Indignación mundial por ataque ‘químico’ en Siria

Indignación mundial por ataque ‘químico’ en Siria

Víctimas pueden sufrir fallas en el sistema nervioso y respiratorio, incluso puede causar la muerte.

Indignación mundial por ataque ‘químico’ en Siria

Un hombre recibe tratamiento médico tras el ataque con, al parecer, gas sarín en la localidad de Jan Sheijun, Siria.

Foto:

EFE / Stringer

05 de abril 2017 , 10:31 a.m.

Un presunto ataque “químico” con gas sarín, del que varios países acusaron al régimen de Bashar al Asad, dejó este martes al menos 58 muertos y unos 170 heridos, incluyendo numerosos niños aquejados de convulsiones y problemas respiratorios, en una localidad rebelde de Siria.

El bombardeo provocó una oleada de indignación internacional y Washington, París y Londres responsabilizaron al gobierno de Al Asad, que desmintió “categóricamente” toda implicación.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este miércoles con carácter de emergencia para examinar las circunstancias de los bombardeos que alcanzaron Jan Sheijun, una pequeña ciudad de la provincia de Idlib, bastión de los rebeldes y yihadistas en el noroeste sirio.

Videos de militantes antirrégimen mostraban cuerpos sin vida sobre las calzadas y otras personas aquejadas por espasmos y episodios de asfixia. Las víctimas “tienen las pupilas dilatadas, convulsiones, espuma saliéndoles de la boca”, explicó Hazem Shahwane, un socorrista que se encontraba en uno de los hospitales de la ciudad. Al menos 11 niños fallecieron, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).


Se trata del “segundo ataque químico más mortífero del conflicto en Siria”, después del que causó más de 1.400 muertos en el 2013, dijo la organización, que no pudo precisar qué tipo de gas tóxico se había utilizado.

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Misutra, declaró que la ONU quiere “identificar claramente las responsabilidades” y que los autores del ataque con armas químicas en Siria rindan cuentas.

Horas más tarde, el Ejército sirio desmintió “categóricamente haber usado sustancias químicas o tóxicas en Jan Sheijun (...)” y subrayó que “nunca las usó, en ningún momento, en ningún lugar y que no lo hará en el futuro”, afirmaron las Fuerzas Armadas.

El Gobierno sirio, que ratificó la Convención sobre la prohibición de armas químicas en el 2013, ha desmentido en muchas ocasiones el uso de armamento químico, pero las acusaciones contra Damasco por emplear este tipo de armas son comunes, y una investigación dirigida por la ONU ha apuntado al régimen por haber realizado al menos tres ataques con clorina, en 2014 y 2015.

El Ejército ruso, principal aliado del régimen sirio, afirmó que tampoco había llevado a cabo ningún bombardeo en la zona afectada. Aún así, la oposición siria acusó al régimen de haber utilizado “obuses con gas químico”.

Este “crimen horrible” recuerda al ataque de 2013 cerca de Damasco, que la comunidad internacional “dejó impune”, agregó, advirtiendo que “ponía en entredicho” el proceso de paz. Por su parte, la alianza de combatientes rebeldes sirios Tahrir al Sham, dominada por Fateh al Sham, exrama siria de Al Qaeda, prometió vengar el ataque. “Llamamos a todos los combatientes de Sham (Siria) a encender los frentes”, dijo en un comunicado publicado en internet Tahrir al Sham
Tildando el ataque de “intolerable”, Sean Spicer, portavoz del presidente estadounidense, Donald Trump, denunció un “acto condenable” del régimen de Al Asad.

Para el presidente francés, François Hollande, “una vez más el régimen sirio niega la evidencia de su responsabilidad en esta masacre”. “Aunque no podemos estar seguros de lo ocurrido, esto tiene todas las características de los ataques de un régimen que ha usado repetidamente armas químicas”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.

Una vez más el régimen sirio niega la evidencia de su responsabilidad en esta masacre

La corresponsal de la AFP en Jan Sheijun vio a personal sanitario tratando de socorrer a una joven, pero en vano. Su padre, destrozado por el dolor, la tomó en brazos, besó su cara y se la llevó fuera del hospital. La periodista también vio a pacientes con espuma saliéndoles de la boca. Muchos eran rociados con agua mientras los médicos trataban de reanimarlos.

Según la corresponsal, el hospital fue luego bombardeado, provocando importantes daños en el centro de salud y la huida de los médicos entre los escombros. Este ataque coincide con el inicio de una conferencia de dos días en Bruselas sobre el futuro de Siria auspiciada por la Unión Europea y Naciones Unidas, pero no se prevé la asistencia de actores claves como Rusia o Turquía.

Los efectos del gas sarín

El gas sarín o GB es un líquido incoloro e inodoro, difícil de detectar, utilizado como arma química por su extrema potencia como agente nervioso.

La ONU lo clasificó como arma de destrucción masiva en su resolución 687.
Así mismo, la producción y almacenamiento de gas sarín fue declarada ilegal en la Convención sobre Armas Químicas de 1993.

Este químico ataca el sistema nervioso, causando fallas en el sistema respiratorio y la muerte tras minutos de exposición.

El contacto suave con el químico puede ocasionar irritación en los ojos, secreción nasal, babeo, tos, presión en el pecho, diarrea, confusión, mareos y náuseas.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA