Tras 10 años de congelamiento, EE. UU. vuelve a cooperar con Ecuador

Tras 10 años de congelamiento, EE. UU. vuelve a cooperar con Ecuador

Ambos países buscan enfrentar las actividades narcodelictivas en la frontera colombo-ecuatoriana.

César Nava

El ministro del Interior ecuatoriano, César Navas.

Foto:

José Jacome / EFE

26 de abril 2018 , 10:42 p.m.

El gobierno ecuatoriano dio luz verde para crear, conjuntamente con Estados Unidos, una Unidad de Investigaciones Criminales Transnacionales que desarrollará operaciones y estrategias conjuntas para enfrentar las actividades narcodelictivas que se registran en la frontera colombo-ecuatoriana.

El ministro del Interior, César Navas, y el embajador de los EE.UU., Todd Chapman, suscribieron el miércoles un memorando de entendimiento y un convenio de cooperación que permite a la Administración para el Control de Drogas (DEA) y el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU. trabajar en territorio ecuatoriano.

En adelante será oficial el intercambio de información, experiencia, investigación y acciones conjuntas de los dos países en un marco de cooperación para la lucha contra el crimen organizado, tráfico de narcóticos, delitos financieros y transfronterizos, que representan amenazas para las dos naciones (Colombia y Ecuador.

"Estamos aquí para confirmar nuestro compromiso en la lucha contra el enemigo en común, como son las organizaciones trasnacionales delincuenciales, que frenan el desarrollo de los países", resaltó Chapman al sentenciar que "Combatir el crimen organizado trasnacional está a la vanguardia de las prioridades del Gobierno de Estados Unidos".

Para el analista y gestor social, Francisco Escandón, el acuerdo suscrito constituye una “cesión vergonzosa de soberanía a favor de los intereses del imperialismo norteamericano; pues Trump, con su política conservadora guerrerista, intenta reconquistar el control geoestratégico de Latinoamérica en su disputa por la hegemonía con el imperialismo Chino”.

Estamos aquí para confirmar nuestro compromiso en la lucha contra el enemigo en común, como son las organizaciones trasnacionales delincuenciales

“El Acuerdo de Cooperación con los gringos significa el involucramiento directo en el Plan Colombia y la experiencia demuestra que a la delincuencia y al narcotráfico no se los derrota con bases militares, presupuesto de guerra, escaladas bélicas, etc.”, dijo a EL TIEMPO Escandón.

Ecuador vuelve a abrir las puertas a Estados Unidos luego de 10 años del congelamiento en la cooperación bilateral registrada durante el mandato de Rafaela Correa. En 2009 Estados Unidos levantó las instalaciones del Puesto de Avanzada estadounidense (FOL), para la lucha antinarcóticos, conocido como la Base de Manta, la decisión del exgobernante de no renovar el convenio que estuvo vigente por 10 años.

El 30 de septiembre de 2104, la La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, también cerró sus puertas debido a la decisión oficial de no renovar el convenio. Correa dijo que Ecuador no aceptará "ser colonia de nadie" y decidió que no necesitaba el tipo de cooperación que brindaba el organismo norteamericano.

En su política crítica contra EE.UU, Correa descabezó a mandos militares de inteligencia militar y policial acusándolos de ser informantes de la CIA e inclusive expulsó del país a la exembajadora Heather Hodges, a quien declaró “persona non grata”, por supuestas críticas de la diplomática respecto a la corrupción policial mediante un cable del Departamento de Estado filtrado por Wikileaks.

Pero ahora el ministro Navas reconoció que Ecuador necesita ayuda para enfrentar la ola de violencia que registra en su frontera norte y que ya deja como resultado cuatro militares fallecidos, tres miembros del equipo periodístico de El Comercio secuestrados y posteriormente asesinados y el secuestro de una joven pareja de la cual se desconoce su situación desde hace 15 días. "En esta estrategia de lucha todos tenemos que estar unidos. Si un país piensa que lo puede solucionar solo, está equivocado", resaltó el ministro.

"Enfrentamos una situación que antes no se vivía en la frontera", y este problema no involucra sólo a su país, sino que es una responsabilidad general”, insistió el responsable de la seguridad interna.

El coronel Mario Pazmiño, experto en seguridad le da la razón. “El conflicto con esta narcoguerrilla, el posicionamiento de los carteles internacionales y la proliferación del narcotráfico en los dos países obliga a una cooperación internacional, una cooperación que no sólo tiene que ser binacional sino que tiene que ser regional y global”, señaló el exmilitar.

Al ser consultado sobre un posible intervencionismo norteamericano, el experto militar puntualizó “esto no se combate ni con ideologías ni con politiquería , se combate cuando los países toman verdaderamente conciencia de que existe un mal endémico que se llama drogadicción y que hay que unir esfuerzos para poder combatirlo”.

ANA LUCÍA ROMÁN
Para EL TIEMPO
Quito

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.