Pese a las fuertes protestas, Macri logra imponer reforma de pensiones

Pese a las fuertes protestas, Macri logra imponer reforma de pensiones

El Congreso aprobó plan con el que el Presidente busca ahorro fiscal de 5.600 millones de dólares.

Argentina

Miles protestaron contra el plan que, según opositores, afectará a 17 millones de personas.

Foto:

Martín Acosta / Reuters

19 de diciembre 2017 , 07:09 p.m.

El Congreso argentino aprobó este martes en una sesión maratónica una polémica ley de pensiones, crucial para el gobierno de Mauricio Macri, pero marcada por violentos incidentes en Buenos Aires y protestas en rechazo a la reforma.

Por 128 votos afirmativos, 116 negativos y dos abstenciones, la alianza oficialista obtuvo la aprobación de la ley que implicará un ahorro fiscal de unos 5.600 millones de dólares y que cambiará la fórmula para calcular las prestaciones sociales y que, según la oposición, afectará a 17 millones de personas.

El oficialismo consiguió el apoyo de aliados para la primera de una serie de reformas. Macri busca aprobar además una laboral y otra impositiva en el segundo tramo de su mandato, alentado por el apoyo que consiguió en las legislativas de octubre.
Estas son las claves de la reforma pensional:

Un camino de cambios

La reforma es la primera de una serie que el presidente de Argentina, Mauricio Macri –quien asumió en 2015 tras 12 años de gobiernos de centroizquierda–, busca implementar para reducir el déficit y los costos de producción de las empresas, en un intento por atraer inversiones extranjeras que impulsen la economía.

Pero el mandatario, un exempresario acusado de gobernar solo para los ricos, ha sido criticado por reducir impuestos a grandes empresas. En los próximos meses podrían aprobarse cambios fiscales, laborales y del mercado de capitales. “Estoy absolutamente convencido de que estas reformas nos van a permitir crecer 20 años y ahí van a estar las soluciones a todos los traumas, a todas las frustraciones que se han acumulado en nuestro país”, señaló Macri.

Un pacto con las provincias

El Gobierno firmó un pacto fiscal con 23 de las 24 provincias, en su mayoría gobernadas por opositores peronistas, a cambio de una promesa de repartirles el dinero del ahorro fiscal que dejaría la reforma. El Gobierno propone elevar la edad jubilatoria de manera optativa de los 65 a 70 años para los hombres y de los 60 a los 63 años para las mujeres.

Protestas en Buenos Aires

Las protestas contra la reforma causaron decenas de heridos y detenidos, en enfrentamientos callejeros que resultaron ser los más duros en los últimos años en Buenos Aires, la capital argentina.

“Toda esa violencia que vimos, claramente orquestada, la vamos a enfrentar junto a la justicia para entender quiénes han sido los responsables, porque no fue algo espontáneo”, dijo el presidente Macri ayer en una conferencia de prensa.

En la noche del lunes, miles de personas volvieron a salir a las calles en la capital y el gran Buenos Aires golpeando cacerolas para manifestarse en contra de los cambios al régimen jubilatorio.

Una jubilación más baja

La ley que se aplicaba hasta ahora establecía un ajuste semestral con base en una mezcla entre la recaudación de la seguridad social y la variación salarial, mientras que el nuevo mecanismo fija que será trimestral y se calculará 70 por ciento con base en la inflación y 30 por ciento con base en los aumentos de sueldos. Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), con la nueva fórmula, en diciembre del 2019, habrá una jubilación 8 por ciento más baja que con la anterior y solo el próximo año supondrá un ahorro fiscal para el Estado de 4.000 millones de dólares.

Compensación a 10 millones de personas

El presidente Mauricio Macri aseguró este martes que se articulará un decreto para habilitar la entrega de un bono en marzo a 10 millones de personas que reciben prestaciones sociales con el fin de compensarlas por el cambio de mecanismo. Esta decisión ha generado gran polémica, porque los bonos serán de entre 375 y 700 pesos argentinos (21 y 39 dólares), una cifra que sociedad civil, sindicatos y oposición consideran irrisoria en comparación con lo que se ahorrará el Ejecutivo. Entre sus beneficiarios estará un 72 por ciento de los casi siete millones de jubilados que hay en el país, que son los que reciben una pensión de menos de 10.000 pesos (561 dólares) al mes.

AFP y REUTERS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA