ONG brasileña denuncia asesinatos de la policía en favela de Río

ONG brasileña denuncia asesinatos de la policía en favela de Río

Se sospecha que la muerte de siete presuntos traficantes haya sido una ejecución 'extrajudicial'.

fg

Miembros de la Policía Militar patrullanen la favela Cidade de Deus, en Río de Janeiro (Brasil). Los grupos de narcotraficantes intentan recuperar el control de la favela.

Foto:

EFE

21 de noviembre 2016 , 11:16 a.m.

El coordinador de la ONG brasileña Río de Paz, Antonio Carlos Costa, denunció este lunes que la muerte de siete presuntos traficantes ocurrida el pasado fin de semana en la favela carioca de Ciudad de Dios responde a una "ejecución extrajudicial" de las fuerzas del orden.

"Las informaciones que nos llegan desde la favela es que se trata de ejecuciones extrajudiciales realizadas por la Policía", declaró Costa a Efe.

Las autoridades investigan las circunstancias de la muerte de los siete presuntos traficantes, cuyos cuerpos fueron encontrados tirados de bruces y con disparos en la cabeza, y las causas que provocaron la caída de un helicóptero de la policía militar que provocó, el sábado, la muerte de cuatro agentes, mientras participaban en un operativo en la favela.

"Es inaceptable la acción de la policía, con constantes violaciones de derechos humanos y constantes ejecuciones extrajudiciales", criticó Costa, y añadió que este tipo de acciones provocan que la "sociedad de la comunidad" rechace la presencia policial.

Tras los incidentes del pasado fin de semana, la Policía mantiene un operativo indefinido en Ciudad de Dios, donde esta noche se repitieron los tiroteos.

De acuerdo con el coordinador de Río de Paz, el aumento de los enfrentamientos entre facciones criminales en los últimos meses en Río de Janeiro responde, entre otros motivos, a la crisis que atraviesa el estado, la falta de reformas en los cuerpos de la policía, y, sobre todo, la corrupción del gobierno.

"Hoy en día esa policía que dio su sangre por controlar las favelas está dirigida por el gobierno más corrupto de la historia y bajo recortes de salario", sentenció Costa.

Policía intensifica ofensiva en la favela, por la muerte de 4 policías

La muerte de cuatro policías por la caída de un helicóptero próximo a la favela Ciudad de Dios, en Río de Janeiro, obligó las autoridades a reforzar por tiempo indeterminado la seguridad en el conjunto de barriadas pobres, en las que grupos de narcotraficantes intentan recuperar el control.

Los agentes intensificaron este lunes la operación policial en esta favela situada en la zona oeste de Río de Janeiro y al menos tres personas, una de ellas cargada con fusiles, fueron detenidas durante un exhaustivo control.

Tras el recrudecimiento de la violencia, Amnistía Internacional denunció este lunes la "alta letalidad" de las operaciones policiales en Río de Janeiro e instó a las autoridades a respetar los derechos humanos.

Mientras tanto, las autoridades locales continuaron investigando las causas del accidente aéreo que causó la muerte de los cuatro policías y obligó a aumentar el control en esta favela de más de 47.000 habitantes.

Vídeos divulgados en las redes sociales apuntaron la posibilidad de que el helicóptero pudiera haber sido abatido el sábado tras un enfrentamiento entre agentes y criminales, pero la hipótesis perdió fuerza tras la pericia inicial concluida este domingo.

El Secretario de Seguridad de Río, Roberto Sá, señaló que no se identificaron perforaciones en el helicóptero ni en el cuerpo de los policías que viajaban a bordo y barajan la posibilidad de que el siniestro se haya producido por una falla mecánica.

El tiroteo registrado este fin de semana en Ciudad de Dios obligó a cerrar en diversas ocasiones la línea amarilla, una de las principales carreteras de Río de Janeiro, y muchos conductores intentaron huir en sentido contrario y otros se bajaron de sus vehículos para protegerse tras los muros de la vía.

En 2009 las bandas de narcotraficantes fueron expulsadas de esta y otras favelas con la instalación de una comisaría permanente, conocidas como Unidad de Policía Pacificadora (UPP), pero en los últimos años los criminales luchan por recuperar el terreno perdido.

La ofensiva de los narcotraficantes ha aumentado en medio de la grave situación económica que vive Río de Janeiro y que ha debilitado los recursos destinados a la seguridad pública.

En plena crisis, José Mariano Beltrame, quien durante diez años fue secretario de Seguridad Pública del estado y artífice de la política de pacificación de las favelas, renunció en octubre pasado.

Días después, dimitió el jefe de la Policía Civil de Río de Janeiro, Fernando Veloso, ante la "falta de recursos" del órgano y la "dificultad de las misiones confiadas". Veloso denunció la carencia de los sistemas informáticos de la Policía y la falta de mantenimiento de los vehículos blindados, los cuales, según dijo, funcionan gracias a la iniciativa privada.

Río de Janeiro (EFE)

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA