, fórmulas lácteas y enseres (sobre todo para niños) para hacer reparticiones. El tema de los alimentos es el que más se repite ante las crecientes noticias de desnutrición infantil que cada vez se cuelan más entre la prensa a pesar del silencio oficial. Como Barbosa, un matrimonio también se ha dedicado a repartir arepas rellenas y tienen una cuenta en Twitter: el budare de la bondad.

Otro grupo de personas, lideradas por el reportero Francisco Urreiztieta, ofrecieron un almuerzo navideño en el barrio José Félix Ribas de Petare para cien personas que seguramente, sin su ayuda, no habrían podido comerse la tradicional hallaca decembrina o un trozo de pan de jamón. Escogieron ese lugar tras haber cubierto la historia de un niño del barrio que murió por desnutrición.

En estas iniciativas no hay tiempo ni espacio para señalar al Gobierno por su pésima gestión, pero además de la solidaridad, este diciembre resuena en varios puntos del país el reclamo de miles de personas que esperan por una de las cajas Clap (de los oficialistas Comités Locales de Abastecimiento y Producción) para comer esta Navidad.

Liberación de presos políticos

Este sábado, un grupo de presos políticos fueron trasladados a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Los privados de libertad fueron llevados al parlamento chavista luego de que Delcy Rodríguez, presidenta de la instancia, dijo que 80 de ellos podrían recibir “medidas alternativas”.

Entre los presos políticos trasladados a la ANC están Alfredo Ramos, Rafael Liendo, Betty Grossi, Dany Abreu, Roberto Picón, Jhosman Paredes, Carmen Salazar, Alejandro Sierra, Carlos Pérez, Artístides Moreno, Marcos Rada y Andrea Díaz.

Por su parte, el fiscal general, Tarek William Saab, anunció que luego de reuniones realizadas por la Comisión de la Verdad, Justicia y Reparación de las Víctimas, el Ministerio Público designó a 19 fiscales con competencia nacional para otorgar medidas judiciales a 69 ciudadanos que están presos, acusados de participar en protestas de la oposición a principios de año y en el 2014.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.