Maduro promete sorpresas en su relación con el 'camarada Trump'

Maduro promete sorpresas en su relación con el 'camarada Trump'

Además, amenazó con expropiaciones para enfrentar la llamada 'guerra del pan'. 

Nicolás Maduro

Maduro asegura que entregará a las CLAP las panaderías que "incumplan".

Foto:

Cristian Hernández / EFE

13 de marzo 2017 , 08:26 a.m.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prometió este domingo "sorpresas" en su relación con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, asomando un posible acuerdo para importar alimentos al país sudamericano.

"Estamos trayendo productos importados por el gobierno revolucionario de varios países hermanos: Trinidad y Tobago, Panamá, Colombia, México, Nicaragua (...) y hasta Estados Unidos. El camarada Trump me está ofreciendo CLAP a buen precio", dijo Maduro, entre bromas, en su programa semanal de televisión.

"¿Ustedes se ríen? ¡Ah! Va a haber sorpresas", agregó el mandatario dirigiéndose a funcionarios y seguidores presentes en el programa, sin ofrecer detalles sobre la supuesta oferta.

Venezuela y Estados Unidos, con tensas relaciones, carecen de embajadores desde 2010. Sin embargo, el presidente socialista ha evitado choques con Trump desde que el magnate tomó posesión; aunque el jueves pasado calificó como un acto contra toda América Latina la construcción de un muro en la frontera estadounidense con México.

Incluso, cuando el Departamento del Tesoro estadounidense sancionó por supuestos nexos con el narcotráfico a su vicepresidente, Tareck El Aissami, Maduro desvinculó a Trump de la medida y le pidió alejarse de las políticas "fracasadas" contra Venezuela de las administraciones de sus antecesores George W. Bush y Barack Obama.

(Lea también: Nicolás Maduro manda mensaje en inglés a Trump)

Amenaza de expropiaciones

Por otro lado, el Gobierno venezolano amenazó este domingo con expropiaciones para ganar "la guerra del pan", un complot que atribuye a los productores para inducir la escasez del producto y generar malestar hacia el presidente Nicolás Maduro.

"La van a pagar, yo se los juro. Los responsables de la guerra del pan la van a pagar y después no vayan a decir que es una persecución política", advirtió Maduro en su programa de televisión semanal.

El gobernante socialista y su vicepresidente, Tareck El Aissami, anunciaron que habrá detenciones y que las panaderías que incurran en ilícitos serán expropiadas y cedidas a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), unos grupos comunales que distribuyen alimentos a precios subsidiados en zonas populares.

Este domingo, Maduro y varios de sus funcionarios, como el Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, celebraron el primer aniversario de la creación de los CLAP.

"Panadería que incumpla, será ocupada por el gobierno y la vamos a entregar a los CLAP para que las pongan a producir", afirmó el vicepresidente en el mismo espacio televisivo.

(Lea también: La Venezuela que ahora come de la basura)

Maduro enfatizó en que a los "especuladores que le esconden el pan al pueblo", les debe caer "todo el peso de la ley, porque están metiéndose con lo más sagrado. Hasta nuestro señor Jesucristo metió al pan en el Padre Nuestro", dijo.

El gremio de panaderos asegura que la falta de harina de trigo impide cubrir la demanda, por lo que largas filas se ven a diario a las puertas de las panaderías en las principales ciudades del país. Es un síntoma más de la aguda escasez de alimentos y medicinas que azota a los venezolanos, combinada con una inflación que el FMI proyecta en 1.660 % para este año.

Después no vayan a decir que es una persecución política

El pasado miércoles, la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) alertó que la industria agroalimentaria venezolana opera a un tercio de su capacidad por falta de materia prima. "Nuestra capacidad productiva cubrirá 33 % de la demanda del país, apenas cuatro meses de consumo", advirtió su presidente, Antonio Pestana.

Pero el gobierno anunció que, además de las fiscalizaciones, abrió un centenar de establecimientos para la venta de pan en Caracas en el arranque de un programa que extenderá a otras ciudades.

La crisis económica de Venezuela se agravó en el 2014 con la caída de los precios del petróleo, fuente de 96 % de las divisas en este país dependiente de las importaciones.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA