Diálogo en Venezuela llegó a nada, pero tendrá nueva oportunidad

Diálogo en Venezuela llegó a nada, pero tendrá nueva oportunidad

Composición del CNE y la fecha de las presidenciales, puntos de quiebre entre oposición y chavismo.

Oposición venezolana

La propuesta opositora en Santo Domingo consiste en que la directiva quede con dos rectores nombrados por el régimen, dos por la oposición y uno “neutral” escogido por consenso.

Foto:

Ricardo Rojas / Reuters

31 de enero 2018 , 09:00 p.m.

No hubo humo blanco en República Dominicana. Al tercer día de la tercera ronda de conversaciones entre representantes del oficialismo y la oposición venezolana, se levantó la sesión sin que las partes llegaran a acuerdos, por lo que trasladarán las conversaciones a Caracas por otras 72 horas.

Mientras la delegación del oficialismo, encabezada por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, anunció que se firmó un “preacuerdo” al que le faltarían solo “un par de detalles” para su suscripción total, la oposición mostró una conclusión radicalmente opuesta: “Aquí no se ha firmado ningún preacuerdo. Hay algunos aspectos con ciertos avances, pero no hay ningún preacuerdo en la mano”, dijo después el vocero de la oposición, el diputado Julio Borges.

Aquí no se ha firmado ningún preacuerdo. Hay algunos aspectos con ciertos avances, pero no hay ningún preacuerdo

Minutos antes de estas declaraciones, algunos integrantes del grupo asesor de la oposición, como el abogado Juan Rafalli y el empresario Jorge Roig, trinaron que no se había alcanzado ningún consenso que valiera la pena publicar, anticipando lo que parecía el fin inminente de las conversaciones. Sin embargo, a última hora las partes decidieron darse otra oportunidad.

Aunque en las declaraciones oficiales no se dieron detalles sobre los temas que representan los principales nudos del diálogo, una fuente en Caracas confirmó a EL TIEMPO que son dos: la fecha de las elecciones presidenciales y la composición del Consejo Nacional Electoral. Desde la noche del lunes, estas fueron las dos piedras de tranca.

El régimen de Nicolás Maduro, que llamó a elecciones presidenciales de forma sorpresiva y adelantada la semana pasada, no cede en su empeño de organizarlas para el primer cuatrimestre de este año –antes del 30 de abril, según dijo el constituyente Diosdado Cabello–, mientras que la oposición espera que se hagan en el segundo semestre. Tampoco se aprobó el cambio en la conformación de la directiva del CNE.

La cúpula del ente comicial está conformada por cinco rectores y exhibe en la actualidad una composición abiertamente favorable al chavismo, con cuatro de ellos plegados a los intereses del régimen y solo uno capaz de velar por condiciones electorales justas para la oposición. La propuesta opositora en Santo Domingo consiste en que la directiva quede con dos rectores nombrados por el régimen, dos por la oposición y uno “neutral” escogido por consenso.

Sin embargo, este plan no avanza dentro de las filas chavistas, que solo cedió en una de las plazas, esperando que la directiva quedara tres a dos rectores a su favor, lo cual fue rechazado de plano por los negociadores de la oposición.

Estos consideran un punto de honor esa composición para poder participar en cualquier futura elección, toda vez que en las últimas elecciones –regionales y municipales–, del año pasado, la directiva cambió condiciones claves del proceso a última hora, e incluso coadyuvó a la comisión de fraudes en varios estados, como el caso del estado Bolívar.

El régimen venezolano apenas ha cedido en las conversaciones sobre la posible liberación de algunos presos políticos y ha bajado la presión sobre la oposición para que reconozca la Constituyente impuesta por el presidente Nicolás Maduro, confirmó la fuente.

Hay un acta firmada por ambas partes, pero nada está acordado hasta que todo esté acordado

A pesar del pobre resultado de estas jornadas, tras las declaraciones del representante del gobierno, todos los medios oficiales se abocaron a difundir como un “día de júbilo para la patria” la supuesta firma del preacuerdo “que finalmente traerá la paz a la República” y con la cual se habría dado al traste la “pretensión imperial” de inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela.

Pero, además del desmentido de la oposición, el propio presidente de República Dominicana, Danilo Medina, ratificó que no hubo firma concluyente: “Hay un acta firmada por ambas partes, pero nada está acordado hasta que todo esté acordado (…) Hay una sola copia del documento, y yo soy su custodio”.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.