Abecé de la reforma a la seguridad social que desató caos en Nicaragua

Abecé de la reforma a la seguridad social que desató caos en Nicaragua

Desde el 18 de abril el país ha estado sumido en enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Protestas en Nicaragua

Miles de personas en las calles de Nicaragua pidieron al Gobierno de Daniel Ortega que deje en paz a los estudiantes.

Foto:

EFE / Jorge Torres

24 de abril 2018 , 07:26 p.m.

Desde el pasado 18 de abril el país centroamericano ha estado sumido en múltiples enfrentamientos entre manifestantes y miembros de la policía nicaragüense que hasta el momento han dejado más de 28 personas muertas y más de 400 heridas.

Esto a raíz de una polémica reforma al sistema de seguridad social aprobada por el presidente Daniel Ortega, que días después tuvo que ser reversada fruto de la presión social y la escalada de las protestas.

¿Cuál es la causa de las manifestaciones?

El descontento de quienes salieron a las calles se fundamenta en una reforma efectuada y aprobada el 16 de abril por el gobierno del presidente Daniel Ortega al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que pretendía fortalecer el sistema pensional y garantizar el cubrimiento total del derecho a la seguridad social para los nicaragüenses más pobres, mediante la redistribución de responsabilidades entre los empleados y los empleadores.

Ello implicaba que los trabajadores pasaran a pagarle al seguro el 7 por ciento de su salario, cuando antes la tasa era del 6,25 por ciento, mientras los empleadores tendrían un aumento superior: de 19 por ciento que pagaban, tendrían que entregar el 22,5 por ciento del salario de sus trabajadores al seguro.

¿Qué medidas se hubieran implementado con esta reforma?

Con el fin de garantizar la solvencia del INSS y cubrir la deuda de 500 millones de dólares que tiene el Instituto, el Estado nicaragüense definió el aumento de la cotización tanto para patrones como para empleados en un 5 por ciento, lo que equivale a una deducción de sus ingresos en este mismo porcentaje a los jubilados.

Y eso en plata, ¿cuánto es?

El monto que tendría que pagar cada trabajador no sería el mismo, pues el salario mínimo en Nicaragua varía según la profesión. Un agricultor nicaragüense recibe uno de los sueldos más bajos del país, exactamente gana 4.176 córdobas mensuales, lo que equivale a 371.768 pesos colombianos. Si la reforma se hubiese aplicado, este trabajador hubiera tenido que pasar de pagarle al seguro 26.103 córdobas a 29.235.

¿Qué implican la reforma para la economía nicaragüense?

De acuerdo con Fernando Delgado, jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), de no aplicarse las medidas que contemplaba la reforma, el Instituto agotaría sus reservas de efectivo, pues su déficit en 2017 alcanzó las 2,182 córdobas y quedaría ilíquido en el 2019. Por lo tanto, para esta entidad, que entre otras cosas contempló el aumento de la edad de jubilación, este plan es la única medida para corregir los huecos fiscales del sistema.

¿Cómo se desarrollaron las manifestaciones?

En principio salieron a protestar solo los jubilados, pero después se les sumaron estudiantes y los diferentes gremios, a lo que las autoridades de Nicaragua decidieron responder con fuertes y criticadas medidas represivas.

¿Quiénes lideraron las protestas?

Además de estudiantes y pensionados, llamó la atención la presencia del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la cual a pesar de ser un aliado de Daniel Ortega, se negó a negociar con el gobierno sobre la reforma hasta que no pusiera fin a la represión contra los manifestantes.

Daniel Ortega y Rosario Murillo

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua y Rosario Murillo, primera dama y vicepresidenta.

Foto:

AFP

¿Qué hizo el Presidente al respecto?

Daniel Ortega terminó revocando la reforma a la seguridad social el pasado domingo 22 de abril en una declaración televisada en la que dijo querer restablecer el orden e impedir la imposición de caos y los saqueos.

Ya se revocó la reforma, entonces ¿por qué siguen protestando?

Porque la reforma fue tan solo un detonante que le brindó a los ciudadanos un espacio para mostrar su inconformismo frente al mandatario, quien en los 11 años que lleva en la presidencia ha impulsado políticas que han tenido como consecuencia la disminución del poder adquisitivo de los nicaragüenses, el desmejoramiento de los servicios públicos y la pérdida de empleo.

"Las protestas ya no son solo por el INSS, es contra un gobierno que nos niega libertad de expresión, libertad de prensa y de manifestarnos pacíficamente", declaró ante la agencia AFP Clifford Ramírez, un estudiante nicaragüense de 26 años.

¿Qué dicen los organismos internacionales al respecto?

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos instó desde Ginebra "a las autoridades nicaragüenses a asegurar que haya investigaciones prontas, profundas, independientes y transparentes de las muertes que se han presentado", muchas de la cuales pudieron haber sido "ilegales”.

La Organización de Estados Americanos (OEA) pidió abrir un proceso de diálogo en conjunto con la Conferencia Episcopal Nicaragüense, pues no consideran al enfrentamiento violento como una solución política y por eso mantienen su disposición de cooperación, en la que se permite la participación de otros actores que cuenten con la confianza de la ciudadanía y los gremios.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos ordenó que su embajada en Managua suspendiera operaciones y evacuara a las familias de su personal en esa sede y, a través de su cuenta de Twitter, el Departamento de Estado aconsejó a los viajeros que reconsideren visitar Nicaragua debido a los crímenes y disturbios civiles.

¿Qué salidas le quedan a Ortega entonces?

“Nada indica que Daniel Ortega quiera realmente dialogar ni dar marcha atrás con la represión y su polémica reforma de la seguridad social. Al contrario. Todo podría darse vuelta de la noche a la mañana, con un presidente que controla la Justicia y el Parlamento, además de fuerzas antimotines expertas en eliminar la disidencia en las calles. Otra vez la comunidad internacional sería la única salida para una oposición que desfallece”, dijo para el diario DW el periodista Leandro Uría.

Aura Saavedra y Laura Espinosa
Escuela de Periodismo Multimedia
EL TIEMPO

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.