Corrupción podría dejar en prisión a todos los expresidentes peruanos

Corrupción podría dejar en prisión a todos los expresidentes peruanos

Por el escándalo de Odebrecht, varios exmandatarios están siendo investigados.

fg

El expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) es acusado de recibir sobornos de Odebrecht.

Foto:

REUTERS

06 de febrero 2017 , 07:33 p.m.

El estallido del caso Odebrecht en Perú, con las primeras revelaciones que acusan directamente de recibir sobornos a las más altas instancias políticas del país, amenaza seriamente con dejar en prisión a todos los presidentes peruanos desde la recuperación de la democracia en 1980.

Odebrecht admitió haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre el 2005 y el 2014. Tan solo Fernando Belaúnde (1980-1985) y Valentín Paniagua (2000-2001), ambos fallecidos, quedarían al margen de la larga sombra de sospecha que se cierne sobre las personas que ostentaron la más alta magistratura de la República de Perú, una situación que varios analistas y periodistas del país califican de “traumática”, “confusa” y “vergonzosa”.

Los demás, Alan García (1985-1990 y 2006-2011), Alberto Fujimori (1990-2000), Alejandro Toledo (2001-2006) y Ollanta Humala (2011-2016), o están en la cárcel o afrontan investigaciones serias por corrupción o tienen a varios de sus colaboradores encarcelados y negociando su cooperación con la fiscalía.

Toledo, el más implicado

De todos estos, Fujimori es el que menos implicado aparece, de momento, en el caso Odebrecht, cuyas coimas millonarias comenzaron a darse después de su gobierno.

El más comprometido, por ahora, es Toledo, después de que el exdirector de la compañía brasileña en Perú Jorge Barata confesó a la fiscalía que pagó 20 millones de dólares al expresidente para ganar la licitación de una carretera.

(Le puede interesar: Esposa de Alejandro Toledo sale en su defensa y ataca a Kuczynski)

Incluso, la Fiscalía de Perú anunció este lunes formalmente una investigación penal contra el exmandatario por los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos por el cobro de coimas para favorecer a Odebrecht.

Toledo, quien se encuentra en París y tiene previsto viajar a EE. UU. para reincorporarse a su trabajo como investigador en la Universidad de Stanford, negó haber recibido sobornos y acusó a sus “enemigos” de impulsar esta acusación.

Por su parte, Humala es investigado formalmente por el presunto delito de lavado de activos en agravio del Estado. Además, sobre Humala y su mujer, Nadine Heredia, pesan sendos impedimentos legales que los obligan a contar con una autorización judicial expresa para ausentarse de su lugar de residencia, cambiar de domicilio o salir del país.

La acusación sobre ellos es la de haber recibido fondos del expresidente de Venezuela Hugo Chávez y de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para financiar las campañas electorales del 2006 y el 2011 del Partido Nacionalista que presidían.

García es quien más duramente ha criticado a los acusados de recibir coimas de Odebrecht desde su cuenta de Twitter, calificándolos de “ratas”. Pero también ha sido salpicado por las detenciones de inmediatos colaboradores.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA