Expresidente Correa podría ir a juicio por asociación ilícita

Expresidente Correa podría ir a juicio por asociación ilícita

Asamblea decidirá este jueves si da luz verde para vincular al exmandatario a un caso de secuestro.

Rafael Correa

Para la bancada de Revolución Ciudadana, el objetivo del gobierno de Lenín Moreno es vincular al expresidente con cualquier proceso.

Foto:

Juan Cevallos / AFP

13 de junio 2018 , 10:33 p.m.

No hay enemigo pequeño, dice el refrán, y eso podría cumplirse para el expresidente Rafael Correa si en la tarde de este jueves la Asamblea Nacional (AN) decide dar luz verde para enjuiciarlo penalmente por el presunto delito de asociación ilícita en el caso del secuestro del político Fernando Balda que sucedió durante el período presidencial del exmandatario (2007-2017).

El pedido de vinculación al proceso judicial lo formuló la Corte Suprema de Justicia luego de que la Fiscalía encontró elementos “de convicción” para vincular en los hechos al exmandatario.

“Se han encontrado varios elementos de convicción que se consideran suficientes para realizar la vinculación a este proceso de instrucción fiscal en contra del expresidente de la República”, informó el fiscal general del Estado (e), Raúl Pérez.

Según Pérez, se ha establecido “la existencia de una orden o de órdenes que se han generado en una cadena de mando, porque lógicamente este tipo de delitos se han cometido desde instituciones y desde el ejercicio mismo de las funciones que han tenido estos servidores que se encuentran procesados”.

Los hechos se remontan a agosto del 2012, en la ciudad de Bogotá, cuando agentes de inteligencia de Ecuador intentaron secuestrar a este joven político que saltó a la palestra de mano del expresidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez.

Balda se radicó en la capital de Colombia para impedir su detención en un juicio interpuesto por el Gobierno de Ecuador por “espionaje político” luego de que en 2009 difundió la grabación de una conversación entre Correa, varios funcionarios y una asambleísta, que hablaba sobre la supuesta adulteración del texto constitucional que fue aprobado por la Asamblea Constituyente del 2008.

Según el denunciante, el expresidente habría “encubierto” este hecho. También acusaba a Correa de espiar a sus opositores.

Desde Colombia, Balda continuó realizando denuncias contra el Gobierno, pero ni siquiera su denuncia de secuestro causó un revuelo nacional.

“Yo soy un sobreviviente de un intento criminal ordenado por Rafael Correa, pero hay otros que no sobrevivieron; a otros sí los asesinaron, los desaparecieron, y muchos aún están injustamente en la cárcel. Esta nueva oportunidad de vivir me sirvió para encontrar el propósito de todo esto; y es, luchar por los que no sobrevivieron”, dijo Balda a EL TIEMPO.

El agente de la Secretaría de Inteligencia Raúl Chicaiza habría liderado el operativo para supuestamente traer a Balda a Ecuador. Viajó a Bogotá con otros agentes y contrató a los colombianos Moisés Pérez, Luis Moreno, Yimmy Navia y Yajaira Valencia, quienes ya fueron sentenciados en Colombia a cinco años de prisión por secuestro simple atenuado.

Yo soy un sobreviviente de un intento criminal ordenado por Rafael Correa, pero hay otros que no sobrevivieron; a otros sí los asesinaron, los desaparecieron

Secuestro frustrado

La noche del lunes 13 de agosto del 2012, en el barrio Cedritos de Bogotá, los involucrados detuvieron a Balda y, según las investigaciones, lo obligaron a subir a una camioneta y lo condujeron con rumbo desconocido. Un grupo de taxistas alertó a las autoridades policiales, que lograron frustrar el presunto secuestro y detuvieron a los implicados.

En Ecuador, las pruebas y declaraciones de los procesados Luis Chicaiza, Diana Falcón y Jorge Espinoza han ido apuntando a que el ilícito se ordenó desde las altas esferas gubernamentales.

Por su parte, el exasesor de seguridad presidencial Ronny Vallejo indicó en su versión judicial que había recibido la disposición verbal de Correa de viajar a Colombia para investigar si Balda estaba en ese país de forma irregular, aunque no detalló las fechas.

Correa, que rindió declaración desde Bélgica mediante una videoconferencia, rechazó su implicación en el supuesto secuestro.


“Jamás podrán probar corrupción. Entonces, ahora tratan de vincularme, sin prueba alguna, en supuesto intento de secuestro en Colombia, ocurrido en 2012, contra un delincuente prófugo de la justicia. ¿Se imaginan el antecedente que están creando?”, dijo en su cuenta de Twitter.

Por su lado, la oposición considera que la Asamblea no puede pronunciarse a favor o en contra de dar paso al juicio penal contra Correa ya que él no es presidente en la actualidad y la Constitución señala, en el artículo 120, que esa autorización se dará para los mandatarios en funciones.

ANA LUCÍA ROMÁN
Para EL TIEMPO
Quito

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.