Mario Abdo, un ‘hijo’ de la dictadura que gobernará a Paraguay

Mario Abdo, un ‘hijo’ de la dictadura que gobernará a Paraguay

Su padre fue secretario privado de Alfredo Stroessner, el dictador que estuvo en el poder 35 años. 

Mario Abdo

Seguidores de Mario Abdo alabaron su discurso, en el que se comprometió a unir al país y recordó a su padre.

Foto:

Jorge Adorno / Reuters

23 de abril 2018 , 11:15 p.m.

Mario Abdo Benítez pasó de ser el hijo de uno de los hombres más poderosos de la última dictadura paraguaya a formar un pequeño movimiento político con el que fue ganando protagonismo hasta convertirse en el presidente del país. Abdo ganó las elecciones del domingo al vencer a su rival de centroizquierda Efraín Alegre. Asumirá como gobernante el 15 de agosto para los próximos cinco años.

Apoyado por el ala más conservadora del partido que gobernó Paraguay cerca de siete décadas –incluyendo los 35 años de dictadura del general Alfredo Stroessner–, Abdo avanzó hacia la presidencia con un discurso continuista que reivindicó la tradición centenaria de la agrupación.

Su llegada al palacio de los López –sede del Gobierno paraguayo– no presagia grandes cambios en la política económica de su antecesor, el millonario Horacio Cartes.

Cuando era adolescente, Marito dejó su vida acomodada en Paraguay. Un golpe derrocó al régimen en 1989, y su padre, secretario privado de Stroessner –cuya dictadura dejó al menos 400 muertos, además de exiliados y desaparecidos–, acabó encarcelado por un par de años, acusado de enriquecimiento ilícito.

Los colorados tienen vocación de poder. Tienen un voto disciplinado y una tradición de participar en los procesos electorales

Las primeras palabras de Abdo tras el triunfo fueron para evocar a su padre. “No puedo olvidarme de recordar a mi padre, que fue un gran colorado”, declaró ante sus seguidores. Pero la posibilidad de un regreso a un sistema autoritario y represivo es descartada por los analistas.

“Los jóvenes ya no conocen el autoritarismo. No es una vuelta del stronismo. El proceso histórico que vive el país no va a permitir que resurja el stronismo”, aseguró la analista Ati Snead, de la firma de sondeos Ati Snead y Asociados.

Paraguay, que salió de 35 años de dictadura en 1989, ha vivido bajo la hegemonía del Partido Colorado desde 1947, con la sola excepción del gobierno del exobispo y expresidente izquierdista Fernando Lugo (2008-2012), quien fue destituido en un juicio político un año antes de completar su mandato.

“Los colorados tienen vocación de poder. Tienen un voto disciplinado y una tradición de participar en los procesos electorales, además de un esquema de manejo del funcionariado que está intacto desde la época de Stroessner y les da resultados electorales”, explicó Snead.

El exsenador de 46 años terminó la secundaria en Estados Unidos, donde se reunió con uno de los nietos del dictador con el que años más tarde fundó en Paraguay el movimiento político Paz y Progreso.

Desde allí fue ganando espacios, hasta convertirse en líder de la disidencia colorada durante la crisis política que se desató en reacción al proyecto de reelección del presidente Cartes en el 2017.

Accionista en dos empresas vinculadas a la construcción, Abdo se declara defensor de la familia tradicional y enemigo del aborto, aun en situaciones límite como los casos frecuentes de niñas madres que han puesto a Paraguay en el foco internacional los últimos años. Casado en segundas nupcias, Abdo es padre de tres hijos, el menor de ellos fruto de la unión con su última esposa.

Reuters y AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.