Sin tregua, México busca sobrevivientes tras devastador terremoto

Sin tregua, México busca sobrevivientes tras devastador terremoto

La cifra oficial de muertos ya alcanza los 225, entre ellos 32 niños. Decretan tres días de duelo.

De esta manera se espera escuchar con más facilidad los gritos de auxilio de las víctimas del temblor.De esta manera se espera escuchar con más facilidad los gritos de auxilio de las víctimas del temblor.
Rescatistas en México

Con picos, palas e incluso a mano limpia, estos hombres –que llevan casi 24 horas sin dormir y mal comer– no escatiman esfuerzos en la carrera contrarreloj para encontrar vida entre los escombros.

20 de septiembre 2017 , 11:26 a.m.

Las labores de rescate continuaban sin descanso este miércoles en la capital y estados centrales de México en busca de sobrevivientes entre los escombros de edificios colapsados, tras un devastador sismo que deja hasta el momento 225 muertos, entre ellos 32 niños en la escuela Enrique Rébsamen derrumbada.

El mundo está pendiente ahora del rescate de un menor de ese colegio que revive la esperanza de encontrar a más niños con vida. 

El presidente del país, Enrique Peña Nieto, declaró tres días de luto nacional en memoria de las víctimas
 
De los fallecidos, 94 eran de Ciudad de México, 71 del estado de Morelos, 43 de Puebla, 12 del Estado de  México, 4 de Guerrero y 1 de Oaxaca, señaló el jefe de la Protección Civil, Luis Felipe Puente en Twitter.

Entre los fallecidos figura una panameña, confirmó el Gobierno del país de Norteamérica. Con la luz del amanecer, que recién llegó alrededor de las 7:20 hora local, cientos de voluntarios se reincorporaron a las labores de remoción de escombros y de apoyo en el traslado de ayuda para los damnificados.

El alcalde capitalino Miguel Ángel Mancera actualizó la cifra de edificios derruidos, que redujo a 39, tras primeros reportes que indicaban 45 edificios colapsados. Aseguró, asimismo, que salvo en unos cinco donde se determinó que no había personas atrapadas, se mantenían las labores de rescate.

"En todos los demás, absolutamente todos, estamos con un protocolo de búsqueda de personas", dijo Mancera a la cadena local Televisa.

Destacó que al menos 40 personas fueron rescatadas vivas de dos de los edificios colapsados y que unas 600 construcciones serán revisadas para verificar el estado de sus estructuras.

Tras el sismo del martes de 7,1 grados de magnitud, se han registrado 22 réplicas, la mayor de estas de magnitud 4, mientras autoridades instaron a los residentes de edificios con daños a tomar precauciones.

"Si no se sienten seguros, la recomendación es no quedarse entonces en la vivienda", advirtió Carlos Valdés, director del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Gran parte de los capitalinos no durmieron, temerosos de una fuerte réplica y pendientes de los rescates en la cuarentena de edificios colapsados en Ciudad de México, que el 19 de septiembre de 1985 quedó parcialmente destruida por un sismo de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos.

Los rescates se centran en la zona sur y en el corredor Roma-Condesa, exclusivo sector conocido por sus bares y restaurantes y donde viven numerosos extranjeros.

En los estados de Puebla y Morelos, donde se ubicó el epicentro del sismo ocurrido a las 1:14 p.m., hora local, también continúan las tareas de rescate en viviendas y construcciones destruidas.

Tamales y café

En un céntrico barrio de clase media donde se derrumbó un edificio de departamentos, vecinos, soldados y voluntarios esperaban que los rescatistas encontraran a alguien con vida antes de decidir demoler las ruinas con maquinaria pesada.

Mientras tanto, voluntarios ofrecían café y tamales como desayuno a los rescatistas, que comían entre los camiones y maquinaria, pero también rodeados de muchos vecinos que tuvieron que dormir en la calle.

"Nos desalojaron a las 6 de la mañana, van a meter maquinaria pesada y el movimiento de la máquina puede hacer que se colapse el edificio de al lado", dijo Daniel Rebollo, vecino de la zona de 32 años, a la AFP.

La energía eléctrica ya había sido restablecida en un 85 % de la capital mexicana, aunque la compañía estatal mantenía cortes en zonas que concentraron el mayor número de derrumbes y donde aún se efectuaban labores de rescate.

En los estados de Puebla y Morelos, donde se ubicó el epicentro del sismo, también continuaban las tareas de rescate en viviendas y construcciones destruidas.

Gobernadores estatales confirmaron que la energía eléctrica ya se había restablecido en más de 90 %, aunque en el caso de Morelos, el segundo estado en víctimas, los graves daños materiales suponían un gran reto.

"Hay que reconstruir parte importante de la ciudad de Jojutla, que fue destruida", dijo a la televisión local el gobernador Graco Ramírez.

La búsqueda en la escuela es complicada debido a que de tres pisos se redujo a uno y amenaza con colapsar por completo

Horror en la escuela

Con un puño levantado o al grito de "¡Silencio!", los rescatistas –desde los llamados topos que se especializaron en recate con el sismo de 1985, hasta civiles voluntarios– no pararon durante la madrugada de este miércoles con la esperanza de escuchar algún ruido que indicara algún sobreviviente entre los escombros.

Mientras se excavaba y retiraban escombros en botes de plástico que son pasados de mano en mano, un topo se internaba en un boquete en busca de sobrevivientes.

Cuando lo conseguía, el silencio se rompía entre vivas y aplausos. Gran parte de la ciudad no descansó.

Pero el epicentro de la tragedia en la capital era el derrumbe de la escuela Enrique Rebsamen, localizada en el extremo sur.

"Tenemos 26 muertos, de los cuales 5 son adultos y 21 niños (...), el número de personas atrapadas oscila entre 30 y 40", dijo a 'Televisa' José Luis Vergara oficial mayor de la Armada de Guerra, quien coordina las tareas.

Los rescatistas trabajaron por la madrugada bajo la luz de generadores, pero la búsqueda es complicada debido a que la escuela, que de tres pisos se redujo a uno, amenaza con colapsar por completo. Una periodista de AFP constató la presencia de al menos cinco madres que en la madrugada esperaban noticias de sus hijos en medio de gritos y llanto.

También padres de los chicos ayudaban a remover los escombros, mientras se desplegaban perros entrenados para rescate y se utilizaban sofisticados instrumentos para detectar el más mínimo sonido entre el derrumbe.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA