Ecuador toma rumbo a una segunda vuelta incierta

Ecuador toma rumbo a una segunda vuelta incierta

Lenín Moreno no consiguió la ventaja necesaria. Enfrentará 'alianza' opositora liderada por Lasso.

Ecuador toma rumbo a una segunda vuelta incierta

Ecuador toma rumbo a una segunda vuelta incierta

Foto:

Archivo particular

22 de febrero 2017 , 02:16 a.m.

Aunque los resultados oficiales del ciento por ciento aún no han sido publicados oficialmente, la tendencia “no podrá alterarse” y el resultado de las elecciones presidenciales del pasado domingo 19, en Ecuador, determinan que habrá una segunda vuelta electoral, el 2 de abril, entre el candidato oficialista Lenín Moreno y el líder del partido de derecha Creo, Guillermo Lasso.

Con el 95,7 por ciento de votos escrutados, Moreno se impuso con el 39,24 por ciento de los votos sobre Lasso, que se hizo al 28,32 de los sufragios de cerca de los 13 millones de ecuatorianos empadronados en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Esto significa un fuerte golpe para el movimiento político del saliente presidente Rafael Correa, pues ahora, más que nunca, se abren las posibilidades de que pierda las elecciones si la masa opositora logra organizar una gran alianza contra el partido que ha dominado la vida política del país en la última década.

El desgaste del Gobierno, la crisis económica y los escándalos de corrupción pasaron factura, y Moreno no tiene el carisma de Correa. Además, fueron en suma más los votantes que no apoyaron al candidato correísta, aunque no es claro si prefieran a Lasso, pues en amplios sectores de la sociedad ecuatoriana su nombre se relaciona a la crisis bancaria de los 90 que llevó a miles de ecuatorianos a emigrar en busca de mejores oportunidades.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, señaló en rueda de prensa que el conteo final “no podría cambiar porque tenemos una tendencia marcada”. Sin embargo, se negó a afirmar oficialmente que habrá segunda vuelta.

Pese a las afirmaciones de la autoridad electoral, los partidarios de Lasso y ciudadanos que se apostaron en las calles aledañas al edificio donde se realiza el conteo permanecían anoche en ‘vigilia por la democracia’ “hasta que se oficialice la segunda vuelta”. Brotes de protestas se registraron en otras ciudades.

“Lasso tiene clara capacidad para enrumbar la economía sacándola de la crisis económica que heredamos de Correa, y el candidato a vicepresidente, Andrés Páez, va a judicializar los innumerables casos de corrupción de este Gobierno”
, dijo a EL TIEMPO Gabriel Orihuela, de Creo.

A pesar de lo que es interpretado en el país como un duro revés a su aspiración por no haber obtenido la diferencia necesaria sobre Lasso, la confianza no se pierde en la tienda del gobiernista movimiento Alianza País. “Los volveremos a derrotar, así como ya lo hemos hecho anteriormente”, señaló Moreno al aceptar que el millón de votos sobre su rival no hizo la diferencia para ponerlo ganador en primera vuelta.

Pero las proyecciones no se muestran fáciles para el oficialismo. Excandidatos presidenciales que terciaron contra Correa como Cynthia Viteri, del partido Socialcristiano, y quien ocupó el tercer lugar en la elección, anunciaron públicamente que apoyarán a Lasso en la segunda vuelta.

En el mismo sentido se pronunciaron Lucio Gutiérrez, dirigentes empresariales, dirigentes de izquierda y líderes indígenas.

A juicio del analista y catedrático Jorge León, “los resultados en una segunda vuelta son muy inciertos, porque los votos no son endosables a pesar de que los líderes de las tiendas partidistas se pronuncien en favor o en contra de uno de los candidatos (...). Es posible que el número de indecisos se incremente porque hay muchos ciudadanos que no comulgan con la ideología neoliberal y el estigma de banquero que tiene el señor Lasso; y por otro lado hay muchos que condenan el estilo de gobierno autoritario del presidente Rafael Correa y las denuncias de corrupción que surgieron en los últimos meses”.

Para el analista Simón Pachano, en diálogo con la agencia AFP, una segunda vuelta puede tener resultados sorpresivos, porque “no es casual que Ecuador sea el país donde más veces se ha producido la reversión del resultado de primera vuelta”.

La efervescencia de la campaña y la lucha por el poder podría llevar a que el “baratillo de ofertas y ofrecimientos” sea la tónica que intente convencer a los ecuatorianos, pero que en la práctica podrían ser imposibles de cumplir por una economía en crisis que heredará el próximo gobierno, señaló León.

Ahora bien, si gana Lasso, la gobernabilidad del país también estará en riesgo, toda vez que el oficialismo, aunque menguante, volverá a tener una considerable mayoría en la Asamblea Nacional. Cualquier cosa puede pasar.

ANA LUCÍA ROMÁN
Para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA