Alepo sigue bajo los intensos bombardeos del régimen sirio y Rusia

Alepo sigue bajo los intensos bombardeos del régimen sirio y Rusia

La comunidad internacional hasta ahora no ha podido frenar el baño de sangre en esta sitiada ciudad.

fg

Aviones sirios y rusos han bombardeado numerosas veces a Alepo..

Foto:

AFP

13 de octubre 2016 , 11:52 a.m.

Aviones sirios y rusos bombardearon de nuevo este jueves Alepo, donde los ataques aéreos contra los barrios rebeldes mataron a por lo menos 71 civiles en 48 horas permitiendo a las tropas de Damasco avanzar en esta ciudad del norte de Siria.

Ante la indignación internacional por la situación humanitaria en Alepo, Washington y Moscú -respectivos apoyos de los rebeldes y del régimen de Bashar al Asad- anunciaron el miércoles dos reuniones internacionales para este fin de semana con el objetivo de arrancar un enésimo alto el fuego en la otrora capital económica de Siria.

En la madrugada, los barrios rebeldes del este de esta ciudad sufrieron una veintena de bombardeos. Al mismo tiempo las tropas gubernamentales avanzaban en el nordeste de Alepo, apoderándose de colinas desde las que se divisa las zonas en poder de los insurgentes, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El Observatorio no ha dado un balance de víctimas. La televisión estatal siria dio cuenta por su parte de la muerte de cuatro niños por disparos de cohetes el jueves por la mañana que alcanzaron una escuela en la parte de Alepo controlada por el gobierno de Damasco.

Las fuerzas del presidente Bashar al Asad lanzaron el 22 de septiembre una ofensiva para recuperar toda la ciudad de Alepo, la antigua capital económica del país, dividida desde 2012 entre los barrios rebeldes y los prorrégimen.

La operación cuenta con el respaldo de la aviación de Rusia, que ha intensificado sus bombardeos al comienzo de la semana.

Siete niños figuran entre los 56 civiles muertos el martes en los barrios rebeldes, el miércoles otros 15 civiles murieron en ese sector, afirmó Rami Abdel Rahman, director del OSDH. "El balance ha aumentado porque muchas personas fallecieron como consecuencia de sus heridas y hay cuerpos todavía bloqueados bajo los escombros", añadió Rahman.

Los bombardeos rebeldes contra los barrios progubernamentales también mataron a ocho civiles entre el martes y miércoles, informó el OSDH.

Lausana y Londres

En el frente diplomático, la comunidad internacional se mostró hasta ahora incapaz de poner fin al baño de sangre en esta ciudad que se convirtió en uno de los símbolos de la guerra que desgarra a Siria desde marzo de 2011.

Más de 250.000 personas viven en los barrios rebeldes de Alepo, sitiados desde hace varios meses y donde las escuelas y hospitales son alcanzados regularmente por las bombas.

La ONU, Francia o Estados Unidos denunciaron "crímenes de guerra". Estados Unidos y Rusia, que habían "suspendido" hace varios días sus contactos sobre Siria, anunciaron el miércoles dos reuniones internacionales con los países árabes y europeos: la primera el sábado en Lausana (Suiza) y la segunda el domingo en Londres.

Al encuentro del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, deberían sumarse los ministros del rubro de Turquía, Arabia Saudita y Qatar, los tres apoyos de las fuerzas de oposición siria.

Ninguna de las partes confirmó una invitación a Irán, actor clave en el conflicto y aliado de Asad. El domingo en Londres, Kerry se prevé que se reúna con sus homólogos de Reino Unido, Alemania y Francia.

La ONU indicó que su enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, fue invitado a participar en las discusiones, pero aún no se confirmó si participará.

El miércoles en una entrevista con CNN, Lavrov dijo esperar que las discusiones en Suiza permitan "lanzar un dialogo serio" sobre el ahora fracasado pacto ruso-estadounidense para Siria.

Ayuda humanitaria para 13,5 millones de sirios

Las dos potencias mundiales trabajaron juntas en los últimos meses para alcanzar un acuerdo a mediados de septiembre presentado como el de la última oportunidad para poner fin al baño de sangre en Siria.
El acuerdo apuntaba a poner fin a las hostilidades, incrementar la ayuda humanitaria para centenares de miles de civiles sitiados en toda Siria.
Contemplaba una coordinación sin precedentes entre Moscú y Washington contra los yihadistas.
Pero la tregua duró sólo una semana, y se reanudó la guerra. La semana pasada, Rusia vetó una resolución francesa en el Consejo de Seguridad de la ONU que pedía un alto el fuego en Alepo y la prohibición de sobrevuelo para todos los aviones militares.
En Moscú, el presidente "Vladimir Putin expresó la esperanza de que el encuentro previsto el 15 de octubre en Lausana (...) sea productiva con el fin de contribuir realmente a la solución" al conflicto sirio, según el Kremlin.
Desde marzo de 2011, la solución a la guerra civil en Siria se tornó más compleja y el conflicto se internacionalizó. Más de 300.000 personas murieron y más de 13,5 millones de sirios, de los cuales seis millones de niños, necesitan ayuda humanitaria, según la ONU.
Beirut (AFP).

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA