Casi 3 de cada 10 países viven bajo regímenes autoritarios

Casi 3 de cada 10 países viven bajo regímenes autoritarios

Un informe de 'The Economist' muestra cómo la democracia viene perdiendo terreno en el mundo.

Democracia en América Latina

'The Economist' identifica que la consolidación plena de la democracia en América Latina continúa estancada.

Foto:

Miguel Gutiérrez / EFE

29 de abril 2017 , 07:43 p.m.

La revista ‘The Economist’ publicó recientemente su índice que evalúa el estado de la democracia en el mundo, para el que tuvo en cuenta 167 estados. El balance con corte a 2016 es, a primera vista, preocupante: solo 19 países del mundo (sin contar a Estados Unidos) viven gobernados en una ‘democracia plena’; 57 en una ‘democracia defectuosa’ (categoría en la que se encuentra Colombia), 40 están clasificados con el nombre de ‘regímenes híbridos’ (parcialmente democráticos y parcialmente autoritarios); y 51 países están regidos por regímenes autoritarios.

Además, en 76 países, entre los que se encuentran Estados Unidos y la gran mayoría de países del este de Europa, ha habido un retroceso en los valores democráticos. Los datos muestran que la puntuación media de la democracia mundial en el 2016 bajó a 5,52 en una escala de 0 a 10, en comparación con la puntuación de 5,55 del 2015. El estudio atribuye la caída, entre otras razones, a que hay una insatisfacción popular frente a las instituciones y élites políticas, que “han fallado en representar los intereses de la gente del común”, según se lee en el informe.

De acuerdo con ‘The Economist’, la mitad de la población mundial (49 por ciento) está gobernada por regímenes democráticos, aunque en la mayoría de los casos no se trate de una ‘democracia plena’ (medida por un funcionamiento gubernamental satisfactorio, un sistema efectivo de pesos y contrapesos de poder, libertad de prensa, entre otros) sino de ‘democracias defectuosas’, que tienen problemas de participación política y de gobierno. Dentro de esta mitad del mundo que alcanza a pasar el umbral de la democracia, se ubican también los ‘regímenes híbridos’, entre los que se encuentran gobiernos como el venezolano.

Al poner la lupa en América Latina, pueden encontrarse fundamentos democráticos relativamente fuertes, que incluyen puntuaciones altas en participación de la ciudadanía en procesos electorales, pluralismo y las libertades civiles. Sin embargo, ‘The Economist’ identifica que la consolidación plena de la democracia en la región continúa estancada, fundamentalmente, por la poca efectividad de la función política. Así, Uruguay es el único país que se encuentra en la lista de ‘democracias plenas’ de la región, en el puesto 19 del escalafón global.

Europa occidental sigue siendo la región con más países clasificados como ‘democracias plenas’: Noruega, Islandia y Suecia ocupan el top 3 del ‘ranking’ mundial. Quizá los casos más llamativos y preocupantes son los de países como Italia, Francia y Portugal que por años se destacaron por la salud de sus gobiernos y ahora pasaron a ser ‘democracias defectuosas’.

Un caso llamativo es el del Reino Unido. El ‘brexit’ mejoró su puntuación democrática, pues aumentó la participación política (uno de los ítems tenidos en cuenta en la medición), con el voto del 72 por ciento de la población, 11 puntos por encima del promedio de las elecciones generales de la última década. La clasificación de la democracia en el Reino Unido pasó de 8,31 en el 2015 a 8,36 el año pasado, lo que lo puso en el decimosexto lugar del escalafón de las ‘democracias plenas’.

En Europa del este, otro de los focos de atención que dejó la medición del índice, hay una profunda decepción popular con la democracia. El antiguo bloque comunista ha registrado la regresión más dramática desde el 2006. No hay un solo país que alcance la clasificación de ‘democracia plena’, a pesar de que 11 de los países incluidos en esta investigación son miembros de la Unión Europea. La gran mayoría son considerados ‘democracias defectuosas’ y autoritarias. Dentro del índice de democracias, Estonia es el país que está en primer lugar, en el puesto 29.

En África subsahariana la participación política ha aumentado de manera considerable en los últimos cinco años pero todavía está muy lejos de implementar una política democrática formal. A pesar de haber mejorado un poco en su puntaje democrático, aún debe mejorar aspectos como el funcionamiento del gobierno, las libertades civiles, la libertad de prensa y el pluralismo. Mauricio es el único país de esta región que se cataloga como ‘democracia plena’, los demás países son clasificados como regímenes híbridos y autoritarios.

Si hablamos del contexto internacional, la medición indica que ha habido una gran tendencia mundial, desde los años 70, a la disminución de confianza en el mundo occidental. De hecho, los registros demuestran que esta desconfianza se aceleró después del colapso del comunismo en 1989 y se profundizó después de la crisis financiera global del 2008, producto del colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos.

Como explica Miguel García, director del Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes, “nos encontramos ante una fase de un fuerte escepticismo de la ciudadanía frente a la democracia, lo que produce un retroceso de los valores de la misma en muchos países, como está pasando en Venezuela, Turquía y Estados Unidos”.

Descenso estadounidense

Lo que más resalta del estudio es que Estados Unidos pasó de ser clasificada como una ‘democracia plena’ a catalogarse como una ‘democracia defectuosa’.

Sandra Borda, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, explica que la explicación a dicho descenso puede encontrarse en el descontento generalizado hacia la clase política y la separación gradual entre los intereses del americano promedio y los de sus dirigentes. El reflejo más claro de todo esto es el triunfo de Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales. “La gente –explica Borda– ya no encuentra ningún tipo de resonancia en lo que ellos llaman el ‘establecimiento de Washington’, que son los políticos de toda la vida que provienen en su gran mayoría de ciudades grandes. La gente quería a alguien que hablara su ‘lenguaje’ y que tuviera sus mismas preocupaciones”.

Esta elección del presidente, de acuerdo con ‘The Economist’, fue un grito desesperado por un cambio en la sociedad estadounidense y en su sistema político. De acuerdo con el informe, Trump “se convirtió en beneficiario de la baja estima con la que los votantes estadounidenses percibían a su gobierno, los representantes electos y los partidos políticos”.

El informe de la Unidad de Inteligencia de ‘The Economist’ resalta que la calidad de la democracia ha retrocedido en el mundo por el desencanto de los ciudadanos hacia la clase política y sus instituciones. Pero puede que aún haya esperanza para la democracia porque, a través del voto, las personas están manifestando sus preferencias políticas y su descontento (casos como EE. UU., el referendo en Turquía y el ‘brexit’), lo que se traduce en más participación política, que se refleja en las urnas.

Colombia no es una ‘democracia plena’

En el escalafón global de ‘The Economist’, Colombia se encuentra en el puesto 57 con un puntaje de 6,67 sobre 10 y está catalogada como una ‘democracia defectuosa’. Las calificaciones más bajas las tuvo en sus cortos niveles de participación política (4,4) y cultura política (4,38), que son causados por los altos índices de abstinencia electoral y apatía política en el país.

Politólogos e internacionalistas consultados consideran que aunque Colombia tiene unas instituciones políticas “muy débiles”, en el país se llevan a cabo elecciones de acuerdo a un calendario electoral, se respetan los resultados de las elecciones, existe el derecho a disentir y a hacer oposición, hay libertad de prensa y hay un avance significativo en lo que respecta al reconocimiento de las diferencias, orientaciones, cultos e identidades.

CATALINA CABRERA MANTILLA
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA