Con cargo diplomático, Ecuador buscó darle la libertad a Assange

Con cargo diplomático, Ecuador buscó darle la libertad a Assange

Expertos dicen que gobierno de Lenín Moreno heredó un problema con asilo al fundador de Wikileaks.

Julian Assange

Assange colgó hace poco en Twitter una foto en la que aparece con una camiseta de la selección de fútbol de Ecuador.

Foto:

Twitter: Julian Assange

11 de enero 2018 , 09:21 p.m.

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, confirmó que el 12 de diciembre Ecuador concedió al fundador de Wikileaks, Julian Assange, la nacionalidad, bajo la figura de naturalización, con el fin de acreditarlo ante el Reino Unido como “agente diplomático ecuatoriano”. 

Ese estatus le permitiría abandonar la embajada ecuatoriana en Londres, donde se autoexilió desde el 19 de junio del 2012, luego de evadir un arresto domiciliario para evitar su extradición a Suecia, donde enfrentaba cargos judiciales por una supuesta agresión sexual.

Assange, de origen australiano y considerado un hacker informático, ha sido acusado de divulgar información confidencial del Gobierno estadounidense a través de su portal Wikileaks, pero EE. UU. no ha iniciado un expediente en su contra.

Actualmente debe enfrentar a la justicia británica por violación a su libertad condicional, considerada una causa penal autónoma, ante la cual el Reino Unido ha dado claras muestras de no querer declinar.

La acción diplomática, considerada por Espinosa como un recurso “exploratorio” para otorgarle a Assange un nivel adicional de protección, no prosperó y fue negada por Londres.

“Ecuador sabe que la manera de resolver este asunto es que Julian Assange abandone la embajada para enfrentarse a la justicia”, señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido.

Pero para el jurista Ramiro García Falconí, “otorgarle a Assange la nacionalidad ecuatoriana no puede ofrecerle más protección que la propia nacionalidad australiana”.

Ecuador sabe que la manera de resolver este asunto es que Julian Assange abandone la embajada

Pero si esa nacionalidad buscó otorgarle el estatus diplomático para que pudiera salir de la embajada hacia Ecuador u otro país, “se estaría jugando con la figura de la nacionalización, lo que sería gravísimo, tomando en cuenta que se trata de la canciller”, agregó.

Sin embargo, Espinosa insiste en que Ecuador busca una solución humanitaria definitiva. “Una persona no puede vivir en esas condiciones para siempre”, afirmó, al agregar que al actual gobierno “le ha correspondido buscar alternativas para resolver esta situación heredada”.

La canciller ecuatoriana dijo que se “han explorado varias alternativas” para “una solución justa para las partes involucradas, en el marco del derecho internacional”, y que Ecuador busca otras vías, en diálogo con el Reino Unido, “como una posible mediación internacional”.

Según el analista Joaquín Hernández, el Gobierno hace lo posible por librarse de un huésped incómodo, que fue asilado políticamente por el gobierno de Rafael Correa, en busca de un protagonismo internacional.

García puntualiza que Assange, con la anuencia del anterior gobierno, irrespetó las condiciones de un asilo político y desde la embajada en Londres fue vocero de la política internacional de Ecuador, en relación al proceso del considerado espía estadounidense Edward Snowden.

El analista recordó que en su condición de asilo, Assange filtró miles de documentos relacionados con la campaña de la excandidata presidencial de EE. UU., Hillary Clinton. “Esto es una violación clarísima del régimen de asilo”, resaltó el jurista.

Durante la última campaña presidencial en Ecuador, Assange se confrontó con el excandidato Guillermo Lasso, y el actual presidente, Lenín Moreno, le dijo que no interviniera “en la política ecuatoriana ni en la política de los países amigos”, advirtiéndole que su condición (de asilo) no le permitía “hablar acerca de la política de los países”, menos de Ecuador.

De acuerdo con García Falconí, lo que le queda por hacer a Ecuador es llegar a acuerdos con el Reino Unido para que Assange pueda enfrentar el proceso legal con plenas garantías y cerrar ese tema.

Por ahora, Ecuador tiene un nuevo ciudadano, con cédula de ciudadanía emitida en la provincia de Pichincha, cantón Quito, la capital ecuatoriana.

ANA LUCÍA ROMÁN
Para EL TIEMPO
Quito

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.