Economía de Latinoamérica, el ‘patito feo’ en el mundo

Economía de Latinoamérica, el ‘patito feo’ en el mundo

Tras dos años malos, crecerá 1,1 % en 2017; y el mundo, el 2,7. En Venezuela, crisis aumenta.

Economía en América Latina

Las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, registrarán un crecimiento promedio de 0,6.

Foto:

Pedro Pardo / AFP

11 de junio 2017 , 12:00 a.m.

América Latina está saliendo más lentamente de lo que debería del bache económico en el que había caído desde hace dos años y, en el 2017, será de las regiones que menos contribuirán al crecimiento mundial con apenas el 1,1 por ciento.

Esto es particularmente delicado, pues con ese pobre crecimiento de las economías y un aumento poblacional que en la región es superior a esa cifra, las condiciones en materia de ingreso para los ciudadanos se deterioran.

Y es que según las proyecciones que hace pocos días presentó el Banco Mundial, el producto interno bruto (PIB) del globo crecería el 2,7 por ciento este año y el 2,9 por ciento en el 2018, a un ritmo ligeramente más elevado que el registrado en el 2016, cuando fue de 2,4 por ciento.

De todas maneras, hay que tener en cuenta que un cálculo inicial en abril pasado del Fondo Monetario Internacional había mostrado un mayor optimismo al elevar sus estimaciones de crecimiento por primera vez en dos años.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) sostiene que la expansión estimada del 1,1 por ciento es positiva, tras un par de años malos.

En diálogo con EL TIEMPO, el chileno Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, dijo que “las regiones sur y norte se han comportado diferente. Mientras que América Central ha estado registrando un crecimiento más fuerte, en un contexto de recuperación vigorosa de Estados Unidos y Europa, América del Sur es más débil”.

Tanto los precios de las materias primas, sobre las cuales los países del sur soportan gran parte sus economías, como el comercio mundial han estado mostrando unas cifras malas, lo que explica el bajón de la región.

El funcionario del organismo regional le dijo a este diario que “actividades como la producción y la inversión han estado bajando, y uno de los grandes soportes había sido el consumo interno”, pero para mantener el dinamismo del crecimiento se requiere una mayor inversión, aumentar la producción y el empleo.

Un informe de la Cepal resalta que la inversión en infraestructura es clave, pues se encuentra en la base de un crecimiento sustentable. En dicho informe se destaca que las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, sobre todo petróleo, minerales y alimentos, registrarán un crecimiento promedio de 0,6, el cual vendrá de un aumento de la demanda externa y de los precios de esos productos que resultarán más altos que en el 2016.

Pero las estrellas de la región este año sin duda serán las economías de Centroamérica, con una tasa de crecimiento de 3,6 por ciento. Titelman destacó que Panamá crecerá el 5 por ciento; y la República Dominicana, el 4.

En el caso de Brasil, el gigante suramericano crecerá apenas 0,4 por ciento luego de una recesión de dos años, en medio de un ámbito político negativo por los escándalos de corrupción.

México, según la Cepal, crecerá el 1,9 por ciento, por debajo del 2016, aunque se espera que con la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados unidos y Canadá (Nafta) no salga tan perjudicado y se recupere la inversión.

Titelman dijo que Colombia crecería el 2,4 por ciento, aunque afirmó que “somos conscientes de que el Banco de la República y el Gobierno han disminuido sus proyecciones”. En ese contexto, el funcionario dijo que “la Cepal actualizará las nuevas expectativas en julio”. Un caso aparte es Venezuela, que, según el organismo, este año va a presentar una recesión superior al 7,2 por ciento y con una perspectiva en el plano político que no es halagüeña.

Federico Steinberg, investigador principal del Real Instituto Elcano de España, le dijo a EL TIEMPO que la crisis de Brasil en los últimos años ha sido tan grave que el país ha perdido más PIB que durante toda la llamada ‘década perdida’ (crisis de varios países latinoamericanos en los 80 y parte de los 90), aunque destaca que en esta oportunidad “no se ha requerido de un plan de rescate por parte del FMI, pues hay más capacidad de aguantar una recesión y además ese país podrá soportar mejor la actual crisis política”.

Sin embargo, dijo que la “recuperación lenta, con el leve crecimiento positivo, será insuficiente frente a como vienen creciendo los países desarrollados y otros bloques económicos”.

Finalmente, indicó que en Venezuela la interrelación entre economía y política es complicada y va a tardar en solucionarse.

HOLMAN RODRÍGUEZ M.
Redacción Internacional
En Twitter: @holmanrodriguez

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA