Los métodos de asesinato con los que siembra terror el Estado Islámico

Los métodos de asesinato con los que siembra terror el Estado Islámico

La organización yihadista utiliza crueles formas para infundir temor entre quienes no los siguen.

fg

Un militantes del Estado Islámico en la ciudad de Mosul, Irak.

Foto:

Reuters

08 de agosto 2016 , 06:08 p.m.

Ataques con bombas, decapitaciones, atropellamientos, crucificciones, ahogamientos, apuñalamientos, tiroteos y degollamientos son algunos de los métodos más utilizados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) para infundir terror entre quienes no se les quieren sumar como adeptos.

Solamente el fin de semana el EI reivindicó la responsabilidad del ataque con machete que un hombre perpetró el sábado contra dos oficiales de policía en Bélgica, dijo la agencia del grupo yihadista, Amaq, en su cuenta de Twitter. (Además: A través de chat adolescente difundía mensajes para cometer atentado)

Al grito de "Allahu Akbar!" (Alá es el más grande), el atacante hirió a dos mujeres policía antes de morir tras ser abatido por una tercera agente el sábado en la ciudad de Charleroi.

En Bruselas, la fiscalía belga identificó al atacante como un ciudadano argelino de 33 años que vivía en Bélgica desde 2012 y que tenía antecedentes penales, al tiempo que no descartó que el ataque tuviese inspiración terrorista. (Lea también: Los sicópatas que dicen actuar a nombre del Estado Islámico)

Más temprano el domingo, la policía belga detuvo a un hombre con un machete en la oriental ciudad de Lieja, informó la emisora VRT. El medio informó que la policía había acordonado un área de Lieja antes de la detención del hombre. También reveló que el sospechoso era de origen turco, que no usó el machete y que no era conocido con anterioridad por la Policía.

Bélgica está aumentando la seguridad en sus estaciones de policía tras el ataque del sábado en Charleroi, dijo el domingo en rueda de prensa el primer ministro Charles Michel.

Unos ataques perpetrados por islamistas suicidas con bombas mataron a 32 personas en el aeropuerto de Bruselas y en una estación de metro de la ciudad en marzo. Además, muchos de los que llevaron a cabo los atentados de noviembre del año pasado en París, que dejaron 130 muertos, vivían en Bélgica.

Según el ministro belga del Interior, 457 hombres y mujeres belgas se han ido o han intentado ir a combatir a Siria o Irak. Entre estas personas, 266 siguen en Siria o Irak y 90 están desaparecidas, y probablemente muertas, según el Órgano belga de Coordinación para el Análisis de la Amenaza.

Métodos crueles y ‘válidos’

Y es que el EI ha dicho que en su guerra contra los que considera infieles, es decir que no aceptan el Corán como ellos lo interpretan, es válido cualquier método para acabar con ellos. Por eso es común ver que quienes -así no estén al lado de los miembros del EI entrenándose- acuden a cualquier forma para llevar esa guerra santa a sus países, motivos por los que, como en el caso del atacante de Niza, toma un vehículo para atropellar y matar a la mayor cantidad de personas posible.

O como en Bangladesh cuando el primero de julio un grupo de yihadistas armados sembró el terror con un ataque a un restaurante del corazón de Dacca que causó 28 muertos, incluidos 20 rehenes, muchos de ellos extranjeros y que fueron acuchillados antes de que las fuerzas de seguridad pusieran fin al asedio.

Reivindicado tanto por el Estado Islámico (EI) como por la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, el ataque fue lanzado por siete jóvenes provistos de granadas, pistolas, rifles y machetes, según fuentes oficiales y testigos.
En medio de una cascada de tiros y explosiones, Dacca vivió 12 horas de miedo, tensión y opacidad informativa mientras numerosos contingentes de diversos cuerpos de seguridad y tanquetas del Ejército se apostaban en torno al restaurante Holey, en el acomodado barrio de Gulshan.

"Pese a que la crueldad le pueda parecer un sinsentido a la mayor parte de los seres humanos civilizados, para EI es una elección racional. Es una decisión consciente para atemorizar a los enemigos e impresionar a nuevos reclutas", escribió para la BBC Fawaz A. Gerges, de la London School of Economics.

Enseñanza macabra

Así mismo, se han conocido métodos crueles que la organización yihadista utiliza para entrenar a niños.
Se ha conocido que algunos menores son obligados a jugar al fútbol con cabezas cortadas y a matar desde cortas edades. (Además: Lo que pasa en la mente de los atacantes del grupo Estado Islámico)

Adicionalmente, también se ha documentado cómo a menores de edad se les ha asesinado y posteriormente incinerado y otros casos de crucificción de jóvenes.

Sami Ramadami, analista iraquí y profesor de sociología de la London Metropolitan University en la capital británica, dice que "básicamente usan el terror para lograr la expansión, sembrando miedo y usando las redes sociales para mostrar actos terribles antes de llegar a una nueva zona que quieren controlar. Justifican ese terror usando algún texto religioso poco conocido que es usualmente tomado totalmente fuera de contexto", indicó Ramadami a BBC Mundo.

"Sus medios son brutales y hay muchas teorías sobre cómo logran producir films de extrema calidad con técnicas tan avanzadas. ¿Donde los producen?, ¿quien los financia?, ¿de dónde obtienen su apoyo? Hay muchas preguntas por responder", concluye Ramadami. 

Con EFE, AFP y Reuters

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA