Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Capturan a Eduardo Cunha, arquitecto del juicio político a Rousseff

Lunes 5 de diciembre de 2016
Latinoamérica

Capturan a Eduardo Cunha, arquitecto del juicio político a Rousseff

La justicia brasileña dijo que como presidente de la Cámara usó su cargo para su propio interés.

Por:  Con AFP y EFE | 

Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil.

Foto: Reuters

Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil.

0

compartidos

La Policía brasileña arrestó este miércoles al ultraconservador exdiputado Eduardo Cunha, cerebro del proceso de destitución a la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, quien era investigado por su vinculación con la corrupción en Petrobras.

Cunha "fue detenido en Brasilia, podemos confirmar", dijo un asesor de la Policía, sin ofrecer más detalles.

(Además: Tras salida de quien ayudó a destituir a Rousseff, vendrían más caídas)

Eduardo Cunha impulsó meticulosamente el juicio político o de destitución de la presidenta Dilma Rousseff desde su puesto como jefe de los diputados y consiguió mantenerse en el centro del poder, pero en mayo pasado la justicia llegó a su puerta acusándolo de usar el cargo para su propio interés. (Lea también: Editorial: Dilma, fin de una era)

Hábil y maquiavélico político de 57 años, que también está acusado de corrupción en el escándalo de sobornos y contratos amañados en la estatal Petrobras, conocido como 'Lava Jato', Cunha fue apartado de sus funciones a través de una medida cautelar emitida por el juez de la Corte Suprema Teori Zavascki, confirmada por el resto del cuerpo judicial.

De estar en la cresta de la ola cuando en diciembre de 2015 acogió el pedido de destitución de la debilitada presidenta, actualmente él mismo ve cómo el cerco se estrecha a su alrededor en momentos en que figura como segundo en la línea de sucesión detrás del vicepresidente, Michel Temer, en caso de que Rousseff sea marginada del poder.

“No existe la menor duda de que el investigado no posee condiciones personales mínimas para ejercer, en este momento, en su plenitud, las responsabilidades del cargo de presidente de la Cámara de Diputados, pues no califica para la sustitución de la Presidencia de la República”, señala el fallo de Zavascki.

(Le puede interesar: Detienen a Guido Mantega, ministro de Economía de Lula y Rousseff)

El gobierno vio en la decisión de aprobar el pedido de destitución un acto de “venganza” contra la mandataria, por no haber impedido que su Partido de los Trabajadores (PT) apoyara el proceso que la Comisión de Ética de la Cámara le había abierto a Cunha por ocultar cuentas bancarias en Suiza.

El trámite sería equivalente a un juicio político, pero Cunha supo moverse para dilatar ese proceso que corría en paralelo al pedido de la Fiscalía para que fuese apartado de su cargo. No en vano lo llaman el Frank Underwood brasileño, en referencia al inescrupuloso personaje de la serie 'House of Cards'. Francis Underwood “es ladrón, homosexual y asesino. Yo no”, ha replicado Cunha en más de una ocasión.

Vínculos

Su vínculo con los casos de corrupción había mermado parte de su fuerza y le significó amplia reprobación pública, pero este economista había conseguido seguir en su puesto moviendo los hilos de la Cámara. El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, había pedido en diciembre pasado a la Corte Suprema que apartara a Cunha de su cargo acusándolo de usar el puesto en interés propio y con fines ilícitos.

Cunha es, además, el único político brasileño con fuero en ser juzgado por el máximo tribunal. La Fiscalía lo denunció el año pasado por corrupción y lavado de dinero vinculado a la red de sobornos de Petrobras. La Corte Suprema acogió la acusación en marzo.

(También: Cae Antonio Palocci, exministro de Lula da Silva, por caso Odebrecht)

Según las investigaciones contra Cunha, evangélico de tendencia ultraconservadora, este posee una flota de 28 automóviles, entre la que sobresale una Porsche Cayenne, que está a nombre de una empresa de tapadera llamada Jesus.com, en honor a Jesucristo. También viaja a menudo al extranjero, donde frecuenta hoteles y restaurantes de lujo y donde su mujer, la periodista Claudia Cruz, despilfarra fortunas en tiendas de primeras marcas, con dinero procedente de las cuentas secretas que Cunha posee en Suiza y cuya existencia, tras muchas negativas, tuvo que acabar reconociendo.

Desde que asumió la presidencia de la Cámara de Diputados en el 2011, torpedeó numerosas iniciativas oficialistas e impulsó proyectos de corte conservador que causaron urticaria en las filas del PT de Rousseff.

Este ferviente evangélico ha tratado de impulsar proyectos de ley polémicos, con los cuales pretendía, entre otras cosas, restringir la definición de la familia como la unión “entre un hombre y una mujer”, criminalizar la “heterofobia” o poner más trabas al aborto.

Con AFP y EFE

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Revuelo en México por asesinato de juez que revisó caso del 'Chapo'

Siguiente

Editorial: Presupuesto a la brava

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad