Abecé del largo proceso jurídico contra Dilma Rousseff

Abecé del largo proceso jurídico contra Dilma Rousseff

Este miércoles, el Senado brasileño define la situación de la suspendida mandataria.

fg

abece del largo proceso juridico contra dilma rousseff

Foto:

30 de agosto 2016 , 08:48 p.m.

Tras haber pasado casi toda una semana de intensos debates y máxima tensión, el último capítulo de la novela en el juicio de destitución a la suspendida presidenta brasileña Dilma Rousseff llega a su hoja final.

Este miércoles, tras la decisión tomada por el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Ricardo Lewandowski, 81 senadores emitirán su voto, decisivo para la suerte de Rousseff y también del hasta ahora presidente interino Michel Temer, luego de un proceso de casi nueve meses. (Lea también: Dilma Rousseff insiste en elecciones si es destituida)

¿Por qué se le abrió juicio de destitución a Dilma Rousseff?

El 2 de diciembre del 2015, el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, admitió una demanda contra la mandataria por maquillaje en los balances fiscales del 2014, según un informe del Tribunal de Cuentas de laUnión (TCU). Esta es una maniobra recurrente de los presidentes brasileños para obtener presupuesto.

Fuentes periodísticas indican que Cunha dejó admitir el recurso por una venganza contra Rousseff y el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) por no haberlo protegido de las investigaciones del caso de corrupción Lava Jato. (Además: 46 años después, Dilma vuelve a sentarse en el banquillo de acusados)

¿Cómo transcurrió el caso en la Cámara de Diputados?

Tras un análisis de cerca de cuatro meses, una comisión recomendó el sometimiento del caso al pleno de la Cámara Baja.

Luego de tres sesiones de debate, el pasado 17 de abril los diputados decidieron que la destitución de Rousseff debía seguir su curso hacia el Senado, con 367 votos a favor y 137 en contra.

En medio de esta parte del proceso, el TCU aseguró en otro informe que también había problemas con las cuentas correspondientes al 2015. (También: ¿De qué se acusa a Dilma Rousseff?)

¿Alguien trató de interrumpirlo?

Sí. Tras la suspensión de Cunha por parte del TSJ por la causa del Lava Jato, y ya ad portas de la decisión siguiente del Senado, el entrante presidente encargado de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão, adujo que hubo irregularidades en las sesiones de debate y ordenó suspender el proceso.

Paso seguido, la cabeza senatorial, Renan Calheiros, desautorizó la decisión de Maranhão (muy cercano a Rousseff y al PT), siendo secundado por el STF. Maranhão se tuvo que retractar y el proceso siguió su andadura.

¿Por qué Rousseff fue apartada temporalmente del poder?

Porque así lo prevé la Constitución brasileña en estos casos. Luego del paso por la Cámara de Diputados, el proceso llegó al Senado, donde, después de otro concepto de comisión, se decidió el pasado 12 de mayo que Rousseff fuera suspendida de su cargo por un periodo máximo de seis meses, en el que se evaluaría más a fondo la acusación de maquillaje de balances. (Lea: Michel Temer pasó de aliado de Dilma a enemigo público)

Temer asumió entonces la jefatura provisional del Estado.

¿Por qué se apuraron los términos del juicio?

Porque así lo decidió Calheiros. Un informe presentado el 2 de agosto por el senador del estado de Minas Gerais Antônio Anastasia precipitó todo. Anastasia señaló que Rousseff había violado la Constitución al haber manipulado los balances fiscales. Tres días después, el informe fue aprobado por una comisión, y el 10, el pleno decidió que el proceso llegara a su etapa final, que comenzó el 25 de agosto.

¿Rousseff tuvo oportunidad de defenderse?

Sí, y lo hizo el pasado lunes. En un discurso de media hora y en posteriores interpelaciones de los senadores, la mandataria suspendida recalcó en su inocencia y en la ilegitimidad que, según ella, ronda a todo el proceso. Llamó a evitar lo que ella llama “golpe” de parte de Michel Temer. (También: Claves del juicio político que enfrentará Dilma Rousseff en Brasil)

¿Cuántos votos se necesitan para la destitución de la Presidenta?

Dos tercios del Senado, es decir, 54 sufragios. En votaciones anteriores, siempre se ha sobrepasado este umbral, por lo que se augura una casi fija destitución de la ‘ahijada’ política del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En ese caso, Temer se quedaría en el poder hasta el 31 de diciembre del 2018. Hasta este martes, una encuesta del diario O Globo aseguraba que 53 de los senadores darían el sí, 20 estarían en contra y ocho estarían indecisos.

¿Y si no se logran los 54 votos?

Rousseff tendrá que ser restituida en su cargo; no hay otra instancia más, por lo que Temer tendría que volver a su puesto de vicepresidente.

LUIS ALEJANDRO AMAYA
Subeditor INTERNACIONAL

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA