Segunda explosión en Bolivia que deja 4 muertos fue atentado

Segunda explosión en Bolivia que deja 4 muertos fue atentado

El sábado pasado se registró otra que dejó ocho muertos y 47 heridos, según autoridades. 

Explosión en Oruro, Bolivia

Esta imagen muestra el lugar donde se produjo la explosión del pasado sábado, que dejó ocho muertos.

Foto:

Martin Alipaz / EFE

14 de febrero 2018 , 12:39 p.m.

Como un atentado fue calificada la segunda explosión que se registró el martes en la ciudad boliviana de Oruro, donde el sábado pasado se registró otra que dejó ocho muertos y 47 heridos, confirmó el presidente Evo Morales, quien instruyó una investigación.

"Muy consternado y preocupado porque nuevamente la tragedia y muerte de inocentes enluta al país con nueva explosión en Oruro", afirmó el mandatario desde su cuenta personal en Twitter.

Señaló por la misma vía que "he instruido una investigación rápida y exhaustiva hasta encontrar las causas", mientras el gobernador de la región de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, afirmó que "estamos seguros que este es un atentado criminal".

Aunque Morales mencionó la "muerte de inocentes", medios locales confirmaron la muerte de cuatro personas en el atentado, registrado a poca distancia del producido el sábado.

La empresa estatal boliviana YPFB descartó que esta explosión fuera producto de una fuga de gas domiciliario. "No fue producto de ninguna fuga de gas domiciliario", aseguró en un comunicado Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB).

La compañía añadió que fue la onda expansiva la que "causó daños en una cámara de control de la red" de distribución en la zona donde se produjo la explosión, "por lo que se descarta que el suceso fuese a causa del servicio de gas domiciliario".

El servicio técnico de la empresa cortó el suministro de gas en el área del suceso y "actuó de forma inmediata verificando cualquier fuga" con el fin de garantizar la seguridad, añadió. YPFB comunicó que el servicio será restablecido en las próximas horas, a la vez que transmitió sus condolencias a las familias de las víctimas.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, confirmó que los dispositivos de seguridad e inteligencia de la Policía detuvieron el martes a tres personas.

La segunda explosión se produjo a poca distancia de la primera, en una calle de Oruro, que causó temor en la ciudad de unos 500.000 habitantes, de preponderante actividad minera. La cercanía de los dos hechos es un motivo de investigación, según Romero.

Oruro fue el sábado y domingo la capital de la festividad folclórica y religiosa más importante de Bolivia, donde miles de danzarines bailan a lo largo de unos cuatro kilómetros de calles y avenidas.

Aumentan a cuatro los fallecidos

El número de fallecidos aumentó a cuatro y nueve heridos siguen hospitalizados, mientras prosigue la investigación del suceso tras haberse encontrado restos de explosivo en el lugar, informaron este miércoles fuentes oficiales.

El comandante general de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza, declaró a los medios en La Paz que dos de los fallecidos en la explosión de ayer son menores. Mendoza indicó que en el lugar del suceso fue encontrado un contenedor de plástico "triturado", con un "fragmentado de aluminio" y restos de un detonador para "más de tres kilos de dinamita".

Por su parte, el ministro de Defensa de Bolivia, Javier Zavaleta, declaró al canal de televisión Red Bolivisión que son tres los detenidos como "sospechosos" en relación con el suceso.

Estas personas estaban presuntamente en el lugar en el momento de la explosión, aunque la autoridad precisó que por ahora no se puede determinar que sean autores materiales. "No descartamos ninguna hipótesis", comentó sobre la causa del suceso, que se produjo cerca de donde el pasado sábado otra explosión provocó ocho muertos y cuarenta heridos en esa misma ciudad del altiplano andino.

Zavaleta indicó que no se descarta "la posibilidad de que sean dos eventos coordinados".

La Policía Bolivia mantiene que la explosión del sábado se debió a una fuga de gas accidental en una garrafa de un puesto ambulante de comida, aunque el ministro apuntó que aún quedan "cabos sueltos" en la investigación.

La difusión en redes sociales de "audios editados, no espontáneos, con efectos especiales de fondo, que parecen actuados", con testimonios de supuestos testigos del suceso de ayer al poco de que ocurriera, hace sospechar de "una operación" organizada, dijo. "No descartamos que sea coordinada con la del sábado, pero se está investigando", subrayó.

No obstante, aseguró a este medio que no existe motivo para temer nuevas explosiones y está desplegado un dispositivo de la Policía de Bolivia en la ciudad, de unos 285.000 habitantes. El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, calificó el martes de "acto criminal" la explosión.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, manifestó haber instruido "una investigación rápida y exhaustiva hasta encontrar las causas".

AFP y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.