Tras fuertes disturbios en Venezuela, oposición convoca a otra marcha

Tras fuertes disturbios en Venezuela, oposición convoca a otra marcha

Hubo 19 heridos y 30 detenidos. La próxima manifestación será el sábado.

Manifestación Venezuela

La policía venezolana disolvió con gases lacrimógenos una marcha opositora en Caracas.

Foto:

REUTERS/ Carlos Garcia Rawlins

06 de abril 2017 , 08:18 p.m.

La oposición venezolana anunció que volverá a las calles el sábado, tras la violenta protesta de este jueves contra el presidente Nicolás Maduro en Caracas. "El sábado, el doble de gente que salió hoy, tiene que estar en las calles de  Venezuela (...). El pueblo no está haciendo nada malo, salvo exigir sus derechos", dijo en rueda de prensa Freddy Guevara, vicepresidente del Legislativo de mayoría opositora.

La manifestación de este jueves reunió a unas 10.000 personas y, según el alcalde del municipio capitalino de Chacao, dejó 19 heridos.

Guevara denunció un herido de bala en el estado Anzoátegui (este). El gobierno, por su parte, confirmó 30 detenidos.

Los opositores manifestaron contra dos sentencias con las que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumió brevemente la semana pasada los poderes del Parlamento y retiró la inmunidad a los diputados. Los fallos, anulados parcialmente el sábado tras fuerte presión internacional, impulsaron a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a tratar de reconquistar la calle.

Entre nubes de gas lacrimógeno con las manos en alto, un grupo de manifestantes llegó hasta la barrera que les impedía el paso y con spray azul escribieron "Libertad". La principal autopista de Caracas fue el escenario.

Los opositores, en principio, se concentraron en una autopista a la altura del barrio acomodado de Altamira, según el plan original, pero dirigentes como el excandidato presidencial Henrique Capriles pidieron luego movilizarse hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro, para entregar unas firmas que piden la destitución de los magistrados del máximo tribunal de justicia, pero en el camino se toparon con la militarizada Guardia Nacional, sus bombas y un muro metálico que salía de un camión y bloqueaba la vía.

"íSomos más que ellos... Vamos pa' lante!", gritó una mujer con una piedra en la mano, lista para la batalla. Cuando se acercaba el primer contingente, retumbaron las primeras bombas de gas. La gente retrocedió, pero rápidamente avanzó de nuevo. "Y va a caer, y va a caer, este gobierno va a caer!", cantaban unos. "Fuera Maduro!", gritaban otros.

Cuando la manifestación intentaba colarse por vías alternas, salía un batallón antimotín y a punta de gas, balas de goma y chorros de agua la obligaba a retroceder. El objetivo era trepar la barrera y enfrentar a los soldados. "Si cayó el muro de Berlín, cae esa vaina que está hecha de zinc", repetía Armando Artiles.

Protesta en Caracas

Opositores que marchan en Venezuela se enfrentan con la Guardia Nacional en las calles de Caracas.

Foto:

Carlos García / Reuters

Protestas en Venezuela

El opositor Henrique Capriles conminó a los manifestantes a cambiar el rumbo de la manifestación y dirigirse al centro histórico de Caracas.

Foto:

Carlos García / Reuters

Protestas Venezuela

Los manifestantes opositores salieron a las calles a protestar contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Foto:

REUTERS/Carlos Garcia Rawlin

Venezuela

Los manifestantes hicieron una barricada durante la protesta en Caracas.

Foto:

Reuters - Carlos Garcia Rawlins

Manifestación Venezuela

La policía venezolana disolvió con gases lacrimógenos una marcha opositora en Caracas.

Foto:

REUTERS/ Carlos Garcia Rawlins

Muchos estaban comprometidos con esta idea, que al final no se concretó porque los militares decidieron avanzar. En el momento más álgido, la Guardia abrió parte del muro para que avanzara hacia los manifestantes un camión que dispara chorros de agua y centenares de bombas, varias de las cuales entraron a apartamentos de la zona.

Fue el estacazo definitivo a la pretensión de unas 10.000 personas de llegar hasta el centro, donde está la Defensoría y zona que el chavismo considera su bastión y donde se concentran las sedes de los poderes públicos. Sin embargo, la protesta no cesó y grupos menores manifestaban en otros puntos de la ciudad. "No nos vamos a callar, nos hicieron retroceder, seguiremos hasta que salgan", afirmó Agustín Ovalles, de 32 años, con los ojos llorosos por los gases.

Decenas de personas resultaron lesionadas, según periodistas de la AFP en el punto de mayor concentración, donde observaron al menos seis arrestos.

"Sacamos a dos personas con heridas en la cabeza, uno con un brazo fracturado y una periodista asfixiada", dijo a la AFP el diputado Miguel Pizarro, quien manifestó junto a varios colegas.

"Capriles está buscando unos muertos para incendiar el país", denunció el dirigente oficialista Freddy Bernal. 

Los manifestantes se replegaron a otros barrios donde se presentaban desórdenes de menor intensidad. "Nos mueven de aquí, pero seguimos, esto está a punto", declaró a la AFP Elías González, estudiante universitario.

'No tenemos miedo'

"Queremos sacar a Maduro, estamos cansados de esta dictadura, no tenemos miedo", dijo a la AFP Yoleidy Rodríguez, estudiante de 22 años. En tanto, los oficialistas protestaron contra el "golpe parlamentario" que -alegan- quiere dar la Asamblea en su cruzada contra el TSJ.

Desde una tarima, Diosdado Cabello -uno de los principales dirigentes chavistas- llamó a la Milicia Bolivariana, un grupo civil armado por el gobierno, a "pasar a la alerta combativa cuando la derecha pase la raya y crea que va a darle un golpe de Estado" a Maduro".

El mandatario, quien asistía esta tarde a una misa ecuménica como parte de un "congreso por la paz", acusa a la oposición de querer "llenar las calles de sangre" para derrocarlo. Según él, con el apoyo de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA), que esta semana declaró una "grave" alteración del orden democrático en  Venezuela.

El secretario de la OEA, Luis Almagro, se reunió este jueves en Washington con el presidente del Legislativo, el opositor Julio Borges.

"Vamos a enfrentar al imperialismo, a los grupos económicos que quieren tumbar al gobierno revolucionario", dijo a la AFP Vismar Cifuentes, empleado público.

Destitución improbable

Como ocurrió durante una protesta opositora el pasado martes, que también dejó heridos y apresados, este jueves había fuerte presencia militar y policial.

La protesta opositora apoyó un proceso iniciado el miércoles en la cámara para destituir a los magistrados del TSJ.

Pero antes de que el Parlamento pueda actuar, el llamado Poder Moral debe certificar que los jueces cometieron una "falta grave", algo improbable según analistas, pues sus integrantes -La Fiscalía, la Contraloría y la Defensoría del Pueblo- son cercanas al gobierno.

Aun cuando la fiscal general, Luisa Ortega, declaró la semana pasada que los dictámenes suponían una "ruptura del orden constitucional", abriendo una fisura en el oficialismo, se requeriría un voto más.

La oposición también exige elecciones generales para resolver la grave crisis política y económica, pero Maduro descarta un adelanto de las presidenciales, pautadas para diciembre de 2018. 

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA