Con ‘plantón nacional’, opositores ponen más presión sobre Maduro

Con ‘plantón nacional’, opositores ponen más presión sobre Maduro

Al menos tres personas murieron este lunes en estados de Mérida y Barinas, durante manifestaciones.

Venezuela barricadas

En ciudades como Caracas, varios opositores levantaron durante el ‘plantón’ barricadas en diferentes calles para bloquear el paso.

Foto:

Marco Bello / REUTERS

24 de abril 2017 , 10:18 p.m.

Tres víctimas de disparos, Jesús Sulbarán, de 42 años; Renzo Rodríguez, de 54, y Daniel Infante fallecieron la tarde de este lunes en los estados de Mérida y Barinas, respectivamente, en el marco de las protestas que sostiene la oposición contra el gobierno de Nicolás Maduro y que conformaron el “gran plantón nacional”.

Con ellos, ya suman 24 las víctimas mortales relacionadas con esta ola de manifestaciones que comenzó el 4 de abril y que se ha mantenido con una frecuencia de día intermedio.

La primera víctima fue confirmada por la Fiscalía venezolana y la Defensoría del Pueblo, a través de redes sociales. Este último despacho confirmó, además, que el joven Luis Alberto Márquez, funcionario de la Gobernación de Mérida, recibió un disparo en la cabeza y se encuentra en condición crítica, y otras cinco personas fueron baleadas. Según la Defensoría, Sulbarán participaba en una manifestación a favor del Gobierno.

El lamentable saldo no parecía probable la tarde de este lunes, cuando se veía en su apogeo la convocatoria a ‘plantarse’ (sentarse por horas en un mismo lugar) en las principales arterias viales de cada región del país, una modalidad de protesta diferente –especial por su pasividad– que quiso ensayar la oposición, después de tres semanas de marchas duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad del Estado.

En la región de Carabobo se confirmaron enfrentamientos con la Policía desde temprano, pero también se realizó la actividad, en general con menor afluencia de personas que en las marchas, pero igual de nutridas en participantes. En las afueras de Caracas, en la zona de Guarenas, se confirmó también la detención de varias personas.

En Caracas, desde temprano en el este de la ciudad, fueron detenidos varios manifestantes que se acercaban al ‘plantón’.

Algunos fueron golpeados y arrastrados por la Policía Nacional Bolivariana, que disparó bombas lacrimógenas. Pero esto no amilanó el ánimo de miles de personas que se dieron cita en el distribuidor Altamira para pedir pacíficamente las demandas de esta ola de protestas: liberación de presos políticos, respeto y devolución de competencias a la Asamblea Nacional y un cronograma electoral.

Sobre esto último, el diputado chavista Diosdado Cabello advirtió a la oposición que “bajo ningún concepto” habrá este año elecciones presidenciales (establecidas, según la Constitución, para 2018).

Y sobre las elecciones regionales, retrasadas casi un año y sin fecha anunciada, Cabello señaló que la oposición no podría participar, pues no tiene “partidos legalizados”.

Al discurso oficial del día, el diputado añadió la nueva retórica con la que anima al chavismo a referirse a la oposición: “No son guarimberos, son terroristas. No son dirigentes, son jefes de bandas”.

La dirigencia opositora, concentrada en la capital venezolana, ratificó en varios discursos el llamado a la protesta pacífica, e incluso varios diputados se acercaron a un grupo de hombres encapuchados que hicieron un bloqueo de la principal autopista de Caracas con aceite, piedras y basuras quemadas.

La movida –que algunos atribuyen a infiltrados del Gobierno– desató la reprimenda con gases lacrimógenos por parte de la Policía, pero fue lo suficientemente lejos del ‘plantón’ como para desmantelar a la gran mayoría que leía, conversaba y jugaba dominó bajo el fuerte sol.

Desde una carpa instalada en plena autopista, la señora Marianella Díaz aseguró que se mantendrá en protesta junto con su familia. “Quizá no cambie esta situación de la noche a la mañana, pero queremos generar conciencia y pedirles a más venezolanos que se unan. Esto es por todos”.

El inclemente sol tampoco detuvo a Antonio Arzola, un muchacho de 18 años que llegó con una maleta cargada de insumos para mantenerse horas en el “plantón”.

“Vengo con mi familia. Trajimos comida, agua, un mantel para el pícnic de resistencia más grande que hayamos hecho. Protesto porque no me quiero ir de mi país, pero como están las cosas no puedo pensar en el futuro”, afirmó.

El ‘plantón’ se cumplió sin mayor contratiempo en la capital venezolana, pero al caer la noche se encendieron protestas espontáneas en el este de la ciudad y en la zona de Santa Fe, cerrada con barricadas. En algunas urbanizaciones de Maracaibo, en el estado Zulia, la noche arropó también algunas protestas.

La promesa de los opositores todavía es mantenerse en la calle, por lo que se espera convocatoria para marchar este miércoles.

Valentina Lares Martiz
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA