Piñera seduce a Chile y vuelve a acariciar la silla presidencial

Piñera seduce a Chile y vuelve a acariciar la silla presidencial

Tras su éxito en primarias, el exmandatario de derecha es el favorito para suceder a Bachelet.

Empresarios que llegaron al poder

El economista Sebastián Piñera se desempeñó en el sector inmobiliario y bancario. Fue presidente de Chile desde el 2010 hasta el 2014.

Foto:

Carlos Capella / EL TIEMPO

11 de julio 2017 , 04:59 p.m.

Aunque noviembre parece ser un mes todavía lejano, para la polémica carrera presidencial que comenzó a vivir Chile esta semana, los días están prácticamente contados, especialmente para el expresidente Sebastián Piñera, quien desde ya se perfila como el favorito para suceder a la actual mandataria, Michelle Bachelet.

Los recientes resultados de las elecciones primarias fueron el quiebre de datos relevantes y rompieron esquemas históricos en el país, algo que analistas esperan se materialice en los siguientes cuatro meses.

Por ejemplo, las próximas presidenciales, que ponen fin a cuatro años del gobierno de Bachelet (en su segundo mandato), ya no serán una lucha entre dos bloques monolíticos definidos en una dictadura que terminó hace más de un cuarto de siglo.

Por primera vez desde que se restauró la democracia en 1990, la alianza gobernante de centroizquierda está dividida. Al espectro político se suma una nueva alianza inclinada más a la izquierda y que surgió de las eternas protestas estudiantiles.

Ante la posibilidad de alianzas, la coalición que ha gobernado Chile durante 23 de los últimos 27 años presentará a dos candidatos. Y en el otro lado, en la alianza opositora de derecha, encabezada por el multimillonario Piñera (que aspira a la reelección tras un primer gobierno entre 2010 y 2014), se suman otros dirigentes más de tendencia centrista que pueden dar sorpresas en las urnas.

Piñera se impuso con el 58,36 por ciento de los votos frente al diputado Felipe Kast y el senador Manuel José Ossandón, sus rivales de la formación de centroderecha Chile Vamos.

El caudal de votos dejó en una inmejorable posición al exmandatario, que aspira a repetir en marzo del 2018 una escena ya conocida en la política de ese país: el intercambio de bandas presidenciales entre él y la socialista Bachelet. Pero los votos obtenidos por Piñera se pueden explicar en el buen desempeño de la economía cuando fue presidente en el 2010.

Estos resultados dejan a Piñera con la primera opción de ser presidente de la República

El analista Ricardo González, coordinador del Área de Opinión Pública del Centro de Estudios Públicos (CEP), le explicó a EL TIEMPO que “de acuerdo con las cifras del CEP de abril y mayo del 2017, las prioridades de la población son delincuencia, la atención en salud, el desarrollo económico, las pensiones y las oportunidades de empleo. De hecho, durante su gobierno (el de Piñera), la tasa de crecimiento promedio de la economía fue superior al cinco por ciento anual y la tasa de desempleo llegó a su mínimo histórico”.

"Por otro lado, el Gobierno de Sebastián Piñera se preocupó por la delincuencia, cuyos esfuerzos lograron disminuir la tasa de victimización, aunque no pudieron reducir el temor. Con todo, es posible que la población esté valorando la preocupación que la administración de Piñera tuvo hacia los temas que a los chilenos más les importan", agregó González. 

En la misma línea, Claudio Fuentes, analista de la Universidad Diego Portales, piensa que “estos resultados dejan a Piñera con la primera opción de ser presidente de la República”.

Este panorama político se mueve dentro de un cuadro económico que sufre sus cuatro años de más lento crecimiento desde principios de los años 80. Una desaceleración que fue provocada por una caída en los precios del cobre y que se ha extendido a casi todos los sectores y un desempleo que está en aumento.

“Por primera vez vamos a competir todos contra todos y es la primera vez donde aparecen dos derechas que atraen electorado nuevo. La vieja derecha, que viene del año 90, tiene un apoyo muy importante, pero le salió competencia en el camino”, explicó a este medio Marta Lagos, economista chilena, directora ejecutiva de Latinobarómetro y fundadora de la encuestadora Mori Chile.

Otra de las sorpresas que dejaron estas primarias fue la alta concurrencia de votantes, sobre todo de derecha. A pesar de que ese día la selección nacional disputaba la final de la Copa Confederaciones frente a Alemania, cerca de un 1’700.000 chilenos fueron a las urnas, es decir, el 12 por ciento del padrón electoral del país. De ellos, 1,3 millones lo hicieron por los candidatos de la derecha y 327.000 por los izquierdistas de Frente Amplio (FA).

Y este dato es importante, pues en un país como Chile, donde la abstención electoral se caracteriza por arañar el 60 por ciento, nadie esperaba una asistencia tan abrumadora ni tampoco que los votantes de derecha cuadriplicaran a los de la izquierda en participación.

En cambio, el panorama para la coalición oficialista de centroizquierda no es muy halagador. Al no llegar a un acuerdo para realizar primarias, el grupo de Bachelet resolvió competir directamente en la primera vuelta con dos candidatos: el periodista Alejandro Guillier y la socialdemócrata Carolina Goic. Una exclusión que puede costarle caro.

"La explosión de escándalos de corrupción, sin lugar a dudas, prostituye la imagen de la política. Durante los últimos años, los movimiento sociales, donde los estudiantes empiezan a protestar y paralizar a la sociedad, se hicieron más y más fuertes en Chile. A partir de ahí, los partidos antiguos no lograron renovarse y la gente se cansó y buscó otras opciones políticas", explica Lagos. 

Por su parte, las opciones de la también periodista Beatriz Sánchez –ganadora con holgura de las primarias del Frente Amplio, un conglomerado de formaciones de la izquierda radical– quedaron también reducidas tras la poca participación de votantes: unos 350.000. Había esperanza de que esta joven agrupación, surgida el año pasado por los antiguos líderes del movimiento estudiantil de 2011, pudiera canalizar el descontento de la población que se evidencia en algunas encuestas de opinión.

"De acuerdo a la información que tenemos hoy, pocos días después de la elección primaria, es que las candidaturas de Beatriz Sánchez, por el Frente Amplio, coalición de izquierda, y la de Carolina Goic, por el Partido Democracia Cristiana, no serían una dura competencia para Sebastián Piñera. En el caso de Sánchez, su opción logró convocar una pequeña fracción del electorado en las primarias del fin de semana pasado, a pesar de que algunas encuestas la posicionaban al mismo nivel de Alejandro Guillier, el candidato de la Nueva Mayoría, la coalición de centro izquierda", explica González.

De acuerdo a las cifras de la más reciente encuesta del CEP, a un 5 por ciento le gustaría que Sánchez fuera presidenta, muy por debajo del 13 por ciento que apoya a Guillier. Goic, en tanto, tiene una muy baja adhesión en las encuestas y tampoco sería competitiva en una eventual segunda vuelta contra Piñera.

En cambio Alejandro Guillier, a pesar de que su adhesión se ha estancado durante este año y de que su coalición decidió no participar de las primarias presidenciales, aparece muy competitivo contra Piñera en un eventual escenario de segunda vuelta presidencial, de acuerdo a datos de la última encuesta CEP, el cual, es el escenario más probable de acuerdo a la información hasta el día de hoy.

"Guillier ha tratado de posicionarse como el continuador del proceso reformista iniciado por la actual administración. Sin embargo, no es muy claro hasta qué punto continuará con esta estrategia dados los bajos niveles de aprobación de la Presidenta Bachelet, los más bajos obtenidos por un mandatario desde el retorno a la democracia. Por esta razón, es probable que la Nueva Mayoría, su coalición, le pida mantenerse al margen de la campaña", concluyó González.

De todas maneras, quedan cuatro meses en una dura campaña donde puede pasar de todo. Piñera deberá sumar más apoyos para llegar con fuerza a pelear frente a una izquierda que si aprende de los errores del ayer, podrá aspirar a una segunda vuelta y, por qué no, alcanzar a acariciar el cargo más codiciado del país.

Andrés Ruiz
Redacción Internacional
En Twitter: @ruizandress

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA