Amargo triunfo del PRI en el Estado de México

Amargo triunfo del PRI en el Estado de México

El candidato del Partido Revolucionario Institucional, Alfredo del Mazo, se alzó como vencedor.

Triunfo del PRI en el Estado de México

En Nayarit, otro de los estados, la fórmula de coalición para sacar del poder al PRI dio resultado.

Foto:

Carlos Jasso / Reuters

05 de junio 2017 , 07:46 p.m.

Las elecciones a gobernador celebradas el domingo pasado en el central Estado de México dejan como resultado un PRI que “gana perdiendo”, por la caída de apoyos que ha experimentado y una oposición que requiere “alianzas estratégicas” si desea llegar a Los Pinos en 2018, aseguraron este lunes expertos consultados.

Con el 97,7 por ciento de los votos escrutados, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alfredo del Mazo,
se alzó como vencedor con el 33,72 por ciento de los sufragios (1,95 millones), seguido por la representante del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Delfina Gómez, con el 30,81 (1,78 millones).

Les siguen el candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Juan Zepeda (17,79) y la del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota (11,29 por ciento). Los resultados conseguidos por Del Mazo distan de los obtenidos por su antecesor, Eruviel Ávila, quien en 2011 consiguió el 64,97 por ciento, con unos 3 millones de votos.

El politólogo Khemvirg Puente afirmó que el PRI, que no ha perdido el control del estado en 88 años, “puede sentirse aliviado, pero no satisfecho” porque casi el 70 por ciento de los votantes los rechaza como opción de Gobierno y “esto debe preocuparles de cara a la elección presidencial”.

La pérdida de votos, que ha hecho que el partido “gane perdiendo”, también demuestra que es imprescindible “dar buenos resultados en el Gobierno y tener una posición clara frente a los problemas centrales que tiene el país”, aseveró el profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

Por otra parte, agregó que el partido que “pierde ganando” es Morena, dado que se ha convertido en la segunda fuerza política del estado tras no tener anteriormente presencia.

Para esta agrupación, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, la lección es que “no basta con un liderazgo carismático”, sino que “se requiere humildad para conciliar con otras fuerzas políticas de oposición”. De cara a las presidenciales del 2018, en las que se decidirá la continuidad del PRI, “la oposición puede derrotar al Gobierno, siempre y cuando haya alianzas estratégicas”, remarca Puente.

Después de que se dieron a conocer los resultados, López Obrador indicó este lunes  que “se están encontrando resultados que no tienen que ver con lo que dicen las actas”, y acusó al PRI de corromper la votación.

El analista José Antonio Crespo dijo que el posicionamiento de López Obrador, en el que aparece “victimizado”, podría dar fuerza a su discurso “de la mafia, las trampas, la falta de credibilidad” de cara a 2018, e incrementar el “cansancio ciudadano”.

“Paradójicamente, ganando el PRI, puede perder; y perdiendo Morena, puede ganar”, reflexionó Crespo, quien añadió que en estas elecciones la democracia demostró no ser “lo suficientemente fuerte y madura” como para detener el “operativo de Estado” –con prácticas como la compra de votos– del partido oficialista.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA